Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Música

"La música es maravillosa para barrer fronteras"

La fotoperiodista aragonesa María Torres-Solanot acaba de poner en marcha un proyecto documental con el objetivo de retratar desde Zaragoza a músicos de diferentes procedencias, influencias e historias.

02/01/2017 a las 06:00
Imagen de la web del proyecto 'Música Nómada'.

La música es considerada por muchos uno de los lenguajes universales por excelencia del ser humano. “En cualquier lugar del mundo, no importa que no entiendas el idioma o no te puedas comunicar, cuando escuchas una determinada canción o una melodía, enseguida conectas con otras personas”, defiende la fotoperiodista zaragozana María Torres-Solanot. Para ella, la música acerca, proyecta culturas, derriba muros comunicativos y, en definitiva, “es un elemento maravilloso para barrer fronteras físicas y emocionales”.

Por todo lo anterior, la profesional escogió este arte como espina dorsal de su proyecto ‘Música Nómada’, que nació hace aproximadamente dos meses y que está dando sus primeros pasos en Zaragoza. Su misión es reflejar las historias de vida de personas de aquí y de allá que se dedican a la música o que están relacionadas con ese universo, que se han trasladado a diferentes países, que pueden ser migrantes o refugiados, o en cuyo trabajo confluyen influencias de diversas culturas y estilos.

Se trata de un proyecto documental e intercultural que se divide en varias fases. “Ahora estoy recogiendo testimonios e historias, realizando retratos, grabando y yendo a conciertos en los que actúan los músicos con los que he contactado”, relata Torres-Solanot, que también acaba de inaugurar un portal web que pretende ser un micro medio musical y documental.

La parte fotográfica de su labor se construirá con los retratos de todas aquellas personas de diferentes lugares y procedencias que se dedican a la música. Uno de ellos es, por ejemplo, el rapero zaragozano Kase.O, que estuvo varios años viviendo en Colombia. El producto final cobrará forma de una exposición en papel que reunirá todas esas experiencias de movimiento y amor por tal disciplina. Igualmente, un documental audiovisual narrará las historias de los protagonistas en varios escenarios pero con la capital aragonesa como epicentro.

No hay límite de cantidad ni de tiempo, ya que para confeccionar este particular mapa del mundo musical, la Torres-Solanot reconoce estar abierta a fotografiar y a hablar con todos los músicos que cumplan lo anterior. Por el momento, la mayoría de los relatos que ha escuchado y recogido son de personas que proceden de diferentes países del mundo y que se encuentran en la ciudad o vinculadas a ella. “Hay nombres más y menos conocidos, pero el objetivo es igualar sin destacar a nadie. Lo que importa es que a esas personas les apetezca contar su historia y formar parte del proyecto; la relevancia pública no es tenida en cuenta aquí”, detalla María, quien apunta que este trabajo, “vivo”, no tiene una fecha de presentación establecida, pues antes debe profundizar pausadamente en esa comunidad musical.
 

El significado de las fronteras, en primera persona

El año pasado, María Torres-Solanot se sumergió en la elaboración de una obra documental sobre la situación de refugiados en lugares como la isla griega de Lesbos o Budapest. En puntos como estos, “estuve viviendo en primera persona lo que significan las fronteras, también las interiores que poseen muchas personas con otras que no son de su misma cultura o pueblo”, recuerda. De su implicación con la causa deviene la idea de crear ‘Música Nómada’: “Quería llevar a cabo un proyecto en mi ciudad centrado en la integración, en ese proceso emocional que experimenta cualquier persona que emigra, que se mueve y que tiene que combinar diferentes culturas, algo que a veces resulta complicado”. “Es tan duro lo que he visto que quería escoger un lenguaje que fuera universal para aportar mi grano de arena a derribar esas fronteras”, añade.

La fotoperiodista aragonesa reivindica el poder de la música como herramienta para tumbar prejuicios y abrir los ojos y el corazón a ciudadanos de otros lugares: “Vivimos en un mundo en el que tenemos que estar constantemente conviviendo con otras culturas, sin entender que una es superior a otra. Aunque tengamos diferentes orígenes o creamos en diferentes religiones, hay que mirar a las personas y la música puede acercarnos bastante”.
 

Un bailarín japonés de flamenco o un gaitero de Belén

La apertura mental, la capacidad de adaptación y el espíritu nómada, además de la lucha y el sacrificio, son algunas de las cualidades que presentan la mayoría de los intérpretes y autores, de diferentes edades y estilos, con los que María ha compartido parte de su tiempo en estas primeras semanas de vida del joven proyecto. Como muestra, uno de sus ‘nómadas’, el artista cubano Fulanito de Tal, le contó que, tras recorrer decenas de países, no dudaría en volver a marcharse hoy para trabajar en otro lugar.

El testimonio de un músico palestino de Belén, residente ahora en Zaragoza, que toca la gaita escocesa es uno de los que más impactó a la impulsora de esta iniciativa. “Me sorprendió verdaderamente que allí existiese una tradición y una comunidad de gaiteros para los que tocar lleva implícito un sentimiento emocional con la tierra, reivindicativo y de resistencia”, detalla.

También, la historia y el arte de Ryo Matsumoto, bailaor de flamenco de Osaka que pasó más de 20 años en Sevilla y ahora vive en territorio zaragozano, le resultó todo un descubrimiento: “Impacta ver a un japonés bailando y sintiendo el flamenco de esa manera, rompiendo con la idea de que solo una persona que ha nacido allí puede moverse así”.

Entre las vivencias que igualmente tienen su espacio en ‘Música Nómada’ están la de Jean-Pierre, guitarrista francés y uno de los pocos que hace ‘gypsy jazz’ en Zaragoza; la de Lison y Ettienne, dos paisanos suyos profesionales de la luthería que trabajan también en la capital; la de Germán, músico boliviano que toca el charango; Teresa, violista ucraniana ligada al universo teatral; o Cipriano Hincapié, trompetista colombiano radicado en la ciudad y cuya vida musical se paseó por todos los rincones de la Unión Soviética.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo