Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

CASO MARTA DEL CASTILLO

La psicóloga de la cárcel dice que el intento de suicidio de Carcaño fue real

Carolina C.G. ha relatado ante el tribunal que el intento de suicidio colgándose de una cuerda por el cuello, que abortaron un funcionario y 2 presos designados para evitar que se lesionara.

EFE. SEVILLA Actualizada 09/11/2011 a las 15:15
0 Comentarios
El padre de Marta del Castillo observa a los acusadosEFE

La psicóloga de la cárcel de Morón de la Frontera (Sevilla), que ha declarado este miércoles como perito en el juicio por la muerte el 24 de enero de 2009 de Marta del Castillo, ha asegurado que fue "real" el intento de suicidio por parte del asesino confeso de la menor, Miguel Carcaño, que se intentó ahorcar.

Carolina C.G. ha relatado ante el tribunal que el intento de suicidio colgándose de una cuerda por el cuello, que abortaron un funcionario y 2 presos designados para evitar que se lesionara, se produjo cuando Carcaño cambió su versión de los hechos e implicó al 'Cuco' en la violación y posterior asesinato de Marta.

Preguntada por uno de los abogados de la defensa, la psicóloga ha indicado que puede provocar esa reacción suicida el hecho de que alguien culpe a otra persona de un delito grave siendo mentira.

La psicóloga ha afirmado que decidió someter a Carcaño al programa de prevención de suicidios más por cuestiones de protocolo que por la depresión que tenía el interno.

Ha precisado que lo decidió porque era la primera vez que Carcaño ingresaba en prisión, por el tipo de delito cometido así como por la resonancia y rechazo social que tuvo el caso.

Carcaño era un interno "estable", con una actitud "calmada" y "tranquila" y que hablaba poco, ha afirmado la psicóloga antes de indicar que sólo le observó una alteración y una inestabilidad emocional "dos o tres días" previos al intento de suicidio.

Uno de los 2 presos que acompañaban a Miguel en la cárcel ha declarado este miércoles como testigo y ha matizado que cuando el funcionario de prisiones le cortó la cuerda que tenía en torno al cuello, Carcaño tocaba el suelo con los pies y que estaba "un poco rojo".

Este antiguo preso ha recordado que Carcaño escribió una carta, aunque ha negado que le manifestara previamente sus intenciones de suicidarse, y ha agregado que él le decía: "Siempre dices las mismas cosas, engañando siempre".

Otro testigo que ha declarado en la undécima sesión del juicio, Juan M.F., compañero de la madre de Rocío, con la que vivía en esa época Carcaño, ha afirmado que lo echaron de la casa de Camas (Sevilla) el 8 de febrero de 2009 porque sufrían "mucha presión" debido a las informaciones que aparecían sobre el caso.

"La gente nos miraba y no podíamos aguantar más", ha dicho el testigo después de afirmar que cuando le preguntaba a Carcaño sobre lo ocurrido, se limitaba a "agachar la cabeza" y no le daba ninguna respuesta.

En la sesión de hoy también ha declarado una hija de Juan M.F., que vivía en la misma casa de Camas y que oyó las llamadas que Carcaño recibió en su móvil en torno a la una de la madrugada del domingo 25 de enero de 2009, pocas horas después de que Marta fuera asesinada, aunque ha indicado que no escuchó su contenido.

Iván P.G., marido de esta mujer y hermano de Rocío, que fue la exnovia de Carcaño, ha relatado que días después de lo ocurrido con Marta le preguntó al asesino confeso que por qué no se defendía de las acusaciones que se vertían contra él, a lo que no contestaba y se limitaba a hacer un movimiento de hombros.

Estos 3 testigos que vivían en Camas han coincidido en afirmar que una de las persianas de la vivienda estaba estropeada, por lo que la sujetaron con dos palos, y han agregado que por ese hueco una persona podría salir hacia la calle, como sostiene la exnovia de Carcaño que éste hizo sobre la 1.30 del 25 de enero.

Otro de los testigos de hoy ha sido el conductor del autobús de línea que comunica Montequinto con Sevilla, Juan Antonio M., que no ha podido precisar si la madrugada del 25 de enero transportó a uno de los imputados, Samuel Benítez, porque en esa época usaban ese transporte "muchísimos chavales".







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual