Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

PIRINEO

El tercer ataque de la osa mata a cuatro ovejas a solo un kilómetro de un pueblo de Ribagorza

El sonido de las esquilas del rebaño asustado que bajó a Ballabriga alertó a los vecinos en plena madrugada.

ANA IPAS. Huesca Actualizada 04/11/2011 a las 08:52
45 Comentarios
SarousseMEDIO AMBIENTE

El sonido de las esquilas de las ovejas que entraban en el pueblo sobresaltó a los vecinos la madrugada del sábado. Algo había sucedido para que un rebaño se hubiera asustado y bajara a refugiarse en las calles de Ballabriga, un núcleo del municipio ribagorzano de Veracruz. La osa, que desde hace más de un año se ha asentado en esta zona a los pies del macizo del Turbón, ha vuelto a atacar, esta vez a solo un kilómetro de una zona habitada. Cuatro ovejas muertas, una herida y tres más desaparecidas es el balance del tercer asalto de este animal en 2011. Los ganaderos temen que el plantígrado, antes de la hibernación, vuelva a acechar a sus animales.


El hijo de Fernando Garanto Saura, el ganadero afectado, explicó que, como cada día, su padre cuidó de su rebaño en el monte y al caer el sol, regresó a su pueblo para dormir. Las ovejas, unas 300 en total, las había dejado aquella noche del viernes al sábado en la Sierra de Ballabriga, a un kilómetro escaso de su casa.

Estaba acostado cuando el ruido de las esquilas por las calles del pequeño pueblo de Ballabriga le sobresaltó. Algo había asustado al rebaño y en plena noche se había movido del lugar en el que descansaba. Al punto de la mañana, llamó a otros familiares y se acercaron al monte. «Estaban todas desperdigadas: 12 por aquí, 50 por allá, otras tantas por allí», relató el hijo del propietario. Y también hallaron «una oveja devorada y tres más muertas, despeñadas en la estampida que provocó el oso con su presencia», relató el hijo del propietario. Había otra más herida y, tras el recuento del rebaño, han comprobado que les faltan tres animales más.

Los zarpazos que presentaba la oveja que había sido devorada les hizo pensar enseguida en el oso. «No es el primer ataque que se produce en la zona. Hubo uno en primavera en Llert y hace poco más de un mes otro en los pastos de Las Aras, próximos al núcleo de Abella, en el término de Laspaúles», informó el ganadero, quien explicó que todos estos pueblos están muy cerca, en las faldas del macizo del Turbón.


Fotos de las huellas


El pastor no dudó en alertar al guarda que vigila los pasos del oso en esta zona de la Ribagorza. «El domingo estuvo con nosotros», comentó. Aunque fue imposible contrastar la información con el departamento de Medio Ambiente, el ganadero aseguró que el técnico realizó fotografías del animal que había sido devorado y que por la forma en la que lo habían hecho (sacando las entrañas) no cabía duda de que se trataba de un oso.

El guarda del oso también localizó en las inmediaciones del ataque huellas de un plantígrado. Además, colocó una cámara fotovoltaica (disparan con el movimiento) en el lugar del ataque ya que era previsible que el animal volviera a la zona para comer más carne y coger reservas de cara a la hibernación que pronto comenzará. Si bien no se conoce con seguridad de qué ejemplar se trata, todo parece apuntar que es Sarousse, una hembra de origen esloveno que fue liberada por Francia en 2006 y que desde hace un año se ha asentado en esta zona de la Ribagorza.

En los últimos cinco meses, este es el tercer ataque de un oso que se registra en la zona. «Cada vez se producen más al sur», alertó el ganadero que teme que la osa, ante la inminente llegada del invierno y de las nieves, vuelva a intentar atacar a sus rebaños que están en las inmediaciones del pueblo. «Tememos que se haya viciado, acostumbrado a comer carne y se sucedan más ataques». Añadió que además de para ellos, los ganaderos, el oso también puede ser un peligro para otros vecinos y turistas. «Ahora hay mucha gente que sale a por setas al monte. En teoría, dicen que no ataca, pero es que no sabes cómo va a reaccionar», concluyó.



  • Asociación Fondo Natural08/11/11 00:00
    Es un hecho irrefutable que la extinción del oso pardo en Pirineos y en la mayor parte del continente se debe principalmente a la persecución directa del hombre (caza legal y furtivismo) y a la degradación o reducción de su hábitat. Afortunadamente la sociedad es cada vez más consciente de la necesidad de conservarlo, no solo como un deber moral hacia toda la biodiversidad, sino también por los enormes beneficios que reporta, a pesar de los daños que también ocasiona. Su presencia es probablemente el mayor activo de un territorio, una imagen de marca insustituible para el turismo y los productos locales, además de una fuente de ingresos importante y necesaria para las explotaciones ganaderas extensivas. www.amigosdeloso.blogspot.com
  • SUSANA07/11/11 00:00
    Cuando en estos tristes casos de habla de diálogo, todos entendemos que estamos hablando de indemnizaciones justas y rápidas, podemos ser claros en esto. Sin embargo, en estos momentos lo principal es asegurarse de que han sido los osos. Existe un problema generalizado en los bosques españoles y que está creciendo sin parar: los perros asilvestrados. Son perros que los humanos hemos perdido, o simplemente abandonado. Yo los he visto y de verdad que aterrorizan por su ferocidad, y tienen el peligro añadido de que nos conocen...
  • Otto_Kraut07/11/11 00:00
    Bartolo, lo de la reunión pro oso de Ansó, era más bien una reunión de pseudo-neonazis, que amparados bajo la bandera verde del ecologismo pretendían recabar votos entre las gentes. Por otro lado, el oso, no sabe de leyes, no sabe que comiéndose una oveja, una cabra etc está perjudicando, así que no le juzguéis a la torera. Juzgad antes al político que desde su despacho perfumado y calefactado decide por nosotros. Me parece que nunca han tenido la oportunidad de trabajar en el campo, con ganado. Yo trabajé este verano con cabras y nunca sufrí ningún miedo ni ataques, una buena solución son los perros, los cercos y las trampas luminosas (inofensivas para el oso). Creo de verdad que la convivencia ganadero-oso es factible. Un saludo.
  • luis06/11/11 00:00
    Acotemos un lugar para que el oso no pueda salir de ahí y se podría hacer como una especie de "comedero" donde se le den animales para que los cace. Ganaderos contentos y los observadores de osos también. Si esta solución no les gustan a algunos que se llaman ecologistas, pues entonces que paguen de su bolsillo los daños y no los demás.
  • del oso a alfonso05/11/11 00:00
    Alfonso te invito a visitar mi osera, seguro que estarás bien, por lomenos no se te cagaran las palomas encima y respiraras aire puro. Traete el ordenador con el internet movil, porque eso si aqui no tenemos fibra.
  • del Oso a Begoña05/11/11 00:00
    Estimada Begoña, no quiero enemistarme con vd. sé que es vd. una persona agradable y cabal, la observo desde mi osera y se que es así, las mismas personas y leyes que a vd. la protegen a mi me matan, pero le aconsejo que tenga cuidado con hacienda, se les llevarás las ovejas, y le prometaá muchas cosas, incluso esa carretera de la que vds. habla, pero se quedará sin carretera, ahora eso si, le pondra en la plaza del pueblo dos columpios y un tobogan para sus niños, la farmacia se la pondra a 40 km. A mi en cambio para que jueguen mis ositos, les ponen cepos, escondidos y para que ni yo los pueda proteger. Creo que todos podemos tener nuestro sitio. Un abrazo de oso.
  • Miguel05/11/11 00:00
    Toda una vida en el valle, viendo como mis paisanos ganaderos suben los rebaños en junio y se pasan en todoterreno a ver como pacen una vez por semana. Hacen un recuento superficial y se vuelven a casita y hasta la próxima. Ni cercados, ni reagrupamientos, ni mastines, ni cercos eléctricos, ni vigilancia....solo se ponen las pilas cuando toca justificar la PAC o la subvención correspondiente o cuando pierden una oveja por perro asilvestrado y quieren por cuestiones de dineros, que sea el oso. Los ganaderos son parte de mi cultura, de mi herencia, pero dejan de serlo en el momento en el que consideraron el monte como propiedad exclusiva (ni osos, ni buitres) e incluso cuando, y esto lo he visto, han llegado a insultar a turistas por meterse en lo que consideran suyo, solo suyo. Deseo la convivencia con el oso, pero a la hora de escoger al más sensato, me quedo con el plantígrado. A los antiosos se les nota, y perdonen ustedes, una marcada ignorancia y un estereotipo sobre quienes lo defendemos; estereotipo que en el 63% de la población montañesa favorable a su conservación se rompe, estereotipo que en mi caso, con un monte osero frente al teclado, se rompe. Lo malo y ellos no lo ven, es que se extingue quien no evoluciona y el ganadero, mucho me temo pues en el fondo son parte de mi, van camino de ello. El oso no es el enemigo. Esos los teneis entre los políticos, entre quienes os obligan a competir en un mercado injusto, en una transformación económica del Pirineo encaminada al sector servicios y si, también entre vosotros mismos. Hoy daré la mano a un ganadero y le preguntaré que tal le va. Soy tan montañés como el. Solo que yo, públicamente, defiendo a alguien con tanto derecho como nosotros a estar en el Pirineo: el oso. Y a ciertos exaltados del comentario un consejo: leer un poco.
  • Bartolo05/11/11 00:00
    Opiniones como la de Alfonso o Luisete, tras las cuales hay actitudes paralelas, siguen siendo desgraciadamentes abundantes. Se confunde el ecologismo mal entendido con el afán de mantener un Pirineo lo mejor conservado posible. Afortunadamente no todos los ecologistas en esta región ni en este país son como el grupúsculo que hace un tiempo se manifestó en la plaza de Ansó a favor del oso en Pirineo. Gente como esta haca tanto daño o más como quien opina sin saber o conocer, muchas veces ni tan siquiera lo mínimo. Me consuelo leyendo opiniones como las de Miguel o Jesús quienes a pesar de las críticas que vierten, dejan abierta la posibilidad al encuentro y al dialogo. Creo que ahora mismo sigue haciendo falta mucho diálogo. Entre ganaderos, entre propietarios del monte, entre biólogos y conservacionistas, entre técnicos de la administración. Si este acuerdo no es sólido el político de turno, sea del color que sea, se las ingeniará más fácil de lo que podamos pensar para adaptar ese planteamiento propuesto a sus intereses políticos y todo quedará nuevamente desvirtuado. Vendetta veo que los conoce bien a tenor de su comentario. Espero que entre todos seamos capaces de conseguir algo que beneficie tanto al oso como a los ganaderos, propietarios del monte, conservacionistas y sociedad en general.
  • Jesus05/11/11 00:00
    Al leer un domingo por la mañana algunos de los comentarios aparecidos, te desaparece la alegría festiva? Vamos a dejarnos de Técnicos Medioambientales, bicicleteros, osos hormonados y osos emigrantes sin papeles. Existe una realidad sencilla y evidente. Se ha llevado con el oso un política de hechos consumados, no han existido procesos de diálogo ( llamado ahora participación Ciudadana) y simplemente se ha actuado, a veces sin enterarse ni los mismos políticos. Las tierras de Pirineo ( territorio del oso) son de propiedad particular o de utilidad pública ( por el uso, no por la titularidad, la mayoría montes de los Ayuntamientos), y a los propietarios no se nos ha preguntado y se nos ha impuesto un modelo, que sea malo o no, nace con defectos de forma y fondo. Llevamos más de 30 años invirtiendo dinero público en el oso y ¿ cuales son los resultados? Es hora de evaluarlos y también a quienes no los han obtenido. La mayor parte de este dinero proviene de Europa y los objetivos eran gastar un 50% en la zona( compensación por las molestias) , un 40% en la especie ( actuaciones directas) y un 10% en la gestión. Pero el resultado ha sido el contrario se ha gastado un 90% en ? gestión? y un 10% en el resto. Han sido beneficiados los que han cobrado cantidad de estudios, de finalidad desconocida, los encargados de seguimientos, censos?.muchas veces no dependientes de la función pública y se han pagado Asociaciones, Fundaciones o grupos, sin control pública de sueldos, contabilidades, contratación de personal, preparación? vamos un negocio para algunos ¿ y los resultados? Como se comprenderá, soy indígena , pero no soy analfabeto y puedo discutir de tú a tú, con alguna de las eminencias que han surgido en estos temas. Recordar que no sólo es el oso, es el quebrantahuesos, fue el bucardo( que en paz descanse), la nutria? o ahora hay dinero para el urogallo y empieza el interés por el ? pavo?. Por ello no pido, sino exijo que tengamos voz los habitantes y propietarios, para defender nuestros derechos históricos y nuestras formas de vida, que se realicen los estudios desde la Administración, que tiene medios suficientes, que se mande a casa a todos los ?arrejuntados sin papeles de acceso a la función pública? y se dedique la mayor parte de los fondos al territorio, sin tanto gestor beneficiario. Se que esto levantará ampollas y más de un susto, porque es una propuesta de ? extinción? de una forma de vida de algunos, que les ha dado mucho, pero como dicen en mi pueblo? la verdad sólo tiene un camino?, lo puedo decir también en idioma indígena?porque también lo mantenemos vivo nosotros. Por ello reflexión y exigencia a los políticos. Saludos Jesús
  • anti-bicicleto04/11/11 00:00
    Yo mandaba a bicicleto a pedalear por los montes y de paso que cuide de las ovejas ya que no tiene luces para mucho mas....... Cuando aparezca el oso que le de con la bicicleta y solucionado
Ver más comentarios





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual