Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Accidente naval

Comienza la operación para enderezar el Costa Concordia

Es la primera vez que se afronta un reto de esta magnitud.

Efe. Roma Actualizada 16/09/2013 a las 08:47
2 Comentarios
Comienza la operación para enderezar el Costa Concordia

Comienza hoy la operación de ingeniería, sin precedentes en la historia, para enderezar el Costa Concordia, el gigantesco crucero que hace 21 meses naufragaba causando la muerte de 32 personas y quedaba encallado frente a las costas de la turística isla del Giglio (centro de Italia).

La operación de "parbuckling", el término técnico con el que se conoce el sistema con el que se procederá a la rotación de 65 grados para que el barco vuelva a estar en posición vertical, comenzará con algunas horas de retraso respecto a la prevista (4.00 GMT) debido a un fuerte temporal que se produjo durante la noche.

La expectación por la operación ha convocado a más de 500 periodistas procedentes de todo el mundo, para seguir en directo como la mole de 44.600 toneladas de peso, 290 metros de longitud y cerca 70 metros de altura volverá a ser reflotada.

La operación será realizada por la sociedad estadounidense Titan Salvage y la italiana Micoperi, ha costado 600 millones de euros a la naviera Costa Cruceros y cerca de 500 personas trabajarán para devolver al barco a la posición vertical en cerca de 12 horas, si el tiempo lo permite,

El comisario extraordinario para la emergencia del Costa Concordia y jefe de la Protección Civil italiana, Franco Gabrielli, aseguró que todo saldrá bien y que la prioridad tras enderezar el crucero será la búsqueda de los dos cuerpos que aún no se han recuperado, la pasajera Maria Grazia Trecarichi y el miembro de la tripulación Russel Rebelli.

El crucero no se moverá de El Giglio hasta la primavera del año que viene, cuando comenzará su viaje final hasta un puerto cercano, en el que se procederá a su desguace.

Es la primera vez que se afronta un reto de esta magnitud.

Tras la finalización de la fase de estabilización del barco (a principios de noviembre del año pasado), se construyó una estructura, un falso fondo, formado por cajones y plataformas, sobre la que descansará el barco tras su fase de rotación para evitar su hundimiento.

En la operación de "parbuckling" una especie de gatos tensarán por una parte los cables de acero unidos a la parte superior de los cajones y de las plataformas submarinas, que serán tirados hacia arriba, mientras que otros cables, conectados a las 13 torretas construidas a estribor, se utilizarán para dar al barco el equilibrio.

Una fase muy delicada, en la que las fuerzas tienen que compensarse para evitar deformar o roturas en el casco.

Cuando el crucero se encuentre ya en posición vertical se pasará a la fase siguiente con la instalación de 15 nuevos flotadores-estabilizadores, iguales a los ya instalados en la parte izquierda del casco y que gracias a un sistema neumático, que vaciará el agua de forma gradual de su interior, dará el empuje suficiente para reflotar el barco.

Todo está listo, se han realizado numerosas pruebas para garantizar que toda la operación de rotación saldrá perfecta, aunque han surgido algunas dudas sobre el posible impacto medioambiental que tendrá el reflote debido a todos los residuos y líquidos que se acumulan aún en su interior.


  • elpapus16/09/13 00:00
    El guardacostas al capitán Francesco Schettino: "¡Vuelva al barco, haré que pague por esto!"  "Vuelva a bordo, ¿ Se niega?" Mientras la chica moldava se abraza al capitán... Qué gran guión para una memorable película de Fellini.
  • AngeL16/09/13 00:00
    Oigan creo que antes de esto iba el Titanic, el pobre ahí esperando que lo saquen.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual