Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Premios Goya 2012

Salma, demonio y carne

Simplificando, podría decirse que Salma Hayek empezó en esto liándose una pitón bien cebada a la cabeza, y ha acabado (de momento, claro) ahuyentando a otros reptiles más venenosos para salvar la testa de José Mota.

Javier Cortijo. Madrid Actualizada 15/02/2012 a las 11:39
0 Comentarios
La actriz Salma Hayek a su llegada a las 64 edición del Festival de CannesAFP

Simplificando, podría decirse que Salma Hayek empezó en esto liándose una pitón bien cebada a la cabeza, y ha acabado (de momento, claro) ahuyentando a otros reptiles más venenosos para salvar la testa de José Mota, que también vale su peso en oro (en barras y líneas, unas 625). O, lo que es lo mismo, comenzar metiéndole el pie hasta el fondo del mentón a Tarantino en 'Abierto hasta el amanecer', y terminar arreándole un zapatazo a una maleta de dos millones de euros podridos en 'La chispa de la vida'. Ambas acciones definen perfectamente la naturaleza visceral y arrebatada de la de Coatzacoalcos, aunque 'Salma' en árabe (tiene sangre libanesa por parte de padre) sea sinómino de 'paz' y 'calma'.
Ja, sosiegos a ella. Pocas veces 157 centímetros de alzada han dado tanto de sí en este negocio.


Principalmente por el 'highlight' de su carrera: la nominación al Óscar a la mejor actriz principal por su trabajo de bigotes en 'Frida', que le colocó en la cima de las damas sagradas mexicanas (tanto Katy Jurado como Adriana Barraza fueron nominadas, pero como actrices de reparto). Ahora, opta a un Goya después de aspirar al premio de la Academia de Hollywood, que casi es como cuando Cela ganó el Cervantes después de trincar el Nobel. Lo va a tener complicado, tanto por la competencia (Verónica Echegui, Elena Anaya e incluso Inma Cuesta) como por el hecho de que la última película de Álex de la Iglesia se ha quedado con la lumbre de la taquilla, y de la crítica, a medio gas. Incluso ha apaciguado el carácter volcánico de la 'chamaquita' (como suelta el personaje de su marido en un momento del filme) para dejarla como una sufrida pre-viuda con, curioso logro, poca chicha.

En la alfombra...

Así que de las diabluras pasemos a la carnalidad, ya que, pase lo que pase, Hayek se perfila como favorita para acaparar flashes en la romería de la alfombra roja (o verde, o amarillo ictericia, o el color que toque este año), seguro que sin necesidad de rescatar de su guardarropa aquel modelo folclórico 'cordillera de Baviera' con esos escapatorios senos 'como nalgas de angelote' (Apollinaire dixit) que lució en el '¿Qué apostamos?' alemán hace unos años, y que casi convierte la coleta de Karl Lagerfeld en el 'gorrocóptero' de Doraemon. Por cierto, esperemos que los fotógrafos españoles se hayan olvidado del plantón que les dio (y, por extensión, a todos los que asistimos a la rueda de prensa) durante la presentación en el madrileño Hotel Palace de 'Frida'. Pelillos a la mar, vaya.

Hablando de Salma y España, apuntar que la actriz de 'Niños grandes', 'Bandidas', 'Wild Wild West' o 'Solo los tontos se enamoran', y amiguísima de Penélope Cruz, ya rodó hace más de una década una película española: 'La gran vida', de Antonio Cuadri, donde se encargaba de salvar el pellejo a un pobre suicida cobardón. No le tocan hombres a su altura precisamente en nuestra industria...








Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual