Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Huesca provincia

​La Generalitat pide al Constitucional que anule la sentencia que obliga a Cataluña a devolver 97 piezas de Sijena

Se aferra a un fallo del Alto Tribunal que en 2012 avaló la permanencia de los bienes en la Comunidad vecina.

Isabel Ara. Huesca Actualizada 11/02/2016 a las 14:31
Algunas de las piezas que deberán de ser devueltas.Álvaro Calvo

La Generalitat ha pedido al Tribunal Constitucional que declare nula la sentencia del Juzgado de Instrucción número 1 de Huesca, que en abril consideró ilegales las compraventas de 97 piezas del monasterio de Sijena y condenó al Gobierno catalán y al Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) a devolver al cenobio esas obras adquiridas a las monjas. Según ha informado el Ejecutivo presidido por Carles Puigdemont, han pedido al Alto Tribunal que “la nulidad se aplique de forma inmediata como medida cautelar”.

La Generalitat basa su reclamación en que el fallo del juzgado oscense “contraviene lo que ya decidió el mismo Tribunal Constitucional” en su sentencia de 2012 que resolvió el conflicto de competencias entre los gobiernos de Aragón y Cataluña. “Como los bienes se encontraban en adecuadas condiciones de conservación en Cataluña, sentenciaba que debía prevalecer la competencia de la Generalitat” y mantenerlos allí, defienden. No obstante, los magistrados no entraron a valorar la propiedad.

Cabe recordar que desde que la jueza de Huesca fijó la entrega de las obras en litigio, inicialmente para el 25 de septiembre, los demandados han intentando dilatar la ejecución mediante la interposición de recursos e incluso de un conflicto de jurisdicción ante el Tribunal Supremo, que desestimó sus argumentos.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual