Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Arquitectura

Los Reyes inauguran la torre Iberdrola, 'el nuevo techo' de Bilbao

Un total de 41 pisos y 5.500 ventanas de cristal componen el triángulo isósceles de lados curvos que Pelli ha proyectado junto al Nervión.

Iosune Tercilla. Bilbao Actualizada 21/02/2012 a las 17:08
0 Comentarios
Cesar Pelli junto a la maqueta de la torreEFE

Los Reyes han inaugurado en Bilbao el último hito arquitectónico de la ciudad, la Torre Iberdrola, el rascacielos de 165 metros diseñado por el arquitecto argentino César Pelli que culmina por arriba la regeneración urbana de la capital vizcaína.

Don Juan Carlos y doña Sofía han inaugurado el edificio que la compañía ha construido en Bilbao, en un acto en el que el presidente de la eléctrica, Ignacio Sánchez Galán, ha señalado que el edificio simboliza "el anclaje de la empresa a Euskadi", así como "el firme deseo de mantener los centros de decisión en España".

El acto inaugural ha contado con la presencia de unos 400 invitados de los ámbitos político, social y empresarial del País Vasco. Entre ellos, el lendakari, Patxi López, acompañado de algunos de sus consejeros, además del alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, el ministro de Industria, Jose Manuel Soria, y la presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga.

También se han sumado a la cita dirigentes de distintos partidos políticos como el portavoz del PSE, José Antonio Pastor, el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, o el presidente del BBB del PNV, Andoni Ortuzar.

Entre los asistentes se encontraban también el presidente de Confebask, Miguel Angel Lujua, el director del Círculo de Empresarios Vascos, Enrique Portocarrero, el presidente de Vital, Carlos Zapatero, el de BBK, Mario Fernández, el presidente del TSJPV, Juan Luis Ibarra, o el fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro.

El evento también ha congregado al entrenador de la selección española de fútbol, Vicente del Bosque, al entrenador del Athletic Club de Bilbao, Josu Urrutia, o al rector de la UPV, Iñaki Goirizelaia, entre otros muchos. Momentos después de las doce y media del mediodía, han llegado en un vehículo oficial los Reyes que eran recibidos en la puerta de la torre por el presidente de Iberdrola y por las autoridades.

Posteriormente, han accedido al interior del edificio donde un dantzari ha bailado el aurresku de honor y, posteriormente, se han dirigido a una maqueta de la torre, donde los Reyes han recibido explicaciones sobre el edificio por parte de su arquitecto Cesar Pelli.

El nuevo edificio emblemático de la ciudad

Un total de 41 pisos y 5.500 ventanas de cristal componen el triángulo isósceles de lados curvos que Pelli ha proyectado para dejar su impronta en el paseo de arquitectos de renombre en el que se han convertido las márgenes de la ría del Nervión.

Previamente a que Don Juan Carlos descubriera la placa conmemorativa, Galán ha querido expresar su "gratitud sincera" a los Reyes por presidir la inauguración y ha señalado que su presencia supone un "grandísimo honor" y "perpetúa" el apoyo que la Corona "ha brindado siempre a Ibedrola". Galán ha recordado que ese apoyo se remonta al abuelo del Rey, Alfonso XIII, y que prosiguió con su padre, Don Juan de Borbón.

Galán ha señalado que la Familia Real ha sido "testigo directo" del proceso de crecimiento y de internacionalización que ha llevado a Iberdrola a convertirse en la quinta empresa eléctrica del mundo, líder mundial en energía eólica y el primer grupo energético español.

El presidente de eléctrica ha recordado que la empresa inició su historia hace 111 años en Bilbao, donde se encuentran las "más hondas raíces" de Iberdrola, y ha destacado algunos de los valores con los que se puso en marcha como la ética, el trabajo, el esfuerzo y la responsabilidad, que se han ido trasladando "de generación en generación".

Un nuevo símbolo de Bilbao

El nuevo símbolo del Bilbao del siglo XXI compite ya en luminosidad con el titanio del cercano Museo Guggenheim Bilbao, del arquitecto estadounidense Frank Gehry, cuya construcción supuso el inicio de la transformación urbanística de la capital vizcaína en 1997.

Mucho ha llovido desde entonces. Bilbao ha dejado de dar la espalda a la ría y sus márgenes, un espacio antes industrial y gris, se han llenado de edificios de vanguardia firmados por arquitectos consagrados.

Ahí está el complejo de oficinas y viviendas del japonés Arata Isozaki en el que destacan dos torres acristaladas de 82 metros, o la biblioteca de la Universidad de Deusto, del navarro Rafael Moneo, que dialoga de tú a tú con el paraninfo de la Universidad del País Vasco proyectado por el portugués Álvaro Siza.

A unos pasos, el Palacio Euskalduna, de los arquitectos Federico Soriano y Dolores Palacios, que en 2003 recibió el premio Apex Award al mejor centro de congresos del mundo y junto a él, el Hotel Meliá que el arquitecto mexicano Ricardo Legorreta coloreó de granate con un vestíbulo prácticamente diáfano de 40 metros de alto, o el centro comercial Zubiarte, del estadounidense Robert Sternt.

La pasarela peatonal Zubi-Zuri diseñada por el arquitecto valenciano Santiago Calatrava cruza los márgenes del Nervión y ya en el corazón de la ciudad destaca la reciente remodelación de la Alhóndiga, cuyo interior ha sido obra del diseñador francés Philippe Starck.

Allí están las 43 columnas, todas ellas diferentes, que sostienen la estructura interior de este edificio de 1909 y resumen la historia de la humanidad a través de motivos rupestres, babilónicos, chinos, medievales, renacentistas, barrocos, neoclásicos y art decó, entre otros.

Si con el edificio de Pelli ,Bilbao sube al cielo y ve el mar, el arquitecto inglés Norman Foster fue en 1995 el encargado de diseñar una moderna red de metro con amplias estaciones y accesos acristalados que emergen a las calles de la ciudad conocidos familiarmente como "fosteritos".

Para el futuro, Bilbao mira hacia la península de Zorrozaurre, que la arquitecta iraquí Zaha Hadid, galardonada con el premio Pritzker 2004, pretende convertir en una isla en medio de la ría y que acogerá viviendas, espacios de ocio así como un parque tecnológico urbano.

Los primeros edificios que ya están construidos en esta zona son el nuevo Igualatorio Médico Quirúrgico, del arquitecto Carlos Ferrater, Premio Nacional de Arquitectura 2009, y la sede la Ingeniería Idom, ubicada en un antiguo depósito franco donde destaca la "gran alfombra verde" de césped natural y artificial que cubre la azotea.

Y precisamente los ingenieros de Idom son los encargados de hacer realidad el nuevo San Mamés, la "catedral" del Athletic Club, cuyo esqueleto comenzó ayer a tomar forma, no muy lejos de la Campa de los Ingleses donde hace más de cien años sus jugadores le pegaban al balón y hoy los reyes han inaugurado la torre Iberdrola.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual