Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Historia

Una exposición desvela la relación epistolar de Fernando el Católico y el Gran Capitán

Se inaugurará en el Álcazar de Toledo, sede del Museo del Ejército, el 24 de septiembre.

Lidia Yanel (Efe). Toledo Actualizada 07/09/2015 a las 08:32
Etiquetas
Una de las cartas que dirigió el Gran Capitán a Fernando el Católico.Efe

La confianza que existió entre Fernando el Católico y el Gran Capitán y la lealtad al rey se atisba en la relación epistolar, inédita, que el Museo del Ejército va a mostrar dentro de una exposición homenaje a Gonzalo Fernández de Córdoba que incluye documentos cifrados que aún no han podido ser transcritos.

En el Alcázar de Toledo, sede del Museo del Ejército desde 2010, se ultima la exposición temporal sobre el Gran Capitán, Gonzalo Fernández de Córdoba, en el quinto centenario de su fallecimiento, que se inaugurará el 24 de septiembre y estará abierta al público hasta el 31 de enero de 2016.

El comisario de la exposición, el coronel Jesús Ansón, ha avanzado el contenido y el homenaje que se pretende al Gran Capitán, una figura sobre la que se ha escrito mucho, de Quevedo a Cervantes, y que era "lo que hoy llamaríamos un líder", que conseguía aunar esfuerzos en una única dirección y en los momentos más difíciles "llevaba a sus hombres a la victoria".

"Es el primer caballero del Renacimiento, con una formación humanística grande y, también, un gran negociador", ha apuntado Ansón.

Y ha añadido que el Gran Capitán siempre trataba de anticipar la negociación al combate: "El enfrentamiento físico era su última opción. Siempre tuvo el pensamiento de llegar a un acuerdo antes que el combate, y hubo veces que lo logró y otras que no".

El comisario, que lleva año y medio inmerso en la preparación de esta exposición, ha resaltado que una de las primeras cualidades de Gonzalo Fernández de Córdoba (1453-1515) fue "su gran lealtad" a los Reyes Católicos.

Incluso cuando el rey lo llamó de Napolés y le hizo regresar a España, a Loja (Granada), donde murió a los 62 años, Ansón mantiene que la relación personal entre Fernando y Gonzalo "fue buena en todo momento" y que lo que se puede entender como "desagradecimiento" del monarca se debió más a la "complicada" situación política del momento que al ámbito personal.

La exposición se articula en torno a cinco grandes áreas, desde su nacimiento hasta sus servicios a los Reyes Católicos, las campañas que dirigió y el mito.

Una parte destacada de la muestra serán los documentos, algunos inéditos, del archivo particular de la Casa Ducal de Maqueda, que desvelan la relación epistolar entre el rey y su capitán.

Fernando el Católico marcaba al Gran Capitán las instrucciones sobre la política que tenía que ejercer en Napolés, desde medidas puramente administrativas hasta cómo administrar justicia, y daba detalles muy concretos de lo que debía hacer.

Por ejemplo, estas cartas desvelan que el rey hablaba de la conveniencia de que los soldados españoles se casaran con mujeres napolitanas para asentarse en la zona o establecía la forma concreta de ajusticiar a un traidor.

"Nos ha sorprendido el detalle con el que envía las instrucciones, de forma muy concreta", ha indicado el comisario.
 

Una veintena de documentos

Del archivo de los duques de Maqueda se han seleccionado para la exposición unos 20 documentos, algunos de varias páginas, que primero se han restaurado y después se han catalogado y transcrito, ya que se van a publicar como adenda al catálogo. "Era una colección tan interesante que nos ha parecido oportuno darlo a conocer", ha apuntado el coronel.

En esta relación epistolar hay varios documentos cifrados, según el sistema nomenclator que se utilizaba en la época, que aún no han podido ser transcritos.

"Los expertos dicen que es muy complicado. De estas cartas dependían muchas vidas y las campañas. Y se hacían a conciencia, desde luego", ha matizado el comisario.

Otro documento interesante es una carta del rey a Felipe el Hermoso autorizándole a que negocie la paz con Francia en aquel momento convulso en las políticas entre España, Francia y el papa Alejandro VI.

La exposición tendrá unas 160 piezas, entre ellas la espada atribuida al Gran Capitán, procedente de la Real Armería, y un cañón en el que se han hallado, en el proceso de limpieza y restauración, las iniciales de Fernando el Católico.

Al Alcázar de Toledo llegarán piezas del Museo del Prado, el Archivo de la Nobleza y el Archivo de Simancas, el Museo del Generalife, el Cabildo de Valencia, la Casa de la Moneda y el Museo Arqueológico Nacional, además de la Casa Ducal de Maqueda y el propio Museo del Ejército que expondrá una parte de su valiosa colección de armas de la época.

Los organizadores pretenden que al menos una parte de la exposición viaje a Granada y Córdoba después de Toledo, teniendo en cuenta su gran relación con el personaje.

"Es un momento apasionante y vital de la historia de España", ha resumido el coronel, porque es el origen de la creación de España como el primer Estado moderno en Europa, y un lugar destacado lo ocupó el Gran Capitán.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo