Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Sociedad

La psicosis por la aparición de payasos diabólicos se extiende a Europa

A dos semanas para Halloween, las autoridades temen que haya más imitadores.

Atlas. Madrid 17/10/2016 a las 06:00



 
Los "payasos diabólicos" aparecen de forma inesperada en calles solitarias, atemorizan a la población con su indumentaria terrorífica y han desatado la histeria colectiva sobre todo en EE.UU. Lo que empezó como una especie de broma macabra se ha convertido en una peligrosa moda que tiene en jaque a la policía.

En Toronto varios colegios han recibido amenazas, y en el estado de Oregón se han organizado batidas para cazar payasos. El miedo se ha extendido a Europa donde también preocupa este fenómeno. En Suecia la policía busca a un hombre disfrazado de payaso que apuñaló a otro por la espalda y en Reino Unido las llamadas a la policía se han disparado. En España ya tenemos que hablar de un caso.

La psicosis es tal que una conocida cadena estadounidense de comida rápida ha tenido que prescindir de las actuaciones de su famoso payaso y en Noruega una empresa ha dejado de vender el disfraz.

También en las redes se han encendido todas las alarmas. En Twitter se ha creado un perfil donde los usuarios comparten sus experiencias de avistamientos. Una horripilante moda que puede haber tenido como fuente de inspiración el cine. Un ejemplo: el payaso de IT, la película de Stephen King y cuya nueva versión está a punto de estrenarse. Sin tener que recurrir a la ficción, en Estados Unidos muchos se acuerdan todavía del psicópata que en los 70 asesinó a 33 jóvenes.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual