Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

SECUESTRO

Los piratas del Alakrana aseguran que las cooperantes españolas están en su poder

Un medio somalí dice que están en una base pirata al este del país y que se encuentran en "buen estado". Las dos cooperantes españoles de Médicos Sin Fronteras secuestradas el 13 de octubre en un campamento de refugiados de Kenia.

AGENCIAS. MADRID Actualizada 10/01/2012 a las 22:20
1 Comentarios
Imagen de archivo del 'Alakrana'AFP PHOTO

Las dos cooperantes españoles de Médicos Sin Fronteras secuestradas el 13 de octubre en un campamento de refugiados de Kenia podrían encontrase en una ciudad al este de Somalia, Harardhere, una de las bases de la piratería que ha provocado el caos en las aguas del Índico.

La información se publicó este lunes en un medio local, 'Somalia Report', que confirmó la noticia a través de un portavoz del grupo de secuestradores que podrían tener en su poder a Blanca Thiebaut y Montserrat Serra. Precisamente, esta banda, capitaneada por Mohamed Abdi Hassan, alías 'Afweyne', es la misma que retuvo durante 47 días a la tripulación del atunero vasco Alakrana a finales de 2009.

Según este medio, Blanca y Montse fueron secuestradas en el campamento de Dadaab por varios combatientes de la organización terrorista Al-Shabaab, brazo armado de Al Qaeda en la zona. Éstas, tal y como confirmaron en su momento las autoridades kenianas, fueron trasladadas al sur de Somalia y en la noche del pasado domingo fueron conducidas en lancha rápida a Harardhere, en la región de Mudug. "Están en buen estado", aseguró la fuente citada por 'Somalia Report'.

El canje de las cooperantes entre la guerrilla y la banda de piratas dirigida por 'Afweyne' -un señor de la guerra vinculado a todo tipo de negocios turbios en Somalia- se cifró en unos 200.000 dólares.

Un responsable de Médicos Sin Fronteros, respaldando la línea oficial ofrecida desde el primer día del secuestro, aseguró este martes que no iban a hacer declaraciones sobre esta información y que prefería mantener el silencio para no entorpecer el rescate de sus compañeras. Asimismo, esta fuente señaló que confiaban plenamente en el equipo formado en la zona por la organización para liberar a las dos trabajadoras de la ONG internacional.


Bastión pirata

Harardhere, la ciudad al norte de Mogadiscio, se ha convertido en la mayor base de grupos de piratas, ya que se considera un lugar seguro para encallar los barcos apresados en alta mar y esconder a los rehenes en tierra. Precisamente, no es la primera vez que se trasladan rehenes extranjeros a esta ciudad. Hace pocos días se publicó que la turista británica Judith Tebbut, secuestrada en septiembre en el paradisiaco archipiélago de Lamu, en Kenia, por hombres de Al-Shabaab y vendida luego a los piratas, se encontraba en Harardhere.


También podrían encontrarse en esta ciudad dos cooperantes daneses retenidos en el centro de Somalia y un turista danés y otro estadounidense.

En esta base pirata, además, se negoció en noviembre de 2009 el rescate del atunero vasco Alakrana, que se encontraba fondeado en las proximidades.

Este hecho, si es así, facilitaría el rescate de las cooperantes de Médicos Sin Fronteras, ya que las partes y el 'modus operandi' de la negociación ya son conocidos.


  • Leña a ZP11/01/12 00:00
    Ves lo que has conseguido Zapatero, ¿o es que te creías que diciéndoles "tomar estos 6 millones de ? niños malos y no volváis a pecar" se solucionaba?, la soltaste una vez y ahora los Españoles somos el blanco del terrorismo internacional gracias a que en el mundo terrorista piensan que tenemos los políticos más pánfilos del universo, Alianza de Civilizaciones!!!....Vergüenza de país.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual