Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Voleibol

El pundonor del CAI Teruel no pudo ante la eficacia del Roeselare

El equipo turolense deberá remontar en la vuelta para acceder a su primera semifinal europea.

Efe. Teruel Actualizada 17/02/2016 a las 23:48
Etiquetas
Los jugadores del Cai Teruel en la cancha de Los planos.Antonio García/Bykofoto


El CAI Voleibol Teruel cayó este miércoles en casa ante el Knack Roeselare (1-3) y fía su presencia en su primera semifinal europea de la Copa CEV a que consiga una complicadísima remontada en el pabellón de los belgas el próximo 3 de marzo.

Ambos equipos repitieron el mismo resultado que se ha dado en los dos enfrentamientos que han disputado en partido oficial, durante la Liga de Campeones en 2010. En esta ocasión, sin embargo, el CAI Teruel mereció algo más.

Para los aragoneses pesó como una losa el mal comienzo de partido. El saque fue deficiente y el ataque anulado por la defensa en la red, por lo que a las primeras de cambio el CAI se vio obligado a remontar un 0-2 en contra.

Sin embargo a partir de ahí los cambios introducidos por el entrenador caísta dieron mucho más empaque al ataque turolense, que estuvo a un punto de igualar y forzar el quinto set. Sin embargo se impuso la lógica y el Roeslare apuntaló en Teruel una eliminatoria que su rival tendrá muy difícil remontar.

El encuentro comenzó muy de cara para los belgas. El saque del CAI Teruel se mostró errático en los primeros compases y facilitó mucho el trabajo de recepción de Dejonckheere y Gertjan Claes. Incluso con el atacante Verhanneman alejado de sus mejores cifras, las claras opciones de ataque de que disponía el colocador español del Roeselare, Ángel Trinidad, permitió a los visitantes mandar con claridad en el marcador en las dos mangas iniciales.

La primera concluyó con 22-25, gracias a que el CAI Teruel maquilló el resultado en los últimos puntos, y la segunda, algo más igualada, se cerró con 20-25. Carlos Carreño movió ficha y sentó en el banquillo a su opuesto titular, Juan Carlos Barcala, sustituyéndole por Fitterer. El cambio de cromos surtió efecto y el bloqueo en la red belga, que hasta entonces había sido un enorme quebradero de cabeza para los aragoneses, empezó a verse superado.

También mejoró el saque de los de casa haciendo sufrir más a su rival en recepción. Así las cosas, el CAI cuajó un completo tercer set, en el que estuvo siempre por delante -a excepción del 0-1 inicial- y se mantuvo dentro del partido al finiquitarlo por 25-22.

Carreño mantuvo a Fitterer en pista y además sacó a Altayó en lugar de Bugallo para afrontar la cuarta manga. Esta fue un toma y daca con sabor a final entre dos equipos que se mostraron más igualados de lo que se preveía -Roeselare es claro favorito en esta eliminatoria-, y que dio de sí uno de los finales de set más intensos y emocionantes que se han vivido en los últimos años en Los Planos.

El Roeselare disfrutó de su primer punto de partido con 23-24, pero el CAI Teruel le dio la vuelta y tuvo una ocasión de igualar el choque con el 26-25. La ruidosa afición turolense se vació para que el conjunto naranja obrara el milagro, y a punto estuvo de conseguirlo.

Los belgas volvieron a ponerse por delante en el marcador pero no fue hasta el sexto punto de partido cuando hicieron torcer el brazo a la brava plantilla naranja, que acabó cediendo por 30-32.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo