Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Real Zaragoza

La calma que pide Cani no evita que reconozca los problemas del equipo

El veterano canterano admite todos las dificultades que está manifestando el Real Zaragoza de Milla en este inicio de liga.

Paco Giménez. Zaragoza Actualizada 13/10/2016 a las 13:09

Rubén Gracia ‘Cani’ no tiene dobleces. Igual que sale en apoyo del entrenador con contundencia, como ha hecho este jueves a favor de la continuidad de Milla y de la disolución de las dudas que han surgido sobre el técnico turolense en los últimos días, es capaz de ejercer un ejercicio de alta autocrítica sobre las carencias que el Real Zaragoza está mostrando en este arranque de temporada. Y así lo ha hecho en su comparecencia pública en la Ciudad Deportiva.

“Fuera de casa no estamos bien. Indudablemente, si hemos pasado de ser líderes en la 4ª jornada al puesto 8º, algo se ha tenido que hacer peor que al principio, los datos están ahí”, comenzó asumiendo con franqueza el ‘8’ zaragocista.

Cani solo jugó en las cuatro primeras jornadas, ya que se lesionó en Valencia en la noche del 10 de octubre frente al Levante. Ahí, el equipo se movió entre la 1ª posición y la 3ª, siempre en cabeza. En su ausencia, es cuando se ha consumado la caída evidente del bloque, la nula progresión en el apartado táctico que ha llevado a la actual negativa dinámica de resultados que dura ya otros cuatro partidos. Cani no ha querido profundizar en los defectos de carácter y personalidad que el propio Luis Milla ha denunciado en el grupo en las derrotas en Soria y Sevilla, aunque no ha ocultado que él también ve esos peligrosos síntomas. “No estoy dentro del vestuario durante los partidos desde hace un mes. Es una de las cosas que más malo me sabe de este periodo. No estoy dentro, no lo vivo en primera persona porque estoy en la grada o en mi casa cuando es a domicilio. No me estoy enterando bien de qué pasa en esos momentos. Pero, desde fuera, veo un equipo que se viene un poquito abajo cuando nos marcan un gol. Hablo con la gente a partir del lunes, pero no vivo esas situaciones, no sé quien está cabizbajo en la caseta durante el descanso”, apuntó.

Asimismo, Cani denuncia que, tras dos meses de competición, algo no se esá haciendo bien dentro del equipo en el ámbito de la fortaleza anímica. “No nos podemos escudar en los fallos arbitrales o en el bajón moral que nos ocasiona un gol encajado. Un partido se gana por muchos detalles y da igual que te piten un penalti que no es o que te empaten después de ir ganando. Si no ganamos, debemos preguntarnos muchas cuestiones por encima del árbitro o el estado de ánimo”, denuncia el de La Paz.

Cani es hombre de fútbol de siempre y va para los 36 años. Ha atravesado mil batallas de todo tipo y condición y nada le sorprende. Por eso, pese a pedir sosiego y paciencia, admite que los malos resultados arruinan cualquier ruego de este tipo si se prolongan en el tiempo .“Sin ganar, la petición de paciencia se sujeta mal. El que no haya habido victorias en los últimos partidos es lo que nos hace estar hablando de esto. Está más que claro. Si viniéramos de ganar al Córdoba, que pudimos hacerlo por ocasiones, y hubiésemos sacado un punto en Sevilla, estaríamos terceros, cuartos o quintos en la clasificación y seguro que no se estaría hablando de estos temas. Para mi gusto, la valoración del entrenador, ahora, tendría que ser la misma que si hubiéramos logrado esos tres puntos más que no conseguimos y merecimos”, apuntó.

Por último, Cani no quiere considerar que, pese a la fama de plaza de alta tensión como siempre parece ser Zaragoza en cuestiones ambientales relativas al fútbol, lo que ocurre ahora con Milla y el equipo sea fruto de una singularidad propia del lugar. “En el fútbol, esto que está sucediendo ahora en Zaragoza pasa en casi todos los sitios. Zaragoza es un sitio especialmente complicado, te lo dicen muchos jugadores fuera de aquí. Es cierto que en Zaragoza se sube y se baja muy rápido en los estados de ánimo. Si miramos los comentarios que se hacían después de los tres primeros partidos, tanto de la gente como de los periodistas, y vemos los de ahora, está muy claro todo esto. Pero, también es verdad que esto sucede en otros lugares de igual manera. Es el fútbol”, remató el centrocampista aragonés. Nada, por lo tanto, de lo que nadie pueda sentirse especialmente culpable.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual