Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Japón

Yamato de la selva

​Hallan sano y salvo al niño japonés de siete años perdido en un bosque, donde sobrevivió gracias a su ingenio y al agua.

José Luis Álvarez 04/06/2016 a las 06:00
Etiquetas
Yamato Tanooka.Reuters

¿Cómo puede sobrevivir un niño de siete años durante seis días, en medio de un bosque plagado de alimañas? En esa situación, solo tiene dos opciones: o quedarse llorando en el sitio donde se perdió o intentar buscar un lugar en el que guarecerse. Y esto último es lo que hizo Yamato Tanooka, el protagonista de una historia con final feliz que durante casi una semana ha tenido en vilo a todo Japón.

A la edad de este muchacho no hay muchos pequeños que vean el programa 'El último superviviente', que presenta el exmiembro de las Fuerzas Especiales británicas, Bear Grylls -alguno habrá-; tampoco se emite en la actualidad la serie 'MacGyver', por lo que Yamato no sabía construir un refugio, ni hacer señales para pedir socorro. Por ello no tuvo más remedio que echar a andar.

El pasado fin de semana estaba con sus padres y su hermana mayor dando un paseo por un bosque en la isla japonesa de Hokkaido. Al parecer, se había dedicado a tirar piedras contra los coches, por lo que sus padres decidieron darle un escarmiento. Cuando regresaban a casa le obligaron a bajarse del coche y siguieron su camino. Unos 500 metros más adelante dieron la vuelta, pero el pequeño había desaparecido.

Un dispositivo integrado por unas 200 personas batió el bosque en busca de Yamato. Conforme pasaban las horas aumentaban los temores. En esta zona hay osos y otras alimañas que podían haber atacado a Yamato. Además, el niño no llevaba comida ni bebida.

Pero la realidad fue otra. Ayer, unos militares que realizaban unas maniobras acudieron hasta unos barracones del Ejército abandonados para descansar. Para su sorpresa, de la oscuridad de uno de los edificios apareció la figura de un niño. No hubo dudas: era Yamato. Los militares comunicaron rápidamente el hallazgo y la noticia corrió como la pólvora. Las televisiones japonesas interrumpieron la programación para anunciar el feliz hallazgo.

Según explicó el pequeño a los soldados, tras vagar por el bosque encontró estas edificaciones, ubicadas a 5,5 kilómetros de donde lo dejaron sus padres. Allí bebió agua de un grifo. Para dormir y guarecerse del intenso frío de la zona -la isla está al norte del archipiélago nipón-, el pequeño ingenió una especie de cabaña amontonando y enrollando colchones. Efectivos de las Fuerzas de Autodefensa japonesas evacuaron a Yamato a un hospital, donde fue puesto en observación durante 24 horas. Aparte del hambre que dijo que tenía y que sació en un primer momento con unas bolas de arroz, el niño presentaba rasguños en brazos y piernas, fruto de las zarzas del bosque.

El padre del pequeño, Takayuki Tanooka, se disculpó ante todo Japón "por haber creado todos estos problemas" y explicó que también pidió perdón Yamato. Otra cosa es lo que decida la justicia nipona ante una imprudencia que pudo haberle cosatado la vida al pequeño, ahora considerado como un auténtico superviviente.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual