Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Real Zaragoza

El problema de los laterales, de sospecha a certeza

Los flancos de la defensa, con Isaac y Fran por la derecha y Casado por la izquierda, no acaban de dar el nivel que el equipo necesita.

Paco Giménez. Zaragoza 27/09/2016 a las 06:00
Isaac, con la mirada perdida y rostro de decepción, nada más ser sustituido por Fran el domingo en Soria durante el segundo tiempo ante el Numancia.LFP

Los laterales de la defensa, que desde la pretemporada mostraban síntomas de flaqueza, han acabado por convertirse en uno de los principales quebraderos de cabeza en el apartado técnico-táctico para Luis Milla en el primer mes de competición oficial.

La marcha de Rico, traspasado al Leganés en la última semana del mercado de agosto según ya estaba previsto y anunciado desde junio, dejó al Real Zaragoza sin su principal pieza en esas cruciales posiciones de la zaga, en este caso por el ala izquierda. Ahí, solo el recién llegado Casado ha jugado con regularidad, dado que la contratación de José Enrique, procedente del mercado del paro ya entrado septiembre, acarreaba el peaje de poner en forma a un veterano jugador que lleva un par de años de escasa participación en el Liverpool y que ha pasado todo el verano sin equipo y sin una preparación óptima. Y Casado alterna luces y sombras, con más de estas últimas en sus actuaciones globales. No está siendo un lateral de regular aportación. Sufre en defensa y flaquea en las subidas por la banda en el golpeo final del balón. Aun así, su insuficiente rendimiento hasta ahora por el lado zurdo de la línea defensiva no es lo peor.

Las alarmas más sonoras aparecen en el otro lado, en la derecha. En principio, Isaac partió con ventaja sobre el fichado Fran, salido del Castilla, la cantera del Real Madrid. Dos jóvenes aspirantes a afincarse en el fútbol profesional que proceden de Segunda B. Pero Isaac ya debutó el año pasado en Segunda con el Real Zaragoza, pagando la penitencia propia de la inexperiencia en muchos partidos y, en la nota de final de curso, mostrando una flecha hacia arriba porque manifestó un crecimiento progresivo que invitaba a creer que este segundo año proseguiría en esa tendencia positiva. Por eso ha sido el titular del puesto de inicio. Y el verano le ha sentado fatal. Ha perdido de golpe todo lo que ganó a base de minutos el curso anterior.

Isaac, de 23 años, pacede en tareas defensivas incluso más de lo que ya mostró el año pasado en sus días más obtusos. Y eso, además, está penalizando mucho al equipo. Como dato añadido en sentido negativo, Isaac no ataca con la alegría y descaro que manifestó hace unos meses cuando salía del anonimato en las filas del equipo aragonés. Anda apagado, mustio, hiperresponsabilizado hasta quedar bloqueado.

Por su parte, Fran, de 21 años, llega de puntillas a la caseta zaragocista. Va hacia arriba mejor que en labores de contención. Es más un extremo que un defensor. Su cuerpo y maneras se asimilan más a la de un futbolista juvenil que a un potente zaguero de Segunda. Milla lo ha puesto, por ello, más minutos en roles de interior ofensivo que en una aplicación puramente de destrucción.

El mencionado Casado, propietario hasta ahora de la banda izquierda por incomparecencia de cualquier otro competidor, es más veterano, 27 años. Viene de descender a Segunda B el año pasado con la Ponferradina en busca de un último asidero que reconduzca su carrera hacia la élite, que tocó fugazmente y sin éxito en un breve paso por el Betis cuando el Real Madrid le dio salida desde el RM Castilla. Es un jugador hecho, con fases en su trayectoria de buena aplicación defensiva y cierta soltura para subir al ataque. Pero en Zaragoza no está dando, ni por aproximación, un rendimiento adecuado. Lo pasa mal atrás con demasiado hábito y, por sus defectuosos centros en la conclusión de sus avances, no está siendo efectivo en el mecanismo ofensivo.

Por ahora, los dos laterales de la defensa son los puntos más débiles del equipo en líneas generales. El lugar donde más margen de mejora tienen sus inquilinos. Luis Milla está abordando de lleno desde hace días el caso de la zona diestra, la única donde tiene quita y pon. Isaac fue sustituido en Soria este domingo por Fran en el minuto 60, en el primer relevo desde el banquillo. El técnico turolense no esconde el bulto. Ha sido una sustitución habitual, al margen de su gusto por jugar con doble lateral en momentos puntuales. En la izquierda, probó en la Copa al filial Lasure, por si hallaba una pieza útil de manera insospechada que pudiera ofrecer presión a Casado. No ha repetido y ahora espera a José Enrique, que ya fue citado a Los Pajaritos.

Los indicios y síntomas de dudas y blandura que ofreció el doble carril exterior de la defensa desde el principio son una certeza tras un mes de competición. Urge solucionar un asunto que es mayor en la pizarra de Milla.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual