Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Oriente Próximo

Israel expulsa a una periodista aragonesa por ser una “amenaza para la seguridad”

La bilbilitana Patricia de Blas viajaba a Israel para asistir a un seminario sobre la cobertura mediática de conflictos internacionales.

P. Zapater. Zaragoza Actualizada 27/08/2016 a las 08:58
Israel expulsa a una periodista aragonesa por ser una “amenaza para la seguridad”

Israel dice que soy una amenaza para la seguridad del país, y por eso me ha prohibido la entrada durante al menos diez años”, así denuncia la periodistas aragonesa Patricia de Blas que se le haya negado la entrada al país al que acudía para participar en un seminario sobre la cobertura mediática de conflictos internacionales.

De Blas volvía a Israel tras recalar allí unos meses antes. En aquella ocasión su destino fue Palestina: “para llegar por vía aérea el único modo es pasar por Israel”, explica. En fechas anteriores, durante su estancia en territorio palestino, aprovechó para aprender un poco de árabe e impartir talleres sobre periodismo en una onegé. También tuvo la oportunidad de publicar unas fotos en una revista palestina.

Pero esta vez su intención era visitar Israel. Quería conocer la otra cara del conflicto y acudir a un congreso organizado por una escuela israelí cercana a la ciudad de Tel Aviv. La aragonesa figuraba entre los 24 periodistas seleccionados en diferentes países para participar en el evento.

“Siempre que alguien viaja a Israel por un periodo superior a 1 semana es interrogado. Así que, en principio, no me sorprendió que a mi llegada me tocase pasar por este trámite, -cuenta-. Ocurre lo mismo cuando se trata de un activista o se pertenece a alguna organización de carácter social. Entonces, es probable que las autoridades nieguen la entrada alegando diversos motivos”

En el caso de Patricia de Blas el interrogatorio duró más de lo habitual. Durante 6 horas fue interpelada por 4 personas distintas. “Les pareció sospechoso que hubiera pasado por Israel unos meses antes, -prosigue-. Así que finalmente llegó el jefe de seguridad del aeropuerto y me obligaron a mostrar las fotografías que tenía en mi móvil, así como el contenido de mis perfiles en Facebook y Flickr. Se enfadó mucho al ver algunas de las publicaciones pero no tengo nada que esconder, de hecho mi página en Facebook está abierta y cualquiera puede acceder a ella”
 

"Cooperé con ellos en todo momento"

“Entre mis publicaciones, había una crítica a unas declaraciones de Netanyahu y una noticia de 'Al Jazeera' sobre las violaciones del derecho humanitario por parte de Israel. Además, durante mi viaje anterior, había publicado fotografías de una protesta de palestinos en contra de la ocupación. Eso fue suficiente para que empezasen a tratarme como a una criminal y me considerasen una amenaza, a pesar de que yo estoy en contra de todo tipo de violencia y de que cooperé con ellos todo el tiempo”, relata De Blas en un texto publicado en su Facebook.


De Blas también afirma que mientras duró el interrogatorio no se le permitió llamar a la Embajada de España y que al término de este le comunicaron que no podría entrar en el país ya que suponía una “amenaza para la seguridad del Estado”.
 

"Esto pasa cada 2 por 3"

Después fue conducida hasta un centro para inmigrantes ilegales donde pasó la noche, hasta que al día siguiente fue llevada hasta un avión con destino a España. “No me devolvieron el pasaporte hasta llegar a Madrid”, apostilla. Hizo escala en Estambul, escoltada en todo momento, y al llegar a Barajas informó a la Policía Nacional sobre lo que le había ocurrido: “Me dijeron que esto es habitual en Israel y que pasa cada 2 por 3”.

“Sé que lo que me ha sucedido a mí no es comparable con los abusos que sufren los palestinos durante toda su vida. Lo mío, al final, es una tontería comparado con todo lo que está ocurriendo allí”, subraya. Tras la pesadilla vivida, De Blas puntualiza que “pese a todo, esto no debe ser un obstáculo para nadie que quiera visitar Palestina, es un lugar maravilloso y muy hospitalario que animo a conocer”.

La publicación de De Blas en Facebook concluía manifestando su tristeza por lo ocurrido: “Sé que no podré volver a ver a muchos buenos amigos, porque ellos no pueden salir, y ahora yo ya no puedo entrar”.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual