Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Cine

​Muere a los 95 años Ken Adam, "arquitecto" de las películas de James Bond

Efe. Londres Actualizada 12/03/2016 a las 00:43
Etiquetas

El alemán Ken Adam, el "arquitecto" que concibió los legendarios platós de las películas de James Bond en las décadas de 1960 y 1970, ha muerto en Londres a los 95 años, informó hoy su biógrafo, Christopher Frayling.

El diseñador de producción fue responsable de construir la singular guarida del "Doctor No" en la cinta de 1962, y concibió otros escenarios reconocibles para el gran público como la sala de guerra que aparece en "¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú", la película de Peter Sellers dirigida por Stanley Kubrick en 1964. "Era un genial creador de mundos que nunca seremos capaces de visitar por nosotros mismos", dijo Frayling a la BBC.

"Roger Moore dijo una vez sobre él que su vida era aún más interesante que las películas que había diseñado", añadió el biógrafo. El propio Moore, a través de su cuenta de Twitter, calificó a Adam de "amigo" y "visionario" que "definió cómo debían ser visualmente las películas de James Bond".

Adam había nacido en Berlín, en una familia judía que regentaba una tienda de deportes, y huyó a Gran Bretaña durante su adolescencia, con la llegada del régimen nazi.

Comenzó a estudiar arquitectura y se alistó más tarde en la Real Fuerza Aérea británica (RAF), donde fue uno de los pocos militares del Ejército del Reino Unido con pasaporte alemán durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

Tras la contienda, comenzó a diseñar decorados para el teatro, hasta que en 1962 fue contratado para su primera película de James Bond.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual