Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Navidad

El Papa inicia la Navidad en un contexto de "tercera guerra mundial por partes"

"El Nacimiento nos dice que el Señor nunca se impone con la fuerza", ha dicho en su primera referencia a la Navidad este año.

Europa Press. Roma Actualizada 23/12/2015 a las 22:57
Etiquetas
Una imagen de archivo del Papa Francisco.Efe

La Misa del Gallo, la bendición dirigida a todo el mundo 'Urbi et Orbi' --que solo es impartida en Semana Santa, Navidad y tras la elección de un Pontífice y que este año se prevé que vaya acompañada de un mensaje para que acaben las guerras-- y la Jornada Mundial de la Paz, serán las principales celebraciones que marcarán la tercera Navidad del Papa Francisco en el Vaticano.

Estas celebraciones se enmarcarán en un contexto mundial de "tercera guerra mundial por partes", tal y como definió la situación el Papa Francisco en su tercer mensaje para la 49 Jornada Mundial de la Paz. Según precisó, "las guerras y los atentados terroristas, con sus trágicas consecuencias, los secuestros, las persecuciones, las prevaricaciones" se han "multiplicado en muchas regiones del mundo, hasta asumir las formas de la que se podría llamar una tercera guerra mundial en fases".

Las tradicionales celebraciones litúrgicas comenzarán el 24 de diciembre a las 21,30 horas con la misa del Gallo en la Basílica de San Pedro. Junto al Papa concelebrarán 30 cardenales, 40 obispos, 250 sacerdotes y 14 diáconos, mientras que otros cien curas darán la comunión.

Además, está previsto que ese mismo día se inaugure el tradicional Portal de Belén que todos los años se levanta delante del obelisco que se encuentran en el centro de la plaza de San Pedro.

Al día siguiente, el día de Navidad, Francisco se asomará al balcón central de la basílica vaticana e impartirá a los 1.200 millones de católicos del mundo su bendición 'urbi et orbi', en un contexto de guerras y de fundamentalismo religioso. Está previsto que el Papa se dirija "a la ciudad y al mundo" y que reitere su petición para que se ponga fin a las situaciones de guerra e injusticias en todo el mundo.

El 31 de diciembre celebrará las vísperas y el Te Deum en acción de gracias por el año que termina y la primera celebración del 2016 tendrá lugar el mismo 1 de enero, Solemnidad de María Santísima, Madre de Dios, y 49 Jornada Mundial de la Paz. Está previsto que a las 10,00 horas el Papa celebre una misa en la basílica de San Pedro. Por último, el miércoles 6 de enero presidirá la eucaristía de la solemnidad de la Epifanía del Señor.

Contra la violencia 

Durante todas estas celebraciones, se espera que el Papa lance mensajes de paz en medio de las guerras y los ataques terroristas. De hecho, en su primera referencia a la Navidad este año, Francisco remarcó el pasado viernes 18 de diciembre que Dios no se debe imponer a la fuerza. "El Nacimiento nos dice también que el Señor nunca se impone con la fuerza", enfatizó durante la audiencia a las delegaciones procedentes de Trentino y de los ayuntamientos bávaros de Hirschau, Schnaittenbach y Freudenberg, de donde provienen el pesebre y el árbol de Navidad, que decoran este año la plaza de San Pedro, y que se iluminaron ese mismo viernes.

Fracisco ya se refirió a los conflictos durante las pasadas navidades, cuando en su bendición 'Urbi et Orbi' pidió por los cristianos en Irak y Siria y se refirió al drama de los que son perseguidos en Oriente Medio por el DAESH y a la guerra en Siria. "Le pido a Jesús que mire a los hermanos de Irak y Siria que sufren una persecución brutal. Que la Navidad les traiga esperanza", agregó el Pontífice.

También tuvo palabras para los ucranianos, enfrascados en un violento enfrentamiento con Rusia, por la anexión de Crimea. "Qué Jesús mire a los cristianos que están en Ucrania para que puedan emprender un nuevo camino de confraternidad y salvación", dijo.

Además, en la misa de año nuevo, el 1 de enero de 2015, Francisco pidió "luchar contra las formas modernas de esclavitud" y durante la misa que celebró en el Vaticano en la Jornada Mundial de la Paz, el Papa advirtió de que las "escasas" oportunidades de trabajo contribuyen a la aparición de formas de esclavitud moderna.

Defensa de los más pobres

A punto de cumplir tres años de pontificado, el Papa siempre ha defendido a los más vulnerables y a los pobres, criticando los abusos del sistema económico que descarta lo que no sirve. Así lo manifestó también durante su primera Navidad en el Vaticano.

En la misa que celebró el 31 de diciembre de 2014 para agradecer el fin del año que culminaba, el Papa llamó a ser más solidarios y pidió además "defender a los pobres". "Hay que defender a los pobres y no defenderse de los pobres, hay que servir a los débiles y no servirse de los débiles", manifestó en la Basílica de San Pedro.

También se ha solidarizado siempre con los más pobres y les ha obsequiado con regalos. En 2013, durante su primera Navidad en el Vaticano, Francisco regaló tarjetas telefónicas y billetes para el transporte público a las familias más necesitadas de Roma. El año pasado donó algunos de sus regalos para una rifa destinada a los pobres.

Durante una entrevista con el diario italiano 'La Stampa', en su primera Navidad como obispo de Roma, Francisco afirmó que para él "la Navidad es esperanza y ternura". "La Navidad es el encuentro de Dios con su pueblo. También es un consuelo, un misterio de consuelo. Muchas veces, después de la misa de medianoche, paso un tiempo a solas en la capilla, antes de la celebración de la Misa por la mañana. Con esta sensación de profunda paz y consuelo", explicó.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual