Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

EE.UU.

Acusan a un hospital de congelar viva a una paciente que dieron por muerta

Los expertos aseguran que las magulladuras de su cadáver se produjeron antes del fallecimiento.

Europa Press. Washington Actualizada 03/04/2014 a las 21:49
0 Comentarios

Un tribunal de apelación de California ha readmitido a trámite la denuncia de una familia en la que acusa al personal del hospital White Memorial Medical Center de haber congelado viva a una paciente que dieron erróneamente por muerta. La denuncia fue desestimado en un primer momento por un tribunal de primera instancia que consideraba que el presunto delito había prescrito, según ha publicado el diario "Los Angeles Times".

El marido y los hijos de María de Jesús, que supuestamente falleció a los 80 años por un paro cardiaco en 2010, han declarado que el día del funeral el cadáver de María tenía la nariz rota y varias heridas y cortes en la cara, lo que les hizo sospechar que el cuerpo podría haber sido maltratado durante su estancia en la morgue del hospital, ya que había sido entregado al personal médico sin ninguna magulladura.

La familia Arroyo presentó en 2011 una denuncia por negligencia contra el hospital, alegando que el cadáver había sido golpeado y que el cuerpo había sido introducido boca abajo en la bolsa que lo contenía. Poco antes del juicio, el abogado de la familia retiró la demanda para abrir un nuevo proceso en el que acusaba al centro médico de haber dado por muerta a María de forma errónea y de haberla congelado cuando aún seguía con vida.

Los familiares de la anciana recurrieron a expertos para determinar el origen de las lesiones del cadáver y presentar nuevas pruebas ante el tribunal. William Manion, patólogo de profesión, ha declarado que "las heridas no pudieron producirse postmortem". "Solo hay una explicación razonable: la señora Arroyo estaba viva cuando fue introducida en la cámara refrigerada", ha añadido el especialista.

Manión ha concluido su testimonio alegando que "seguramente María padeciese un gran sufrimiento y angustia en sus últimos momentos".

El abogado del hospital White Memorial, Richard J. Ryan, ha declarado que "según la investigación, los alegatos de la familia Arroyo no podrán ser demostrados".

El tribunal de apelación del segundo distrito de Los Ángeles ha declarado que el caso ha sido reabierto al considerar que la familia no sabía que el cuerpo de María podría haber sido congelado en vida cuando se presentó la primera denuncia, ya que esta versión cogió fuerza después de haber escuchado la opinión de varios expertos.

"Los demandantes no tenían razones para sospechar que la difunta estaba viva cuando dejaron el cuerpo en el depósito de cadáveres y cuando se produjeron las lesiones que descubrieron durante el funeral", han comunicado los jueces que han reabierto el caso.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual