Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

CAI ZARAGOZA 77-86 LAGUN ARO

El CAI se deja sorprender por el colista

El conjunto zaragozano no supo resolver los momentos claves del partid y acabó derrotado por 77-86 ante el Lagun Aro de Sito Alonso.

JAVIER MERCADAL. Zaragoza Actualizada 30/10/2011 a las 19:11
3 Comentarios
Van Rossom intenta la canasta ante la oposición de Aro Baron Jr.EFE/J. CEBOLLADA

El talismán del Prínicpe Felipe no fue suficiente. El CAI Zaragoza mostró su peor cara en la visita del colista, el Lagun Aro, y cedió la victoria ante un conjunto que todavía no sabía lo que era ganar. El cuadro entrenado por José Luis Abós consiguió mandar durante los tres primeros cuartos, pero acabó deshaciéndose como el medicamento efervescente que le otorgó la vida al conjunto entrenado por Sito Alonso.

Ni el propio entrenador rojillo supo explicar con claridad lo que le ocurrió al conjunto zaragozano en su segundo choque como local. “Lo tendremos que analizar”, espetó en rueda de prensa. No era para menos tras haber dilapidado una ventaja de 11 puntos durante el último parcial de un choque que nunca logró dominar, aunque si tuvo encarrilado.

Durante el primer cuarto, ambos contendientes se dedicaron a tantearse. Los visitantes, tras cuatro derrotas surgidas en los momentos clave, se mostraron mentalmente débiles y se limitaban a vivir de todo aquello que Betts y, sobre todo, Panko era capaces de producir. Una vez más, con 22 de valoración, el eterno alero volvió a ser el mejor del encuentro. Como casi siempre que juega contra el CAI.

Durante estos instantes iniciales, la nota positiva la colocó Robert Archibald. El escocés debutó con el uniforme rojillo y demostró que puede ser muy importante en el transcurso de la temporada. Su primera acción, una canasta, fue premonitoria. Con él en pista, los locales ganaban presencia interior y todo aquello que hacía solo servía para sumar. Seis puntos y cinco rebotes son sus guarismos individuales en poco más de 13 minutos de juego.

Sin embargo, el gran protagonista iba a ser Bracey Wright. Poco a poco, el estadounidense va asumiendo las responsabilidades que en la construcción de la plantilla se reservaron para él. En un segundo cuarto memorable, disparó a los de casa a una ventaja de nueve puntos que se dispitó en cuanto fue sustituído. Una mala decisión que dio alas a los vascos, que veían como su principal verdugo era apagado desde el banco zaragozano. Al final, 21 tantos en su haber le señalan como el hombre a buscar en campo contrario.

Remontada visitante

Haciendo la goma, el cuadro guipuzcoano se mantenía en el partido. Dos acciones consecutivas de Vidal, un robo y un rebote que transformó en rápidas canastas para los suyos, conseguían una nueva remontada que convenció a los donostiarras de la posibilidad de llevarse el triunfo. Baron, con un tiple, colocó por delante a los suyos (48-49), y comenzó a certificar su renacimiento personal.


Hasta el encuentro en suelo zaragozano, el escolta norteamericano acumulaba un horroroso 18% de acierto desde la línea de tres puntos. Una desacertada versión de la que se liberó contra los aragoneses. Con 22 tantos, 12 de ellos logrados en el cuarto decisivo, el asesino de las medias largas fue el encargado de dar la puntilla a un desorientado CAI Zaragoza.

El último cuarto fue una sucesión de despropósitos zaragozanos. Malas decisiones de un conjunto que se vio sorprendido por la resistencia mostrada desde el bando contrario. Por momentos, pareció que el equipo agobiado por los resultados era el que vestía de rojo, mientras que entre Neto y Baron desarbolaban una y otra vez su pobre defensa. Stefansson tratando de parar a Panko, canastas fáciles recibidas, tiros precipitados y muy poco acertados... Un compendio de situaciones desfavorables que terminó por vaciar las gradas del pabellón y empatar en la clasificación a los dos equipos, eso sí el CAI con un partido menos disputado.

Ficha técnica:

77 - CAI Zaragoza (16+26+18+17): Cabezas (12), Stefansson (7), Burtschi (7), Aguilar (2) y Hettsheimeir (13) -cinco inicial- Van Rossom (6), Wright (21), Almazán, Archibald (6) y Toppert (3).

86 - Lagun Aro GBC (18+17+19+32): Neto (14), Baron (22), Vidal (8), Panko (24) y Betts (8) -cinco inicial- Salgado (2), Doblas (6), Lorant, Papamakarios y Adeleke (2).

Árbitros: García Ortiz, García González y Soto. No excluyeron a ningún jugador.

Incidencias: Partido correspondiente a la quinta jornada de la Liga ACB disputado en el Pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza ante 7.000 espectadores.


  • Luis31/10/11 00:00
    La culpa no es de Abos, es de los fichajes tan cutres que hemos hecho,alguien conoce a Burstchi,Stephanson,Almazan,Fontet y si me apuras Legasa,estos en Leb genial pero no en ACB,Y ES AHi¿donde nos vamos,directos a la Leb. Se hecha de menos a Barlow,Chub,Miso,y sobre todo a Quinteros,jugadores que NUNCA SE TENDRIAN QUE HABER IDO!
  • mamichula31/10/11 00:00
    Abós DIMISION. Si este equipo quiere aspirar a algo, se necesita un entrenador con mayor ambición y mayores capacidades.
  • Hugo31/10/11 00:00
    Para mí fue evidente. Al Lagun Aro le va el "barro", el juego farragoso, que hace que los jugadores contrarios no se sientan cómodos e incluso provocan. El CAI no supo ver esto y entro en el "barro" en lugar de hacer su propio juego. Poca visión del Sr. Abós. Creo que fue clave en el encuentro la técnica "provocada" por Salgado. Rompió la dinámica del encuentro y de los arbitrajes.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual