Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Alavés 0-0 Real Zaragoza

Sufrido punto en inferioridad numérica

La expulsión de Culio antes del descanso mediatiza al Zaragoza, que ha aguantado la presión del Alavés hasta arrancar un buen empate

Paco Giménez. Vitoria (Álava) Actualizada 06/03/2016 a las 21:49
Etiquetas

El empate a cero cosechado por el Real Zaragoza en Vitoria frente al segundo clasificado, el Alavés, supone una renta insuficiente para que el cuadro aragonés se ubique en los puestos de ascenso pero, por el modo sufrido con el que lo ha logrado el equipo de Carreras, que ha jugado con 10 hombres casi 50 minutos, deja un buen sabor de boca a la conclusión del partido. La tarjeta roja que vio Culio al borde del descanso, por doble amarilla, ha sido el factor clave que ha condicionado totalmente el resto del duelo.

El Real Zaragoza no entró bien en el partido. Lento en la circulación, espeso en la combinación, pasó un primer cuarto de hora de apuros en defensa ante el empuje inicial de los alaveses. De este tramo de obturación zaragocista surgieron tres ocasiones de gol para los locales. Laguardia cabeceó alto un córner en el minuto 10. Juli, solo tras un balón suicida de Pedro hacia atrás, se entretuvo lo suficiente como para que Cabrera se le anticipase en el repliegue desesperado en el minuto 12. Y Dani Pacheco, en el 14, chutó en el área con marchamo de gol pero el balón dio en Guitián y salió a saque de esquina muy cerca del palo derecho.

A partir de ahí, gracias a las acciones de Javi Ros, el Zaragoza pudo salir mejor hacia el área de Pacheco. Pedro gozó de la primera de las dos llegadas claras de los de Carreras antes del descanso en el minuto 17. Su disparo cruzado al primer palo lo salvó a córner el portero vasco junto al poste. En el equilibrio general que reinó hasta el intermedio, surgiría la mejor ocasión de todas, que la tuvo en su pie derecho el ariete zaragocista Ángel en el 31. Tras un pase de Morán, se quedó solo ante el guardameta pero, tras dudar que hacer en esos segundo decisivos, disparó raso y el pie de Pacheco mandó al balón a córner.

De ahí al final del primer periodo, bajo el aguacero de aguanieve y un campo cada vez más resbaladizo e irregular, el fútbol brilló por su ausencia. Lo más relevante, por desgracia para el Zaragoza, fue la tonta expulsión de un apagado Culio en el 44 por una segunda amarilla totalmente evitable. El balón lo tenía en posesión el equipo aragonés y, tras una perdida, el sudamericano zancadilleó en el centro del campo a Manu García cuando ya estaba amonestado. Carreras debió mutar radicalmente el planteamiento de cara a la segunda mitad.

No hizo cambios de inicio el técnico zaragocista. Dejó a Morán y Ros como doble pivote y dejó pasar el tiempo. El Alavés salió en tromba y, en la primera jugada, Dani Pacheco casi marcó el 1-0 desde el pico del área con un duro disparo de rosca que rozó el palo. Los zaragocistas retrasaron las líneas y se dedicaron a achicar espacios y buscar una contra que nunca llegaría. Los alavesistas, demasiado atolondrados, fueron poniéndose nerviosos con el paso de los minutos a observar cómo les era imposible sacar provecho de su superioridad.

La ocasión más clara la tuvo Toquero, en un mano  a mano ante Manu Herrera tras una pérdida de balón de Guitián en una salida, pero el disparo raso del ariete vasco salió cruzado, fuera, cerca del poste izquierdo. Era el minuto 63 y, desde ese momento, a los vitorianos se les fue la onda. De ahí al final, el Real Zaragoza apenas dejó huecos para los ataques locales. El Alavés solo rozó el gol desde fuera del área, sin poder entrar en ella con la pelota madurada. Raúl García lo intentó a la desesperada en el 79, pero su zurdazo lo paró bien Manu Herrera, que acabaría con el muslo vendado por un problema muscular. En el 85, el recién salido Llamas lanzó desde 25 metros, fuera por muy poco. Y, por útimo, el lateral Estrada hizo que la pelota lamiese el poste derecho ya con el tiempo cumplido desde la corona del área.

Entremedias, el Zaragoza solo salió con cierto criterio al ataque en un par de penetraciones de Rico y Campins desde el punto de partida de laterales, pero Ángel estaba muy solo y nunca se ligó una jugada con peligro. Incluso una falta cometida sobre Hinestroza en el minuto 70, que acarreaba riesgo pora el portero local, la desperdició Lanzarote nada más pisar el césped ante el enfado de Pedro, que era el que iba a chutarla.

El aluvión de tarjetas que ha mostrado el gallego Pérez Pallas deja al Real Zaragoza sin Culio ni Javi Ros de cara al próximo partido ante el Albacete en La Romareda. El argentino por su expulsión y el navarro al acumular la quinta amarilla de su ciclo, ya que trajo cuatro de su estancia en el Mallorca que se computan en el cambio de club al ser de la misma categoría.

El mejor del partido, dentro de la escasez de brillantez, ha sido Rico por su casta y eficacia en defensa y en las salidas hacia el ataque. Guitián también ha tenido de nuevo una buena actuación. El resto, acordes a un partido trabado y sin nada destacado más allá de la pelea y el cuerpo a cuerpo, algo que se acrecentró en la segunda parte al jugar el Zaragoza con un hombre menos.
 

Ficha Técnica

D. Alavés: Fernando Pacheco; Estrada, Borda, Laguardia, Raúl García; Manu García, Beobide (Llamas, 67); Kiko Femenía (Barreiro, 67), Juli, Dani Pacheco (Guichón, 84); y Toquero.

Real Zaragoza: Manu Herrera; Campins, Guitián, Cabrera, Rico; Morán, Javi Ros (Dorca, 81), Culio; Pedro, Hinestroza (Lanzarote, 70); y Ángel (Rubén, 88).

Goles: No hubo

Árbitro: Pérez Pallas (Comité Gallego). Expulsó a Culio por doble amarilla (9 y 44). Amonestó a Toquero (25), Dani Pacheco (29), Hinestroza (48), Cabrera (63), Raúl García (65), Borda (68), Lanzarote (72), Javi Ros (74), Manu García (77), Ángel (82) y Morán (93).

Incidencias: Mañana nublada, lluviosa y con granizo y aguanieve, aunque también salió el sol en diversas fases. Temperatura fría, apenas 4 grados. Césped muy mojado por la lluvia caída en las 48 horas anteriores. En las gradas, alrededor de 10.000 espectadores, unos 600 venidos desde tierras aragonesas.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual