Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Conciertos

Sánchez Quero dice que no se presentó solicitud para el concierto de Malikian y la promotora estudia demandar a la DPZ

La actuación, prevista para el 18 de septiembre en la plaza de toros de Zaragoza, se ha tenido que trasladar al Pabellón Príncipe Felipe.

Efe. Zaragoza Actualizada 14/09/2016 a las 15:14
Rueda de prensa de la promotora del concierto en ZaragozaOliver Duch

El presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), Juan Antonio Sánchez Quero, ha asegurado que "hasta la fecha" la promotora del concierto de Ara Malikian no ha presentado la solicitud y las correspondientes autorizaciones para realizar el concierto.

La actuación, prevista para el 18 de septiembre en la plaza de toros de Zaragoza, se ha tenido que trasladar al Pabellón Príncipe Felipe por motivos de seguridad, según ha asegurado la promotora, Big Star Music. El concierto será, finalmente, a las 20.30.

En declaraciones a los medios, Sánchez Quero ha dicho no conocer los informes que limitan la celebración de actos no taurinos en este espacio, pero sí que ha aclarado que estos festejos tienen su propio plan de autoprotección aprobado por el Ayuntamiento de Zaragoza y que estos planes son distintos a los que se requieren a otros espectáculos.

Ha insistido en que a cualquier empresa que quiere hacer un evento en unas instalaciones propiedad de la DPZ, como la plaza de toros, se le exige el plan de autoprotección, el seguro de responsabilidad civil y las correspondientes autorizaciones y que "si no las tiene, no se puede hacer".

En este sentido, ha recordado que el pasado mes de mayo ya les exigieron dicha documentación, lo reiteraron el 9 de septiembre y "hasta la fecha no se ha presentado nada", por lo que no entiende la polémica suscitada si, además, en la DPZ no consta la entrada de "ninguna solicitud" al respecto.

Por su parte, el alcalde de la capital, Pedro Santisteve, se ha limitado a expresar que están "encantados" de haberlo podido solucionar aportando otras instalaciones municipales para el concierto, que están "para eso".

Críticas de la promotora

Por su parte, la promotora del concierto, Big Star Music, estudia reclamar judicialmente a la Diputación de Zaragoza los gastos que le ha supuesto tener que reubicar el espectáculo desde la plaza de toros, propiedad de la institución provincial, al Pabellón Príncipe Felipe.

Jorge Puyuelo y Sergio Vinadé, de la promotora, han comparecido en una rueda de prensa para explicar que la empresa se ha visto obligada a cambiar de espacio por motivos de seguridad, porque la plaza de La Misericordia no reúne las condiciones necesarias para ser utilizada para conciertos.

"Antes de poner en peligro la seguridad de nuestros clientes y de la gente que viene a ver el concierto de Ara, hemos decidido cambiarlo a un sitio seguro y donde se puede celebrar el evento con todas las garantías y la misma calidad", ha remarcado Vinadé, tras explicar que la plaza de toros incumple el reglamento general de Policía de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas, de 1982, y el Documento Básico del Código Técnico de Edificación.

Ha precisado que la promotora solicitó en marzo autorización a la DPZ para celebrar el concierto en la plaza de toros y que ese mismo mes la institución lo autorizó a pesar de que existen informes del Servicio contra Incendios, de Salvamento y Protección Civil del ayuntamiento de Zaragoza advirtiendo de que La Misericordia incumple la normativa aplicable en materia de prevención de incendios -de 23 de mayo de 1997 y 19 de enero de 1998-.

Pero además, ese criterio se ha confirmado en otros dos informes, del 9 de febrero de 2015 y el último, de 19 de mayo de este año, posterior a la fecha en la que la promotora pidió la autorización para el concierto a la DPZ.

La promotora considera inaceptable que la DPZ, a pesar de conocer los incumplimientos de la plaza de toros para acoger espectáculos distintos a los taurinos, le diera autorización, de forma que pusieron en marcha la publicidad y venta de entradas para el concierto, al tiempo que asegura que supieron cuando fueron a pedir la licencia que no se les iba a conceder porque el informe de bomberos sería negativo.

Vinadé se pregunta cómo es posible que el aforo previsto para el concierto de Ara Malikian, 4.067 personas en la grada, no pueda acceder a la zona de localidades de la plaza a escuchar música clásica pero sí sea posible que en pocas semanas puedan hacerlo casi 10.000 para presenciar las vaquillas de las Fiestas del Pilar.

Además, ha apuntado que entre 1997 y 2015 -años comprendidos entre los informes citados- se han celebrado diferentes eventos y conciertos -entre ellos, de Kiss, Aerosmith o Lenny Kravitz-, y Big Star Music ha intentado sin éxito conocer los expedientes para que finalmente pudieran llevarse a cabo.

Vinadé ha asegurado que la promotora también intentó una reunión a tres bandas con el servicio contra incendios del ayuntamiento y la DPZ para buscar posibles soluciones, como restricciones de aforo, para que el concierto se celebrara en la plaza de toros, pero no recibieron respuesta.

Ante esta situación, la promotora decidió no iniciar ningún tramite y aunque no llegaron a firmar un contrato con la Diputación, los abogados de la promotora estudian reclamar a la DPZ por los gastos que ha supuesto el cambio de ubicación del concierto.

No obstante, han querido tranquilizar al público que prevé asistir al concierto, ya que todas las entradas --ya se han vendido unas 4.000-, tendrá validez y además se puede pedir la devolución a través de internet (http://ayuda.ticketmaster.es/contacto) o en el teléfono 807252539. Además, quienes tengan dudas sobre la ubicación en el nuevo escenario de su entrada puede llamar al 648419447. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual