Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Tanatorios

Los tanatorios habilitan espacios infantiles ante el aumento de la presencia de niños en un 30%

Las empresas plantean habilitar espacios pensados para leer, pintar, dibujar y jugar.

Europa Press. Madrid Actualizada 22/10/2015 a las 18:07
Actividades pensadas para niños en Aragón.

La presencia de los niños en los tanatorios españoles ha aumentado un 30% con respecto a 2014 produciéndose un cambio de tendencia, según ha detectado el Grupo ASV Servicios Funerarios, que propone habilitar espacios pensados para los menores con mesas para leer, pintar, dibujar y jugar, una experiencia piloto que ya han comenzado en algunos centros.

Esta idea se enmarca en una serie de iniciativas que el Grupo ha puesto en marcha ante este aumento de la presencia infantil en los tanatorios, para facilitarles el proceso de duelo, y ante la celebración el próximo 1 de noviembre del Día de Todos los Santos.

El grupo reconoce que muchos padres se plantean "si los niños deben asistir al tanatorio o al funeral cuando fallece uno de sus seres queridos" y constata que cada vez son más los menores que acuden.

"Ante esta nueva tendencia y en nuestro empeño por normalizar el tratamiento de la muerte en nuestro país, hemos querido poner en marcha ciertas iniciativas de acogida a los más pequeños, muchas veces, los grandes olvidados por los adultos en el momento de la despedida y en los procesos de duelo", explica la responsable de RSC del Grupo ASV, Sonia Carricondo.

En este sentido, el Grupo ha editado un cuaderno de colorear para el público infantil titulado 'Y entonces la oruga, se convirtió en mariposa' en el que se ilustran las diferentes emociones y sensaciones que forman parte del duelo en los niños: rabia, incomprensión, tristeza, miedo, amor y aceptación.

Cada una de estas etapas se plasma en el libro con dos dibujos, uno donde se ilustra y expresa esa emoción y otro en el que se presenta un 'mandala' con mensaje que busca ayudar a los niños a manejar sus emociones.

"Nos hemos inspirado en el valor terapéutico de dibujar mandalas, considerada una técnica de relajación", añade Carricondo. Así, por ejemplo, en la emoción de la tristeza se pide al niño pintar despacio un mandala con forma de lágrima, mientras que en la de la rabia, se le invita a colorear con fuerza.

Además, a lo largo del cuadernillo, en el que ha participado el Equipo de Servicio de Apoyo a la Pérdida de Alicante, se utiliza el símil del proceso de transformación de la oruga en mariposa. El libro, dirigido a niños de entre 4 y 8 años, se distribuirá gratuitamente a partir de noviembre entre los menores que visiten los diferentes centros del Grupo.

Guía para padres

En la misma línea, la compañía de seguros Meridiano, del Grupo ASV, ha creado una guía infantil en colaboración con psicólogos expertos para que los padres puedan explicar a sus hijos qué es la muerte. Los contenidos han sido elaborados por un equipo de expertos liderados por la psicóloga Nuria Javaloyes.

Entre los siete apartados del libro, destacan: Cómo entienden y afrontan los niños la muerte; Diferencias en función de la edad; Cuándo y cómo comunicarles la mala noticia; Fases del duelo en los niños y consecuencias emocionales; o cómo volver a la rutina en casa y en el colegio.

El impulsor de esta iniciativa, Víctor Humanes, director de Marketing de Seguros Meridiano espera que esta guía contribuya "a la normalización y aceptación del gran tabú de la sociedad actual, la muerte". El libro se puede descargar de forma gratuita en la página web de Meridiano y también se puede recoger en las 65 oficinas que tiene en España.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual