Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

CRISIS ECONÓMICA

En 2011 las empresas tardaron en cobrar 98 días de media, 5 más que en 2010

Más de un tercio de las 600.000 empresas que han cerrado en España desde que empezó la crisis lo han hecho a causa de la morosidad, un problema que antes se solucionaba con financiación algo que ahora ya no existe.

EFE. Madrid Actualizada 16/01/2012 a las 18:40
0 Comentarios

El plazo medio de cobro de las empresas a los proveedores del sector privado fue de 98 días en 2011, mientras que en el público fue de 162, lo que supone en ambos casos un aumento de cinco días, según un estudio de la Plataforma multisectorial contra la morosidad (PMcM).

Para elaborar el informe, que ha sido presentado a la prensa, PMcM ha contado con la opinión de más de 950 empresas asociadas a esa organización, de las que el 94,4 % eran pymes o autónomos, que han participado en una encuesta entre septiembre y noviembre de 2011.

De dichas empresas, el 63,2 % tiene actualmente contratos o acuerdos comerciales con clientes que les exigen plazos de pago superiores a los 85 días que establece la ley de Morosidad aprobada en 2010.

Por ello, el portavoz de PMcM, Antonio Cañete, ha pedido "valentía" a las empresas para reclamar los impagos y ha puesto a su disposición la comisión jurídica de esta plataforma para quien necesite asesoramiento a la hora de emprender acciones legales.

En este sentido, ha recordado que la ley reduce los plazos de pago de las Administraciones a proveedores a 40 días y los de empresas a 75.

Por su parte, el presidente de PMcM, Rafael Barón, ha subrayado la necesidad de que se cumpla tajantemente la ley para que las empresas no acaben cerrando.

Según Barón más de un tercio de las 600.000 empresas que han cerrado en España desde que empezó la crisis lo han hecho a causa de la morosidad, un problema que antes se solucionaba con financiación algo que ahora ya no existe.

En el sector privado, el plazo medio de cobro en 2009 era de 101 días y bajó a 93 días en 2010 como consecuencia de la aprobación de la ley de Morosidad; pero en 2011 ha vuelto a subir hasta los 98 días, en tanto que en el sector público, el plazo medio de cobro en 2009 era de 154 días; en 2010, de 157 y en 2011, de 162.

Respecto a la evolución de impagados, el 52 % de los encuestados ha dicho que ha sido mayor que en 2010, mientras que la ratio de morosidad (el porcentaje de impagos sobre el total de la facturación) en 2011 llegó al 7,1 %, frente al 5,1 % de 2010.

En opinión de Barón, cinco días más de media en el cobro (en el ámbito del sector privado) es un "drama" para las empresas españolas, que se distancian de las del entorno europeo.

Como ejemplo, ha citado que, en el ámbito público, la diferencia entre la media europea y España es de 100 días.

"Si España debe financiar 100 días más de morosidad que la media europea no es competitivo", ha afirmado Barón, para quien cambiar esta tendencia es "determinante" o España irá "a la catástrofe".

Además, según la encuesta, el 50 % de las empresas reconocen que sus ventas han caído el 50 % en 2011 y que en 2010 y 2009 las caídas fueron superiores o en torno al 56 %.

Por ello, PMcM ha enviado al Gobierno una serie de propuestas que contempla, entre otras cuestiones, el desarrollo de la ley de 2010, en cuanto al régimen sancionador, la creación del Observatorio de la Morosidad y la creación del mediador empresarial y de los tribunales de comercio para disminuir la judicialización de los conflictos motivados por impagos.

El documento incluye también medidas para facilitar el acceso al crédito y para mejorar la liquidez empresarial mediante medidas tributarias.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual