Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Pactos postelectorales

Rajoy advierte del riesgo de elecciones después de recibir otro no de Sánchez

El líder socialista mantiene la negativa del PSOE, aunque asegura que será "el Comité Federal el que decida si hay un cambio de opinión y de posición".

Efe. Madrid Actualizada 02/08/2016 a las 23:36
Segunda reunión entre Rajoy y Sánchez

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha advertido de que, si el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, persiste en su nueva negativa a facilitarle la investidura, el país está abocado a unas terceras elecciones, ya que el desbloqueo depende de los socialistas.

Rajoy ha redoblado la presión sobre Sánchez tras la reunión mantenida en el Congreso, en la que el líder del PSOE ha rechazado la oferta de entablar una gran coalición con el PP y le ha exigido que negocie con "las derechas" de Ciudadanos, PNV y Convergencia para buscar los apoyos que necesita.

"Con su no, se mantiene el bloqueo y eso nos lleva a elecciones", ha avisado Rajoy a Sánchez tras casi una hora de encuentro, el primero promovido por el jefe del Ejecutivo después de que fuera propuesta candidato por el Rey el pasado jueves.


El líder del PP no ha disipado la incógnita de qué hará si no lograr apoyos suficientes una vez que complete la nueva ronda de contactos con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y otros partidos.


Rajoy ha ironizado sobre si estaría dispuesto a una investidura fallida que permitiera suavizar las posiciones ante una segundo intento. "Podrían reblandecerse antes y nos evitábamos perder el tiempo. En esa operación, en la del reblandecimiento, es en la que estoy, y lo otro viene después y hablaremos en otro momento", ha subrayado Rajoy en una rueda de prensa en el Congreso posterior a la de Sánchez.


Ante el empecinamiento del líder del PSOE, el presidente del Gobierno no le ha entregado ningún documento, si bien le ha ofrecido cuatro grupos de trabajo para negociar reformas institucionales y la política económica, con el fin de cumplir los compromisos europeos y presentar en plazo los presupuestos de 2017.

Según Rajoy, el interés general aconseja "negociar todo el tiempo que haga falta" para consensuar una agenda de reformas para la legislatura que evite la "locura" de unos nuevos comicios.

"Se puede si se quiere", ha insistido el jefe del Gobierno y ha constatado que es mucho más lo que une a PP y PSOE que lo que les separa. Pese a los requerimientos de Rajoy, Sánchez ha reafirmado que el PSOE votará no a Rajoy, como ya le dejó claro en la reunión del pasado día 13.

"La izquierda no va a apoyar a las derechas. No vamos a apoyar aquello que queremos cambiar", ha sentenciado el secretario general, quien ha negado que su pertinacia aboque a España a las terceras elecciones.

El secretario general se ha abierto a verse con Rajoy las veces que haga falta, pero no para negociar, ni para dar alas a la gran coalición ofrecida por el PP.

Si no consigue formar gobierno, ha advertido Sánchez, la responsabilidad no será de los socialistas, sino de Rajoy: "Si las derechas dicen no, ¿por qué la izquierda va a apoyar a la derecha?".


Sanchez mantiene el "no"

Si hace tres semanas introdujo el "a día de hoy" al referirse a si el PSOE podría cambiar de postura, Sánchez se ha reafirmado en el no, pero dejando otra pequeña rendija.

"En el PSOE, tomamos las decisiones de manera colegiada y será en última instancia el Comité Federal el que decida si hay un cambio de opinión y de posición", ha apuntado Sánchez para advertir de que el giro no sería una responsabilidad exclusivamente suya y de su dirección, sino también de los barones territoriales.

Ha eludido una vez más descartar de forma tajante si podría intentar conformar una mayoría alternativa si Rajoy fracasa, pero ha remarcado que el mandato que le han dado los españoles es hacer una oposición "útil, responsable y también dura".

De la reunión, el líder del PSOE ha confesado salir "más preocupado" al no concretar Rajoy si se va a someter a la investidura y ver cómo el PP sigue sin sumar ni un solo apoyo a sus 137 diputados. Por ello, le ha apremiado a "ponerse a trabajar ya", a empezar a negociar con sus "aliados potenciales" y a confirmar que acudirá a la investidura "en el menor tiempo posible".

Antes de su cita de mañana con Rajoy, Albert Rivera ha criticado la "cerrazón" y el "egoísmo" del líder del PP y el del PSOE y les ha rogado "sentido común" para arrancar la legislatura y no "condenar" a España "al bloqueo institucional y a una crisis sin precedentes".

Rivera ha pedido a Sánchez escuchar voces como la de Felipe González y avenirse a negociar con el PP. "Que pida lo que crea conveniente, pero que no bloquee este país", le ha exhortado.

Rajoy ha hablado con la presidenta del Congreso, Ana Pastor, para pedirle un tiempo "razonable" en el que tratar de reunir apoyos, que la exministra se lo ha concedido al ser costumbre dar margen suficiente antes de fijar la fecha de la investidura.

El portavoz de Unidos Podemos, Iñigo Errejón, ha reclamado a Rajoy concretar cuándo pedirá la confianza de la Cámara "en lugar de amenazar con repetir las elecciones" y, si no tiene apoyos, "dar un paso atrás" y abrir "una segunda oportunidad" para otros.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual