Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zaragoza

Mesa musical para dar espectáculo

En el centro Etopia de Zaragoza se gesta un instrumento interactivo que permite generar paisajes sonoros a partir de pequeños objetos y del movimiento del cuerpo.

Soledad Campo 04/04/2016 a las 06:00
Etiquetas
Carles Tardío –con el brazo en alto– y Diego Luis muestran el funcionamiento de la mesa.Guillermo Mestre

La cantante islandesa Björk se enamoró de la mesa de sonidos Reactable y sus posibilidades y la utilizó en una gira mundial en 2007. El instrumento, diseñado por la Universidad Pompeu Fabra, recibió en 2008 el premio más importante del mundo en arte digital (el Golden Nica del festival Ars Electronica de Linz, en Austria). Solo fue el comienzo de su popularidad. Estos días, en el Centro de Arte y Tecnología Etopia de Zaragoza se gesta el proyecto Immer Table Winter que va más allá y amplía el espacio interactivo con una pantalla de vinilo vertical que permite manejar el sonido con el movimiento del propio cuerpo y realizar proyecciones.

Carles Tardío, un físico catalán interesado en la música electrónico y en la sonificación de ese mundo que se escapa a la vista, y el ingeniero electrónico zaragozano Diego Luis Marco están dando los últimos toques a ese instrumento gracias a una beca concedida por la Universidad de Zaragoza y el Ayuntamiento de la capital aragonesa. Llevan trabajando desde principios de febrero y continuarán hasta que el próximo 14 de abril se presente con un concierto. Echan horas en uno de los espacios más privilegiados de Etopia, esa sala de grabación de altos techos capaz de albergar una orquesta sinfónica y en la que entra luz a raudales.

Tras la historia de esta Immer Table está el grupo de investigación del Giga-Affective Lab de la Universidad de Zaragoza, perteneciente al Grupo de Informática Avanzada en Ambientes Inteligentes. La mesa se diseñó en un 80% en las instalaciones de Walqa (Huesca) a finales de 2014 y ahora se está poniendo al día para poder lanzarla.

"Es más funcional y atractiva"

¿En qué consiste este instrumento que convierte la música en algo tangible y visible? Es una mesa luminosa, se asemeja por su tamaño a un gran pupitre, que interactúa con una serie de pequeños objetos (un total de ocho en este caso), que se mueven sobre la superficie y son rastreados y reconocidos por una cámara.

"Cada uno de los objetos es un instrumento, una pista, un tipo de sonido y según su posición, rotación y movimientos que se hacen con ellos permiten ir creando estructuras sonoras más complejas con efectos, aplicación de filtros, cambios de velocidad...", explica José Ramón Beltrán, profesor del departamento de Ingeniería Electrónica y Comunicaciones de la Universidad de Zaragoza e investigador del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A) experto en sonificación. Los objetos están fabricados con un plástico traslúcido "para que tengan un cierto nivel de inteligencia y no sean solo pasivos, algunos están iluminados y en función de la acción cambia su color".

Pero lo que marca la diferencia y hace a esta mesa "distinta, más funcional y atractiva", es una pantalla vertical de vinilo que permite una interacción con la aplicación informática con el movimiento del propio cuerpo (brazos y manos) y que se realicen proyecciones. José Ramón Beltrán subraya la posibilidad de hacer "música colaborativa o cooperativa", ya que alrededor de ella pueden "trabajar" cómodamente hasta tres personas.

Una idea en la que también insiste Carles Tardío, que está encargándose del software y la parte más artística del proyecto. "A nivel de una ‘performance’ esta mesa multimodal te permite tener una mayor gestualidad y presencia escénica, ser colaborativo y ofrecer más espectáculo".







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual