Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Italia

Las obras del metro sacan a la luz una fortaleza de la Antigua Roma

Se trata de un edificio con un pasillo de unos cien metros del que salen 39 estancias pavimentadas y con mosaicos.

Efe. Roma Actualizada 16/05/2016 a las 22:37
Uno de los mosaicos descubiertos.Paola Mentuccia/EFE

Las obras de una nueva línea de metro han permitido descubrir restos de una fortaleza militar de la Roma antigua, datados en el siglo II d.C. y que este lunes fueron presentados al público en la capital italiana.

Se trata de un área de 1.700 metros cuadrados, excavada a nueve metros de profundidad, en el céntrico distrito romano de Celio y donde se aprecia un pasillo de 100 metros de largo del que salen 39 estancias pavimentadas con mosaicos de los que aún se conserva una parte.

Del total de habitáculos, 25 son cuadrangulares y tienen dimensiones análogas, y era donde dormían hasta un máximo de seis soldados; el resto de espacios aún se están estudiando pero se cree que podían estar destinados a funciones de servicio.

También hay evidencias en los muros principales de que el cuartel militar tenía un segundo piso, en el que podía haber una cocina, un depósito de armas, letrinas o salas de culto, entre otras estancias, a pesar de que la parte visible es la correspondiente al primer piso.

Según la directora de las excavaciones, Rossella Rea, son dos los factores que hacen de este un descubrimiento "excepcional": su tipología de campamento militar y su posición en el vértice de un triángulo compuesto por otras estructuras castrenses.

Este hallazgo ha ayudado a los arqueólogos a corroborar que la zona estaba destinada a uso exclusivo militar, con una construcción marcial a pocos kilómetros, bajo la actual basílica de San Juan de Letrán, y otras dos similares al oeste.

La zona es un espacio amplio, que se distribuye en torno al antiguo Campo de Marte y en la antigüedad se encontraba fuera de la línea simbólica y sagrada, conocida como Pomerio, que circundaba Roma y marcaba el lugar a partir del cual estaba prohibido acceder con armas.

El gran Campo de Marte de la Roma antigua, donde se celebraban fiestas en honor al dios de la guerra, es hoy la explanada de la basílica de San Juan de Letrán, lugar en el que en la actualidad se festeja la tradicional fiesta del Primero de Mayo.

El campo era también el lugar destinado para la caballería del ejército del Imperio romano.

Por el momento, después de las excavaciones se ha acondicionado la zona y se espera proseguir con los estudios que permitan arrojar más luz acerca las particularidades de las ruinas.

La zona que se ha encontrado, a pesar de ser grande, "es solo una pequeña parte" del campamento inicial, según Rea, y de momento se sabe que pertenecen a la primera mitad del siglo II d.C., probablemente a la época del emperador Adriano.

También se sabe que el antiguo campamento militar se encontraba fuera de las murallas que el emperador Aureliano construyó en Roma en el siglo III d.C. con el fin de defender la ciudad de las invasiones bárbaras.

El superintendente Francesco Posperetti explicó que una parte de la fortaleza militar fue destruida para construir la muralla y que "se le había perdido la pista" desde la época antigua.

Los restos se han encontrado en el espacio destinado a albergar una de las estaciones de la nueva línea C de metro, que pretende conectar el centro de la ciudad con la periferia.

Posperetti aclaró que el hallazgo "requiere que se conserve y se convierta en parte del espacio arquitectónico de la estación de metro", pero lo que aún no se sabe es si quedará en su emplazamiento original o se desmontará y trasladará junto al nuevo apeadero.

"Es un gran desafío desmontar las estructuras de las obras actuales y promover un nuevo proyecto de la estación capaz de acoger este espacio", expresó el superintendente.

La construcción de la tercera línea de metro de Roma, que planea atravesar el centro de la ciudad, comenzó hace diez años y de momento alcanza la mitad de su trazado. También ha sufrido varios retrasos debidos a impagos o al descubrimiento de restos arqueológicos como este y otro en 2014 del mayor depósito hídrico de la Roma antigua.

Posperetti reconoció que se trata de "trabajos muy largos en el tiempo" al tratarse de una zona que alberga infinidad de restos en el subsuelo y añadió que se está elaborando una solución proyectual "adecuada, sin que suponga más retrasos ni aumento de gastos". 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual