Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

ISRAEL LIBERA A PRESOS

Los palestinos se preparan para recibir a sus familiares tras años de cautiverio

En decenas de pueblos y ciudades palestinas miles de personas limpian, decoran casas y calles y cocinan manjares tradicionales para recibir a los 477 presos que saldrán de las cárceles israelíes a cambio de la liberación del soldado Guilad Shalit.

Nuha Musleh y Saud Abú Ramadán. Ramala/Gaza Actualizada 16/10/2011 a las 10:27
Etiquetas
0 Comentarios

En decenas de pueblos y ciudades palestinas miles de personas limpian, decoran casas y calles y cocinan manjares tradicionales para recibir a los 477 presos que saldrán de las cárceles israelíes a cambio de la liberación del soldado Guilad Shalit.

Fayez Muslamani no cabe en sí de alegría; su marido, Aali Muslamani, que cumple sentencia en la cárcel desde hace 26 años, será uno de los liberados. Fotos en blanco y negro de su marido, banderas palestinas y del movimiento nacionalista Fatah adornan su casa en Ram (Jerusalén Este), cuyos doce ocupantes están sumidos en una febril actividad desde que recibieron la buena noticia hace tres días.

Las mujeres de la casa cocinan dulces y elaborados platos típicos palestinos para recibir al tanto tiempo ausente. "Mi marido ha estado encerrado desde 1986. Estoy extremadamente emocionada", explica Fayez a Efe, antes de asegurar que la reciente alegría "se mezcla también con tristeza" por todo lo perdido.

"Tenemos cinco hijos y cuando lo encarcelaron el mayor tenía cuatro años y el menor dos meses. No ha podido criarles y tiene diez nietos a los que no conoce. Tampoco pudo despedirse de su padres antes de que murieran ni estar en las bodas de sus hijos", se lamenta, aunque en seguida le cambia el rostro al decir que "ahora tendrá la oportunidad de volver a vivir su vida".

A esta mujer, de 52 años y que se ha comprado un hermoso vestido con los tradicionales bordados rojos para recibir a su hombre, no se le escapa a quien le debe el júbilo que llena estos días. "Estamos muy agradecidos a los hermanos Hamás por no pensar sólo en los suyos y sacar también a los de Fatah. Este intercambio de presos es la mejor muestra de la unidad nacional. Mi esposo tenía más de cien años de condena. Es un milagro que lo hayan logrado traer a casa", dice Fayez, que señala que esta es la primera vez que salen en un canje residentes de Jerusalén Este.

Primera fase de la liberación

En una primera fase, que podría tener lugar el próximo martes, obtendrán la libertad 477 presos y Hamás devolverá al cabo capturado a las afueras de Gaza hace más de cinco años y, dentro de dos meses, Israel dejará en libertad a otros 550 reclusos de su elección. Fayez considera "prioritario liberar a todos los prisioneros".


"Algún día recuperaremos nuestra tierra y se solucionará la situación política, pero los prisioneros tienen una vida corta, deben volver a casa cuanto antes", afirma.

En la localidad de Kovar, al norte de Ramala, Hanan Barguti tiene una doble alegría: espera impaciente a su hermano Nael y su primo y cuñado Fahim, que verán la luz después de 34 años entre rejas por matar a un colono judío en 1976.

"Espero que cada día capturen a un solado para que todos nuestros presos salgan. Nael y Fahim saldrán, pero quedarán otros 5.000 presos palestinos en cárceles israelíes. La única forma de vencer a Israel es a través de la resistencia y la fuerza. Hemos negociado durante 20 años y no ha servido para nada", declara a Efe.

Los vecinos de Kovar encalan las paredes de sus casas para recibir a los dos primos, de 57 años, y preparan banderas palestinas y de Hamás para la ocasión porque, como asegura Hanan: "Esto se lo debemos a Hamás. Si no fuese por ellos, ningún preso hubiera salido libre".

Ya hace planes para el futuro: "Nael está soltero y esperamos encontrarle una buena mujer. Fahim tiene hijos, uno de ellos encarcelado, y una mujer que le espera hace tres décadas".

En la franja de Gaza, la septuagenaria Um Rafat Al Aruki, agarra con fuerza el retrato de su hijo, al que no ha visto en los últimos dieciocho años, y asegura a Efe que no ha sido capaz de dormir desde que se conoció el acuerdo. Tras ver el telediario, decenas de vecinos y familiares corrieron a su casa para felicitarla y desearla que su hijo estuviera entre los liberados.

Su mayor preocupación en los últimos años era morir sin volver a verlo. Escenas similares se viven en la casa de Ayjan Al Shawa, un dirigente de Hamás en prisión desde hace dos décadas, donde su madre distribuye dulces y caramelos a todo el que pasa por allí para compartir su alegría. "Finalmente veré a Ayman y también lo verán su mujer y sus hijos", dice emocionada.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual