Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Estado Islámico - Daesh

El Estado Islámico golpea a civiles y a fuerzas iraquíes en el frente norte de Mosul

Mosul está viviendo un fuego cruzado entre los bombardeos de la aviación de la coalición internacional y los ataques del Estado Islámico.

Efe. Irak 13/01/2017 a las 06:00
Las fuerzas gubernamentales han lanzado una ofensiva contra Estado Islámico en Mosul.AFP Photo

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) golpeó este jueves a los civiles y las fuerzas iraquíes en el frente septentrional de la ciudad de Mosul (norte de Irak), mientras las tropas consiguieron avanzar y conquistar dos barrios del sureste de la urbe.

El coronel Gamal al Tai, portavoz de las Fuerzas de la Guardia de la provincia de Nínive, cuya capital es Mosul, dijo a Efe que el Estado Islámico intentó detener el avance de los soldados en el barrio de Al Hadbá, en el noreste de Mosul.

Dos terroristas suicidas condujeron un vehículo bomba contra las tropas Al Hadbá, pero estas consiguieron detenerlo y hacerlo explotar, lo que causó daños materiales en muchas casas cercanas.

Asimismo, dos suicidas se infiltraron en la zona de viviendas de Al Hadbá, liberada hace una semana por las fuerzas gubernamentales, y mataron a cuatro civiles al detonar sus cinturones explosivos, mientras que decenas más resultaron heridos.

Al Tai añadió que al menos el 50 por ciento del área está aún en manos de los yihadistas y que las fuerzas iraquíes combaten para arrebatarles el resto del distrito, ubicado en el noreste.

Los habitantes de Al Hadbá enviaron una llamada de socorro a las fuerzas iraquíes para que aceleren su avance y aseguraron que el Estado Islámico les está usando como escudos humanos.

Un residente del distrito, de nombre Abas al Naimi, afirmó a Efe que los yihadistas han destruido las paredes de las casas para moverse a través de ellas y no tener que salir al descubierto y, además, han agrupado a varias familias en las viviendas para usarlas como escudos.

Al Naimi detalló que hay muchas personas atrapadas en sus hogares sin comida y sin agua y se quejó de que el avance de las tropas "es muy lento".

Una mujer que vive en el mismo barrio, identificada como Ibtesam al Abasi, señaló a Efe que el Estado Islámico quemó coches de civiles para que las fuerzas iraquíes no los usen para bloquear las calles y evitar así el paso de los yihadistas.

La residente denunció que los extremistas ejecutaron hoy a cinco jóvenes, que fueron acusados de dar informaciones a las autoridades sobre la ubicación de los terroristas.

Las fuerzas iraquíes han asegurado las pasadas semanas que están contando con gran colaboración por parte de los habitantes de Mosul, que les ayudan a identificar los escondites de los miembros del Estado Islámico a medida que avanzan en el interior de la ciudad.

Además, la Comandancia de las Operaciones Conjuntas anunció hoy en un comunicado que las Fuerzas de Respuesta Rápida, pertenecientes a la Policía, lograron tomar los barrios Sumer y Al Sahrun, en el sureste de Mosul, después de cinco días de intensos combates.

La nota detalló que las fuerzas de seguridad tardaron en hacerse con el dominio de esas dos áreas debido a la presencia de civiles y que estas intentaron "evitar cualquier daño a los habitantes" de Sumer y Al Sahrun.

Por otra parte, el miembro del Comité de Seguridad del Consejo de la Provincia de Nínive Jalaf al Hadidi declaró a Efe que la brigada 16 del Ejército iraquí, que lucha en el frente norte, "ha fallado a la hora de hacer sus deberes y proteger a los civiles".

En este sentido, opinó que el Ejercito iraquí debería expulsar a dicha brigada de la operación de Mosul, después de que bombardeara con artillería a civiles por error en el barrio de Al Qahira, tomado recientemente por las fuerzas antiterroristas.

Al Hadidi aseguró que civiles murieron en ese bombardeo, aunque no especificó el número de víctimas.

Actualmente, no se sabe cuántos habitantes permanecen en el interior de la ciudad de Mosul, pero cuando dio comienzo la campaña militar la ONU calculaba que había entre 1,2 y 1,5 millones de personas en la urbe.

Los habitantes de la ciudad están expuestos al fuego cruzado y a los bombardeos de la aviación y de la coalición internacional, así como a los ataques del Estado Islámico, que está tomando represalias contra la población, la cual ha acogido y ha colaborado con las tropas gubernamentales.

Muchos de los residentes de Mosul han permanecido en sus hogares, a pesar de los combates, tal y como les pidieron las autoridades al inicio de la ofensiva, el pasado 17 de octubre.

En aquel entonces, se temía un éxodo de refugiados de la urbe y la ONU estimaba que su número podría alcanzar las 200.000 personas sólo en las primeras semanas de la campaña militar, pero casi tres meses después la cifra de desplazados se ha situado en unos 160.000, según las autoridades locales. 




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo