Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Delincuencia

'Cazado' el 'Dioni de Almensilla', buscado por apropiarse de 2,5 millones

Julio Mateos Palacios estaba buscado por estafar a 600 familias y vender aceite de oliva no apto para el consumo humano.

Efe. Madrid/Sevilla Actualizada 17/08/2016 a las 19:34
Etiquetas

La Policía ha detenido en el aeropuerto de Barajas al conocido como el 'Dioni de Almensilla' tras ser deportado por la República Dominicana, quien estaba en busca por apropiación indebida de 2,5 millones de euros aprovechando su cargo en una junta de compensación urbanística de esa localidad sevillana.

El arrestado, Julio Mateos Palacios, contaba con una orden de detención europea por haberse apropiado desde el año 2006 de cuantiosas sumas de dinero mientras ejercía el citado cargo, en un desfalco que podría afectar a unas seiscientas familias, según ha informado la Policía Nacional.

Además tenía otras dos requisitorias judiciales en vigor, por estafa y por un delito contra la salud pública al comercializar aceite de oliva virgen extra adulterado con aceite de semillas, orujo y aceite lampante, defectuoso y no apto para el consumo humano.

El juzgado de Madrid al que llegó la causa se ha inhibido a favor del Juzgado de Instrucción número 1 de Almensilla (Sevilla), al que el detenido será entregado este jueves, previsiblemente, y cuyo juez titular decidirá, tras tomarle declaración, sobre su situación personal dentro del proceso.

Mateos Palacios ha sido detenido tras ser deportado por las autoridades de inmigración de la República Dominicana, adonde había huido y donde permanecía en situación irregular.

Los hechos de los que se le acusa se remontan a enero de 2006, cuando el ahora detenido estaba al cargo de una junta de compensación urbanística de Almensilla y figuraba como autorizado en sus cuentas, ha recordado la Policía.

Desde entonces y hasta mayo de 2015 se fue apropiando presuntamente de cuantiosas sumas de dinero, llegando incluso a reconocer en un correo remitido al secretario-presidente de la citada junta que se había quedado con 2,5 millones de euros recaudados para pagar a una entidad bancaria.

Se estima que el desfalco total podría ascender a más de 3,7 millones, con unas seiscientas familias afectadas.

Desde el momento en el que este correo fue enviado, el ahora arrestado desapareció.

Las primeras pesquisas revelaron que estaba residiendo en la República Dominicana, lugar desde donde se dedicaba a la comercialización de aceite de oliva a través de las sociedades de las que figuraba como administrador.

Su situación administrativa en aquel país era de ilegal, por lo que las autoridades dominicanas procedieron a su deportación y repatriación, poniendo los hechos en conocimiento de las respectivas Oficinas Centrales de Interpol de Santo Domingo y Madrid.

Mateos Palacios también era buscado por otros dos juzgados de Sevilla por un presunto delito de estafa y por un presunto delito contra la salud pública.

Esta última causa se originó al detectarse que algunas de las numerosas empresas en las que ostentaba cargos mercantiles se dedicó a la venta de aceite de oliva virgen extra adulterado que, si bien en un principio ofrecía una calidad a un precio competitivo, finalmente contenía aceite de semillas o de orujo, e incluso aceite lampante, no apto para el consumo humano y que se usa como combustible para lámparas.

Por estos hechos la Policía ya detuvo a un hermano del "Dioni", su hija y su yerno, y retiró del mercado esos productos.

Julio Mateos Palacios también tenía pendiente una drden de detención y personación interesada por Medios de Pago de la Brigada Regional de Policía Judicial de Sevilla. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual