Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Salud

Condiciones para donar sangre en España

En España, para donar sangre hay que ser mayor de edad, superar los 50 kilos y no tener una enfermedad de transmisión sanguínea

Europa Press. Madrid Actualizada 29/04/2015 a las 16:51
Etiquetas
0 Comentarios

En España la donación de sangre es un gesto solidario, voluntario y altruista, para el que es indispensable ser mayor de edad, pesar más de 50 kilos y no padecer ni haber padecido enfermedades transmisibles por vía sanguínea. Por tanto, en ningún momento la condición sexual del donante es motivo de discriminación en España, como ocurre en Francia donde el derecho galo excluye permanentemente de la donación de sangre a los hombres que tienen relaciones homosexuales.

Los requerimientos para donar parten de la normativa española, un Real Decreto publicado en septiembre de 2005 por el Ministerio de Sanidad, en el que se prima la buena condición de salud del donante frente a sus prácticas sexuales.

Cada centro de transfusión sanguínea establece los criterios de selección de donantes, partiendo siempre de los requisitos que establece el RD, que impone que los candidatos a donantes de sangre deban ser sometidos a un reconocimiento previo a cada extracción, realizado mediante cuestionario y entrevista personal a cargo de un profesional sanitario debidamente cualificado, que es quien va ha de concluir que en ese momento esa persona se encuentra en condiciones buenas de salud para poder donar.

La donación de sangre es por tanto segura, ya que médico realiza al donante una entrevista, le toma la tensión y comprueba su hemoglobina; sólo se realizará la extracción si está en buenas condiciones de salud y, posteriormente, se analiza la sangre extraída.

Según señalan desde el Centro de Transfusiones de Madrid, "al donante se le informará tanto si la analítica es normal como si se hubieran detectado marcadores que afecten su salud. Este último caso supondría la destrucción de la bolsa donada y su exclusión temporal o definitiva como donante".

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha dictaminado este miércoles que la prohibición de donar sangre a los hombres que han tenido relaciones sexuales con otros hombres, vigente en algunos Estados miembros como Francia, "puede resultar justificada". No obstante, la sentencia deja claro que para introducir esta exclusión permanente "es preciso demostrar que estas personas están expuestas a un riesgo elevado de contraer enfermedades infecciosas graves, como el VIH, y que no existen técnicas eficaces de detección o métodos menos coercitivos para garantizar un alto nivel de protección de la salud de los receptores".

Para detectar posibles enfermedades de transmisión sanguínea, antes de realizar la extracción y ser dado como apto, en España todo donante se preguntado por si ha padecido alguna vez una enfermedad de transmisión sexual o transmisible por la sangre (sida, sífilis, gonorrea, clamidia); si ha mantenido una relación sexual con una nueva pareja en los últimos 4 meses sin protección; o si ha consumido drogas ilegales alguna vez (heroína, cocaína, etc).

Estas preguntas, forman parte de un amplio cuestionario donde además de la edad, viajes o enfermedades comunes, el futuro donante es preguntado por una posible convivencia con enfermos de sida o hepatitis; si ha compartido maquinillas de afeitar o cepillos de dientes; si se ha realizado algún tratamiento dental en los últimos 7 días; si ha podido sufrir alguna salpicadura con sangre o punción accidental con aguja en los últimos 4 meses.

Nunca se dona si se está enfermo

Por tanto, en ningún caso se podrá donar si se tiene hepatitis B o C, sida, sífilis o cualquier enfermedad que se transmiten por sangre; si se es diabético insulinodependiente; epilépticos; se tiene una enfermedad grave o se es enfermo crónico.

Tampoco se puede donar si se tiene un catarro, gripe o fiebre; y si se ha viajado fuera de España durante el último año debe informarse, hay que tener en cuenta que hay zonas geográficas del mundo en las cuales son muy prevalentes algunas enfermedades infecciosas como la malaria, el chagas o el paludismo, que obligan a mantener en cuarentena al donante para asegurar que no ha adquirido la infección durante su estancia.

En el caso de tomar medicamentos, en general, la exclusión o no de un donante no viene determinada por la toma de un determinado medicamento sino por la enfermedad o el proceso que obliga al donante a tomar dicho fármaco. No obstante, sí hay algunos medicamentos que si se toman sí excluyen de la donación por riesgo para el posible receptor de la sangre. No es el caso de los mencionados.

Temporalmente, no se podrá donar si se ha sufrido una intervención quirúrgica - se debe esperar una semana en caso de cirugía menor y cuatro meses en el caso de cirugía mayor--; si se ha tenido fiebre hay que esperar quince días tras su resolución; si se ha practicado una endoscopia se debe esperar cuatro meses; en caso de acupuntura sin material desechable, un tatuaje o piercings, se debe esperar cuatro meses.

En el caso de vacunas, dependerá de la misma. Si es de la gripe, no hay que esperar; de hepatitis, se recomiedan cinco días; y si la vacunación es de varicela, rubéola, sarampión, parotiditis hay que esperar veintiocho días.

Asimismo, si se es mujer y se estás embarazada no se puede donar hasta que hayan transcurrido seis meses del parto (también en el caso de aborto).
La persona que done debe recordar no ir en ayunas, dejar pasar 2 meses desde la última donación. Se puede realizar una donación cada 8 semanas, teniendo en cuenta que en un periodo de doce meses no podrán donar más de tres veces las mujeres ni más de cuatro veces los hombres. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual