Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Asesinato de Isabel Carrasco

El jefe de Recursos Humanos de la Diputación cuestiona la oposición que suspendió Triana

Ha precisado que no duda de la legalidad del proceso, aunque ha insistido en que él hubiera optado por otra fórmula.

Efe. León Actualizada 03/02/2016 a las 12:19

El jefe de Recursos Humanos de la Diputación de León, Ángel Lescún, ha cuestionado los métodos seguidos en la oposición para proveer una plaza de ingeniero de telecomunicaciones que suspendió Triana Martínez, una de las acusadas por el asesinato de Isabel Carrasco.

"Yo no lo hubiera hecho así", ha declarado Lescún ante el tribunal de la Audiencia provincial que juzga el crimen, ocurrido el 12 de mayo de 2014 cuando Isabel Carrasco fue tiroteada en una pasarela sobre el río Bernesga muy próxima a su domicilio.

Concretamente, ha señalado que no comparte la decisión de enviar los exámenes en sobre lacrado a Valladolid para que los corrigiera un asesor externo al tribunal, aunque ha insistido en que esa persona estaba capacitada para hacerlo y tenía las mismas responsabilidades que el resto del tribunal.

Ha precisado que no duda de la legalidad del proceso, aunque ha insistido en que él hubiera optado por otra fórmula. Lescún ha sido el único testigo vinculado a la Diputación de León que ha dudado sobre el procedimiento seguido en la oposición.

Triana Martínez declaró en la segunda jornada del juicio que Isabel Carrasco, en su calidad de presidenta de la Diputación, le había prometido que le daría en propiedad la plaza que ocupaba como interina cuando ambas mantenían buenas relaciones.

Tras negarse a mantener relaciones sexuales con ella, supuestamente Carrasco la echó de la institución y posteriormente instigó para que no ganase la plaza cuando se sacó a concurso, según denunció Triana. Ayer, los miembros que formaron parte en 2011 del tribunal negaron que la entonces presidenta de la institución amañara el proceso para perjudicar a Triana Martínez.

También ha declarado esta mañana el que fuera diputado de Personal y vicepresidente cuando se convocó la plaza a la que aspiraba Triana Martínez, Raúl Valcarce, quien ha recalcado que Carrasco "insistió muchísimo" en que quería que la oposición fuera "totalmente limpia".

Esta prueba se celebró poco después de una convocatoria anterior cuyos resultados fueron cuestionados e incluso recurridos ya que 40 aspirantes la superaron con la máxima nota y posteriormente se descubrió que estaban vinculados a trabajadores o cargos de la institución, entre ellos el propio hijo de Lescún.

A la primera prueba, de tipo test y de cultura general, concurrieron 33 aspirantes, y solo uno la superó, con una nota de 5,6 -que finalmente ganaría la plaza-, mientras que Triana sacó un 2,2 y quedó eliminada.

Otro de los testigos que ha declarado esta mañana ante el tribunal ha sido Cipriano Elías Martínez 'Pano', que era vicepresidente segundo de la Diputación cuando se cometió el crimen, y avaló a Triana Martínez para su ingreso en el PP.

Ha reconocido que su relación con Isabel Carrasco no era excesivamente cordial. "No nos dábamos besos pero tampoco tortas", ha precisado. También ha señalado que desconocía el tipo de relación que mantenían víctima y acusada.

Ha explicado que él recomendó que se contratase a Triana porque se necesitaba un técnico experto en telecomunicaciones. "Supongo que primero le debieron hacer contratos, aunque no estoy seguro porque nunca entré en temas de personal", ha declarado.

Con los testigos que han declarado la defensa de Triana Martínez trataba de demostrar que la oposición se amañó por orden de Carrasco para perjudicar a la joven e incluso que la persecución fue más allá de echarla de la Diputación y trató por todos los medios de que no encontrase trabajo. No obstante, todos los testimonios -excepto el de Lescún de hoy- han avalado el proceso seguido.

En la sesión inaugural del juicio, el 19 de enero, la madre de Triana, Montserrat González, autora confesa del asesinato, declaró que ella era la única responsable de la muerte de Carrasco, y explicó que lo hizo movida por el odio debido a que la dirigente del PP llevaba años haciendo la vida imposible a su hija.

En este proceso también está acusada la policía local Raquel Gago, amiga de Triana, que entregó el arma homicida en Comisaría treinta horas después del crimen y que aseguró que no sabía como había llegado hasta su vehículo. No obstante, precisó que la debía haber dejado en su vehículo su amiga Triana Martínez, con quien se encontró "casualmente" minutos después del crimen. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual