Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Curiosidades

​Hallan huellas de un tsunami de 170 metros hace 73.000 años en Cabo Verde

El mega-tsunami ha sido descrito ahora por geofísicos en la revista 'Science Advances'.

Europa Press. Madrid Actualizada 05/10/2015 a las 11:26
Etiquetas

Cuando el flanco oriental de un volcán en Cabo Verde colapsó hace unos 73.000 años, generó una enorme ola que se elevó a 170 metros de altura antes de estrellarse en una isla cercana. El mega-tsunami, descrito ahora por geofísicos en la revista 'Science Advances', es uno de los más grandes en el registro geológico.

Este tipo de eventos apocalípticos podría suceder otra vez, aunque es imposible decir cuándo o dónde, dice Ricardo Ramalho, un geofísico de la Universidad de Bristol y co-autor del estudio de Cabo Verde. "La mayoría de estos jóvenes volcanes oceánicos - como en las Azores y las Islas Canarias y Hawaii - son increíblemente altos y escarpados, por lo que la energía potencial de que un colapso suceda nuevamente está ahí", dice.

Los flancos de algunos volcanes oceánicos colapsan periódicamente. Enormes cantidades de roca se deslizan hacia abajo y desplazan el agua por debajo, lo que provocó los tsunamis. Un colapso volcánico en Hawaii hace unos 100.000 años, por ejemplo, genera un megatsunami que inundó la tierra en elevaciones más altas de 300 metros. Los mecanismos detrás de estos deslizamientos masivos no están todavía bien entendidas.

En 2011, un equipo de geólogos europeos publicaron evidencias de tsunamis de tamaño moderado que golpearon la isla de Santiago, en el archipiélago de Cabo Verde, ante la costa de Senegal. Según el estudio, los hechos ocurrieron hace unos 100.000 años, cuando el volcán oceánico Fogo colapsó gradualmente a 55 kilómetros de distancia.

Al leer ese documento, Ramalho recordó que, mientras estaba realizando una investigación doctoral sobre la isla de Santiago en 2007, se había dado cuenta de rocas misteriosas esparcidas en una amplia meseta a unos 200 metros sobre el nivel del mar. Se dio cuenta de que extraer las rocas de los acantilados y empujarlas hasta arriba habría requerido una onda mucho más grande que las sugeridas por el estudio de 2011.

Ramalho y sus colegas volvieron a Santiago y tomaron muestras de las rocas. Encontraron que estaban compuestas de un tipo de roca que se encontró sólo alrededor de los bordes de la meseta. Un rastro de escombros caótico - incluyendo fósiles marinos - también hablaba de un tsunami. Calcularon que una ola lo suficientemente potente como para llevar la piedra más grande habría alcanzado por lo menos 170 metros de altura, ya que llegó a la costa para llegar a alturas de hasta 270 metros.

Para fechar el tsunami con más precisión, colaboradores en el Observatorio Terrestre Lamont-Doherty de la Universidad de Columbia en Palisades, Nueva York, midieron las concentraciones de isótopos de helio en los escombros de roca.

Cuando los rayos cósmicos del Sol golpean minerales como el olivino en este tipo de roca, se produce helio-3. Mediante la medición de la cantidad de helio-3 en las superficies de roca que han estado expuestas desde el golpe de la ola, se podría decir cuánto tiempo hace que se produjo el evento. El análisis estableció claramente el desastre hace aproximadamente 73.000 años.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual