Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Fútbol

Identifican al presunto agresor de un árbitro de 16 años que acabó hospitalizado

El colegiado, que dirigía un partido de niños entre 6 y ocho años, sufre una importante lesión en el ojo.

Efe. León Actualizada 17/03/2014 a las 17:28
17 Comentarios

El Cuerpo Nacional de Policía ha identificado a un hombre que supuestamente agredió el pasado sábado a un árbitro de 16 años, que tuvo que ser hospitalizado por las heridas, tras la celebración de un partido de fútbol entre dos equipos de categoría prebenjamín en el campo de un barrio de León.

Los agentes se encuentran ahora "pendientes de la localización" del supuesto agresor, el padre de uno de los niños que disputaban el encuentro, que tienen entre 6 y 8 años, al que se le atribuye un delito de lesiones, según han informado fuentes de la Subdelegación del Gobierno de León.

Además, el alcalde de la ciudad, Emilio Gutiérrez, ha condenado este lunes con "total fuerza" los hechos y ha apostado porque "lo más pronto posible" el autor de la agresión que generó una importante lesión en el ojo al colegiado "se ponga ante el juez".

El colegiado ha presentado ya la correspondiente denuncia, tras sufrir varios hematomas en el rostro cuando, al finalizar el encuentro, el padre de uno de los escolares saltó al campo y le agredió.

En los próximos días, desde la Concejalía de Deportes se impulsará una campaña de concienciación para los padres sobre la no violencia y para exaltar los valores del deporte, con el objetivo de evitar situaciones como las que han afectado al mundo del fútbol este fin de semana.

Durante el fin de semana, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en León tuvieron que realizar hasta cuatro actuaciones en diferentes campos de fútbol base, donde se vivieron momentos conflictivos.


  • pablo18/03/14 00:00
    Esto ha pasado desde siempre. Yo en el colegio, hace casi 30 años, ya jugaba al futbol sala, y habia colegios a los que daba autentico panico ir a jugar los sabados. No por los jugadores del otro equipo, sino por los padres que iban a "animarles". A este animal de bellota (con perdon de los cerdos) deberían prohibirle entrar a un campo de futbol de cualquier categoría, para el resto de su vida. Lo malo es que con ejemplos como este, habra que ver como sale el hijo.
  • Padre de alumno18/03/14 00:00
    #4 Aqui pasa todos los fines de semana Así es. Y ha pasado siempre. No hay más que ir a ver partidos de fútbol 11 o fútbol sala de juveniles para abajo... La gente se pone muy nerviosa. Soy testigo. Es violento y desagradable. En este caso, se cometió un delito de lesiones (ver artículo 147 y ss del Código Penal).
  • Aragones218/03/14 00:00
    Fútbol es fútbol. Personalmente, mejor, mucho mejor, el baloncesto.
  • Daniel18/03/14 00:00
    NO JUSTIFICO LA VIOLENCIA pero en parte esta son las consecuencias de la crispacion y en algunos casos no aplicar el reglamento y actuar como lo pone favoreciendo a unos u otros y luego la crispacion y la violencia gratuita en parte la generan a la hora de confundirse deliberadamente un arbitro y que el estamento oportuno no actue corriguiendo esa conducta con lo cual mal por parte del padre o personas que lo agreden y mal por parte del colectivo arbitral y sus jefes por no corregir las actitudes negligente de estos supuestos profesionales. Con lo cual al final entre uno y otros generan estos confictos que nunca deberian terminar asi si se pusieran medidas paliativas antes.
  • Alex18/03/14 00:00
    Para #4, tienes razón, existen muchos clubs, pero en mi experiencia como jugador y entrenador de niños (desde benjamin hasta juvenil) los peores que he tenido que lidiar han sido de los pueblos. Alli es un acontecimiento unico un partido el domingo del juvenil. Es lamentable, La última me pasó en Pina de Ebro, con insultos y amenazas de muerte desde el calentamiento. Al final, tangana, como no. Y al árbitro sólo se le ocurre decir que diera gracias porque ninguno de sus compañeros quería ir a arbitrar allí. El fútbol debería ser un deporte de compañerismo y para pasarlo bien. Y si existiera algún padre o aficionado exaltado, que el árbitro tuviera potestad de parar el partido y echarlo, y hasta que no se fuera no reanudarlo. Lamentalemente sabemos que esto no puede ser así, pero repito que no es buen ejemplo para nuestros niños que el día de mañana serán unos macarras en potencia
  • Esto es injustificable18/03/14 00:00
    Estoy de acuerdo que esto es una lacra y que hay que terminar con ello. Pero también es cierto que todos los fines de semana vamos mucha gente a ver fútbol base y no es que no lo hagamos sino que no lo consentimos. Ejemplo: Hace dos semanas en un campo de aquí de Zaragoza ocurrió un echo casi similar por que el "personaje" de turno no llegó a consumar los hechos, ya que allí hubo personas que lo impidieron y no se llegó a consumar, así que lo que digo siempre los buenos tenemos que ganar a los malos EN TODO, y así tendremos una SOCIEDAD mejor.
  • Madre mía...18/03/14 00:00
    Al del comentario anterior. Daniel, si es verdad y, tal y como dices, no justificas la violencia, tu comentario es francamente inapropiado. Porque lo único que has hecho precisamente es justificar la violencia.
  • Plika18/03/14 00:00
    Supongo que los otros comentaristas ya lo sabrán, pero este hecho lamentable ha sido protagonizado por un elemento de esa minoría habitualmente inclinada a hacer uso de la violencia... A mí personalmente no me parece un dato secundario. 
  • FIVE'S MOTHER18/03/14 00:00
    Lamentable padre, que lo será dentro y fuera del campo. No conozco el ambiente de fútbol once y por lo que leo ni quiero.Pero sí quiero marcar una diferencia con respecto a Fútbol-Sala: soy madre de un juvenil y de un infantil y llevo muchos años yendo a verles jugar, en Zaragoza y fuera. Y yo no he visto esa violencia en los pabellones. Habiendo excepciones, son tan pocos los padres que hacen el ridículo así que no hacen número suficiente para que se les tenga en cuenta. Y quiero pensar que esta actitud redunda en los hijos, que siempre se dan la mano con el rival al final del partido.
  • Una propuesta18/03/14 00:00
    Añadiria a todo lo demas expuesto, sanciones, expulsiones de los campos de juego de padres insultones, etc dos cositas, la primera que un arbitro tenga capacidad de interrumpir un partido cuando le insulten desde la grada, sin mas, y la segunda que se prohiba vender alcohol en los recintos deportivos, desgraciasdamente he visto muchos padres "calentitos" por esos campos de Dios.
Ver más comentarios





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual