Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Cine

Los nominados a los Goya celebran la diversidad del cine español

Paula Ortiz ha confesado estar viviendo estos momentos con alegría pero también con cierta distancia, pensando ya en su próximo proyecto.

Magdalena Tsanis. Madrid Actualizada 27/01/2016 a las 12:41
El equipo del filme 'La novia', de Paula Ortiz, ha acudido a la velada celebrada en Madrid. La gala de los premios Goya se celebrará el próximo 6 de febrero.

Sin grandes taquillazos como el año pasado y con las quinielas divididas entre 'La novia' y 'Truman', los nominados a los Goya han celebrado hoy la "diversidad" y la mirada de autor del cine español del último año, en su tradicional fiesta previa a la entrega de los premios de la Academia de Cine.

La alfombra roja extendida en la galería de cristal del Palacio de Cibeles ha echado de menos a los rostros más internacionales, como Juliette Binoche, Tim Robbins, Ricardo Darín o Penélope Cruz, que finalmente no pudo asistir a la cena, aunque todos ellos estarán en la gala del próximo 6 de febrero.

El equipo de 'La novia', la que acapara el mayor número de nominaciones (12), posó al completo, muy coordinados con los colores, negro, blanco y por encima de todo el rojo "corporativo" de 'Bodas de sangre', el texto de Lorca en que se basa la película.

Su directora, Paula Ortiz, confesaba estar viviendo estos momentos con alegría pero también con cierta distancia, y pensando ya en su próximo proyecto, 'El arte de la entrevista', en el que está trabajando con Juan Mayorga.

"El premio que más me ilusionaría es el de mejor película porque nos reúne a todos", señaló, "pero me gusta mucho 'Truman', es una película sólida y honesta y no me importaría perder por ella".

Su director, Cesc Gay, le devolvía la pelota. "¿Yo favorito? No, favorita Paula. Normalmente soy pesimista en los premios porque así voy más relajado", aseguró el director catalán, que ha estado nominado varias veces, pero nunca hasta ahora se ha llevado el Goya.

Isabel Coixet, que también compite a mejor película y suma 9 candidaturas por 'Nadie quiere la noche', es otra de las que apuesta por Cesc Gay. "Me he jugado con él una cena en Barcelona. Al menos director y guión se lo van a dar a él", ha vaticinado.

Coixet no ha ocultado su malestar por su aparición en el spot de los Goya, en el que el presentador de la gala, Dani Rovira bromea con que hace el "ridículo". "Me parece mal, porque no me han consultado, tengo fobia social y esto me retrotrae un poco al patio del colegio", ha confesado.

Fernando León era de los que más claro veía el predominio de los "proyectos de autor" frente al cine más comercial. "Eso hace que esta edición sea diferente y más interesante", ha declarado el ganador de cinco premios Goya hasta la fecha.

Daniel Guzmán, que cierra el quinteto de finalistas a mejor película con su ópera prima 'A cambio de nada', disfrutó de lo lindo paseando por la alfombra roja con su abuela de 93 años, Antonia Guzmán, nominada nada menos que a actriz revelación.

"Es el premio que más ilusión me haría", ha admitido Guzmán. Aunque personalmente dice haber conseguido ya "todo lo que quería" con la película, también ha resaltado que llevarse "un par de premios" le supondría el reestreno en salas, una opción en la que confía para poder acabar de pagar las deudas que ha asumido en la producción.

"No es fácil sacar adelante una ópera prima", subrayó Leticia Dolera, candidata junto con Guzmán, Dani de la Torre y Juan Miguel del Castillo, al Goya a la mejor dirección novel. "Tenemos mucha suerte de haber llegado hasta aquí, esto no es una competición", ha opinado.

Inma Cuesta, vestida con un traje pantalón blanco, se considera ya "premiada" por compartir nominación con Juliette Binoche y Penélope Cruz, además de su compatriota Natalia de Molina. Es la tercera vez que llega a finalista, y quizá este sea su año.

De Molina, que hace un par de ediciones se llevó el Goya a la actriz revelación, también tiene muchas posibilidades, tras haberse llevado el Forqué.

"Para mi es muy fuerte haber llegado aquí con esta película y este papel", ha resaltado en referencia a 'Techo y comida', opera prima de Juan Miguel del Castillo que aborda en toda su crudeza el drama de los desahucios.

"Es un tema que me ha tocado mucho", ha insistido De Molina, que aunque no llevará discurso preparado, tiene claro que hará referencia a esa realidad social en caso de subir al escenario el 6 de febrero.

La mirada social y crítica está también presente en 'B', el filme sobre el caso Bárcenas por cuyo trabajo ha sido nominado a mejor actor Pedro Casablanc.

"Es importante y sorprendente que esta película haya llegado aquí. Sin dinero y sin apoyos, ni sabíamos si se iba a poder hacer", ha recordado.

Javier Cámara, nominado a mejor actor de reparto, se declaró admirador del "fenómeno B". "Me encanta que se haga cine sobre la actualidad sin pudor", aseguró la otra mitad de 'Truman', junto con Ricardo Darín.

El formato de la fiesta de nominados ha cambiado este año al de una cena privada, sin el tradicional discurso abierto del presidente de la Academia de Cine, que se reserva para la gala.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo