Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

León

Dos años del asesinato de Isabel Carrasco

El aniversario se cumple a la espera de la confirmación de las sentencias contra la tres condenadas por su asesinato.

Luis Martínez. León Actualizada 12/05/2016 a las 20:28
Etiquetas

A la espera de la confirmación de las sentencias contra la tres condenadas por su asesinato, se cumplen dos años del crimen de la presidenta de la Diputación y del PP de León Isabel Carrasco, una mujer de duro carácter, autoritaria y rotunda en las formas.

Fue un absurdo crimen alimentado por el odio y el rencor por el que han sido condenadas tres mujeres: Montserrat González, su hija Triana Martínez, y la agente de la policía local Raquel Gago, que deberán cumplir penas de 22, 20 y 5 años de prisión, respectivamente.

No obstante, las condenas han sido recurridas y será el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León y posteriormente el Supremo los que tendrán la última palabra ya que las defensas han anunciado que agotarán todas las vías de recurso, que previsiblemente no se resolverán hasta el próximo año.

A las 17.15 del 12 de mayo de 2014, Montserrat González disparó hasta en tres ocasiones a bocajarro a Isabel Carrasco en una pasarela peatonal sobre el río Bernesga cuando esta se dirigía a la sede del PP para trasladarse a Valladolid, donde iba a asistir a un acto electoral del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

La asesina confesa culpaba a Isabel Carrasco, que contaba 59 años en el momento de su muerte, de ser la responsable del despido de su hija de la Diputación de León, donde Triana Martínez había logrado un plaza interina como ingeniera de telecomunicaciones, y de cercenar su carrera política en el PP.

Tras ser detenidas, madre e hija negaron su participación en el crimen, que conmocionó a la ciudad y a toda España, aunque horas después Montserrat González, esposa el entonces comisario de la Policía Nacional en Astorga (León), reconoció ser la autora de los disparos y afirmó que sólo había hecho justicia porque "la mala hierba debía cortarse".

"Lo volvería a hacer porque tenía que elegir entre la vida de ella o la de mi hija", sostuvo esta mujer durante el juicio celebrado el pasado mes de enero en la Audiencia de León.

Montserrat González y su hija permanecen ingresadas en la cárcel de Mansilla de las Mulas, mientras que Raquel Gago está en libertad a la espera de que se confirme la pena de cinco años a la que fue condenada, acusada de un delito de encubrimiento y de tenencia ilícita de armas.

Su defensa ha recurrido la sentencia y reclama su libre absolución con el argumento de que el jurado vulneró el derecho a la presunción de inocencia.

El tribunal condenó a Montserrat González, autora confesa de los disparos que acabaron con la vida de Isabel Carrasco, y a su hija por los delitos de asesinato en concurso con un delito de atentado agravado por el uso de armas de fuego.

La sentencia no considera a la agente de la Policía Local Raquel Gago cooperadora en el asesinato, según estableció el veredicto del jurado popular, aunque sí como encubridora, por lo que la condenó a una pena de tres años de cárcel -de la que hay que descontar los ocho meses que pasó en prisión preventiva- y a dos años por tenencia ilícita de armas.

Gago no ingresó en prisión ya que el presidente del tribunal que la absolvió de asesinato, Carlos Álvarez, decidió el pasado 27 de febrero, junto con los otros dos magistrados de la sección tercera de la Audiencia de León, que la policía local podía seguir en libertad provisional hasta que se resuelvan los recursos.

Símbolo del PP leonés y mujer fuerte y controvertida, Isabel Carrasco levantaba con la misma facilidad pasiones que odios debido a su fuerte carácter y a su forma de entender el ejercicio de la política.

De baja estatura, coqueta e inteligente, en 1980 comenzó a ejercer como inspectora de Hacienda y fue en 1987 cuando pasó a ser delegada territorial en León de la Junta, adonde llegó de la mano del entonces presidente regional, José María Aznar.

En 1995 ocupó el puesto de consejera de Economía de la Junta de Castilla y León.

Veinticuatro años después de aquel primer nombramiento en la Junta, Carrasco hizo historia en el PP al conseguir una gran mayoría en la capital leonesa en las elecciones municipales y autonómicas, lo que le otorgó un gran poder dentro del PP.

Tras la muerte de Carrasco, le sustituyó como presidente de la Diputación Marcos Martínez Barazón, su persona de confianza en la institución desde hacía años, quien fue encarcelado en el marco de la operación Púnica contra la corrupción acusado de hasta seis delitos.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual