Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Literatura

Ildefonso Falcones, un autor distraído de la forma bella de escribir

Según el escritor, la clave para escribir una novela de 891 páginas es trabajar duro y por eso no se enreda con los cuentos de musas, a las cuales dice no tener el gusto de conocer.

Gustavo Borges. México Actualizada 18/10/2016 a las 11:16
Etiquetas
El escritor y abogado Ildefonso Falcones, autor del 'best seller' 'La catedral del mar'.Quique García / Efe

Para el novelista catalán Ildelfonso Falcones, con más de nueve millones de libros vendidos, escribir bonito no es una obsesión porque su literatura tiene el fin de que el lector se divierta y si usa un lenguaje sencillo son altas las posibilidades de conseguirlo.

"No pretendo la belleza en la sintaxis; yo intento hacer una novela para que la gente la pase bien leyendo y los impedimentos a través de la palabra me parecen excesivos", asegura Falcones.

Tras de un arrollador éxito hace 10 años con la novela histórica 'La Catedral del mar', comprada por seis millones de personas, Falcones se convirtió en una celebridad, una especie de campeón olímpico al que cada vez que escribe le exigen retener el título, en este caso de ventas.

"Después de 'La Catedral..' todas las novelas han sido miradas desde el punto de vista de la presión del éxito. Yo no pienso en eso, solo en hacer las cosas lo mejor posible y después lo que sí interesa es que la novela guste. Si eso pasa, tendrá una buena acogida en el mercado", cuenta.

Una década después de convertirse en 'best seller', con otras dos obras históricas, 'La mano de Fátima' (2009) y 'La reina descalza' (2013), el sello editorial Grijalbo ha publicado 'Los Herederos de la Tierra', una continuación de la obra prima de Falcones, cuya primera edición cuenta de 400.000 ejemplares en español y 40.000 en catalán.

En la Barcelona de 1387, el niño de 12 años Hugo Llor pierde a su padre y gracias a Arnau Estanyol, uno de los hombres más queridos de la cuidad, es empleado en las atarazanas (establecimiento para construir o reparar embarcaciones), pero su sueño de hacer barcos se diluyen cuando la familia Puig, enemiga de Etanyol, lo impide.

La vida de Hugo comienza entonces un duro peregrinar y de la mano de un judío de nombre Mahir se inicia en los secretos del mundo del vino. El mentor le enseña los secretos de los viñedos, le habla del uso de la orina podrida como abono o en la curación de plantas y le transmite la pasión por los viñedos.

Ildelfonso confiesa que para conocer la técnica de la orina y otras para dar mejor contexto a la novela consultó entre 150 y 200 libros antiguos.

"Hay que estudiar mucho para proporcionar las costumbres al lector, para darle una visión de la época y del ambiente, detalles para que se sitúen en el sitio", dice.

El joven protagonista tiene puntos de contactos con el escritor; los dos perdieron a sus padres y profesan una pasión desenfrenada por el vino, que el personaje de ficción y el escritor consideran como "néctar de los dioses".

"A mí también me encanta el vino, en eso Hugo tiene que ver conmigo. Él perdió el padre a los 12 años, yo a los 17; aunque sea inconsciente algunos personajes algo del autor siempre van a tener", explica.

Según Falcones, la clave para escribir una novela de 891 páginas es trabajar duro y por eso no se enreda con los cuentos de musas, a las cuales dice no tener el gusto de conocer.

"No sé qué son (las musas); escribo, releo, compruebo si está bien; consulto con la editora y con mi mujer", esa es la fórmula, relata y luego habla de su horario de ocho horas diarias, de 9 de la mañana a 1 de la tarde y después de 4 a 8 como cualquier catalán hijo de vecino.

Es un hecho que, a pesar de proponer una historia bien contada, 'Los herederos de la Tierra' no va a vender como el tomo inicial escrito hace 10 años, lo cual al escritor, acostumbrado a trabajar bajo presión por su condición de abogado, no le quita el sueño.

"Los números del mercado actual están en un 40 por ciento o más abajo que en el 2006, además hay piratería, o sea será difícil comparar las ventas con las de 'La Catedral del mar', asegura sin darle importancia al tema porque se le escapa de las manos.

Lo suyo es escribir con lenguaje sencillo sin importar la belleza de la sintaxis y lo hizo.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual