Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

MÚSICA

De fan a fan y tiro porque me toca

Tener más de 100 discos de conciertos de un artista es cosa fina, y si es por la generosidad de quienes comparten tu pasión, mejor. Quien da a un artista una importancia capital no tiene por qué ser 'friki'¿ si lo controla.

PABLO FERRER. Zaragoza Actualizada 13/04/2009 a las 07:03
33 Comentarios
Paula, Kara y Alboraya, con Álvaro Suite (guitarrista de Bunbury), el pasado 1 de marzo en Las Vegas/ Pilar Corredera con Camilo Sesto, en 1980HERALDO

'''
Hay quienes juegan con trenes eléctricos, diseñan postales virtuales de cumpleaños en las redes sociales, coleccionan sellos o pasan las mañanas de los domingos compitiendo con coches de radiocontrol. Otros funden su pasión coleccionista con la devoción hacia un músico. Dentro de este segmento humano, que a partir de ahora recibirá la denominación de fan, hay elementos a los que se le ha ido la pinza, como si fueran sábanas juguetonas con el cierzo. El nombre del ídolo tatuado en los párpados, un iPod lleno de sus canciones y otro para el resto de la música del mundo, una campaña para que se ponga el nombre del citado ídolo a la calle donde vive su fan… son casos extremos.

No es el caso de Juan Garrancho, jiennense, uno de los 'jefes' de Bunburyclub junto a su compadre y compueblano Jesualdo. Una red de colaboradores entre los que destaca Susan Q, de Zaragoza. Juan admira a Héroes del Silencio y al que fuera su vocalista, Enrique Bunbury. Su carácter de fan es realmente constructivo. Además de llevar la página de Internet www.bunburyclub.com y de 'currarse' sus contenidos a diario, le ha cogido tanto cariño a Zaragoza que no para de promocionar bandas aragonesas y toda iniciativa que toque directa o tangencialmente al universo de Bunbury. "Nunca me he considerado un fan irredento de Bunbury y Héroes. Sí que es cierto que forman parte muy importante de mi vida y su música me acompaña a diario, pero no siento una obsesión enfermiza. Ahora mismo escucho los últimos discos de Chris Isaak y Hot Legs, y he rescatado el 'Hollywood Vampires' de L. A. Guns", dice.

No obstante, Juan -que visita con frecuencia Zaragoza- reconoce que por Bunbury y Héroes "he hecho alguna que otra locura, sobre todo siguiéndoles a los conciertos que he podido, aunque esté sin coche y haya tenido que dormir en la calle o en estaciones de trenes o autobuses. Además, en www.bunburyclub.com siempre esperamos con muchísima ilusión nuevas noticias para actualizar la web, y son muchas las horas que les dedicamos".

Significativo es también el caso de la zaragozana Pilar Corredera, periodista, madre de dos hijos y, sin duda alguna, la mayor fan de Camilo Sesto que hay en el mundo. "Cuando era adolescente llevaba su club de fans. Cogí el encargo a petición suya, una vez que vino a Zaragoza y supo de mí y de mi gusto por su música. Yo colaboraba en Radio Juventud y siempre aprovechaba para pinchar sus discos y dar noticias de sus giras. Luego lo vi en montones de conciertos por toda España", explica.

Internet dio a Pilar la posibilidad de matizar su gran pasión por el universo 'camilista'. "Tengo una colección de más de 100 deuvedés de conciertos suyos de todas las épocas, gracias a la red de intercambios que hemos montado en el grupo de Yahoo! 'A voluntad del cielo', que llevo junto con un amigo argentino, Jorge. Subimos archivos, sobre todo del Camilo de los 70 y los 80... Compartimos lo que vamos consiguiendo y cambiamos la portada con un trozo de una canción y foto relacionada: esta semana tocaba Jesucristo Superstar, claro". Sus hijos, que tienen 22 y 19 años, piensan directamente que Pilar es una 'friki'. "Sí, y me lo dicen, pero la chica menos; ella va por los Pereza".

Kilómetros y escalada


Los fans con 'f' de fascinados se patean el mundo sin pestañear para seguir en directo a sus ídolos. Bunbury, por ejemplo, hizo que las valencianas Pilar, Kara y Alboraya (del foro Bunburydad) pusieran proa a Las Vegas hace mes y medio. Tras una semana entera de viaje, regresaron a casa con mil anécdotas, ninguna de ellas truculenta.

No es el caso de los fans con 'p' de pirados. Las bandas de adolescentes para adolescentes tienen la mayor tasa de historias para no dormir. Los alemanes Tokio Hotel son un buen ejemplo: hace poco, una chiquilla de 16 años trepó por la pared de un edificio hasta la suite en la que la banda atendía un compromiso publicitario, y estuvo a punto de caer al vacío. Los bomberos la rescataron, pero el grupo quedó en 'shock'. Incluso suspendieron algún concierto, aunque oficialmente se argumentó una enfermedad en las cuerdas vocales de su cantante, Bill Kaulitz.

Los fans de Madonna también son fieles, y no se andan con chiquitas. En España, al menos dos grupos reclaman la 'oficialidad', uno en Valencia -asociado a la organización del concierto en Zaragoza, por cierto- y otro en Gijón. Diferencias aparte, ambos tienen en común un altar para la Ciccone, y ambos reportan al club oficial, que tiene su sede en Detroit: gracias a eso, tienen acceso a la compra de entradas antes que el resto de los mortales.

Parecida tarea aglutinadora ejecuta con Metallica la página metclub.com, que regula todo lo relacionado con la banda de James Hetfield y Lars Ulrich, desde promociones a audiciones, preventas, descargas de conciertos en mp3 y rutas para seguir los recitales del próximo verano por Europa. Un buen puñado de incondicionales se dejará en el camino los días de vacaciones y los ahorrillos para días lluviosos. Cuestión de prioridades…
'''
$(html_text)
'''Hay quienes juegan con trenes eléctricos, diseñan postales virtuales de cumpleaños en las redes sociales, coleccionan sellos o pasan las mañanas de los domingos compitiendo con coches de radiocontrol. Otros funden su pasión coleccionista con la devoción hacia un músico. Dentro de este segmento humano, que a partir de ahora recibirá la denominación de fan, hay elementos a los que se le ha ido la pinza, como si fueran sábanas juguetonas con el cierzo. El nombre del ídolo tatuado en los párpados, un iPod lleno de sus canciones y otro para el resto de la música del mundo, una campaña para que se ponga el nombre del citado ídolo a la calle donde vive su fan… son casos extremos.
'''
$(html_text)

¡Ups!Para continuar leyendo tienes que registrarte como usuario de Heraldo.es.

Disfrutarás de:

CONTENIDO EXCLUSIVO ONLINE OFERTAS Y PROMOCIONES EXCLUSIVAS ACCESO ILIMITADO A HERALDO.ES
¡Sólo te costará 1 minuto! Regístrate GRATIS
'''Hay quienes juegan con trenes eléctricos, diseñan postales virtuales de cumpleaños en las redes sociales, coleccionan sellos o pasan las mañanas de los domingos compitiendo con coches de radiocontrol. Otros funden su pasión coleccionista con la devoción hacia un músico. Dentro de este segmento humano, que a partir de ahora recibirá la denominación de fan, hay elementos a los que se le ha ido la pinza, como si fueran sábanas juguetonas con el cierzo. El nombre del ídolo tatuado en los párpados, un iPod lleno de sus canciones y otro para el resto de la música del mundo, una campaña para que se ponga el nombre del citado ídolo a la calle donde vive su fan… son casos extremos.
'''
$(html_text)
  


  • Eva29/04/09 00:00
    Eso lo habrás pensado tú dentro de tu micromundo. Como siempre metiéndote donde no te dan vela. Luego os quemáis.
  • daniele22/04/09 00:00
    Sigo pensando que parece que nadie había pisado Las Vegas antes de vuestra visita anunciada a bombo y platillo.
  • JUILIO IGLESIAS16/04/09 00:00
    HABER HABER¡¡¡ AQUI PILAR NO LA FAN NUMERO UNO ..¿SABEN PORQUE?? ..POR EL FAN NUMERO UNO "SOY YO" JAJAJAJAJAAA
  • Eva15/04/09 00:00
    Daniele, todo es cuestión de prioridades en la vida. Y está claro que la nuestra no era volar hasta Las Vegas para hacernos una foto con Enrique (que para eso le tenemos en España y muchas veces). Como bien cuenta Juan, el concierto fue una excusa para hacernos un viaje de puta madre, que disfrutamos de principio a fin, que nos dio a conocer lugares que antes no habíamos visitado y vivir cosas que quedarán con nosotras para siempre. La foto con uno u otro ya las tengo y de muy variados lugares. Pero las mejores, para mi, desde siempre, son las que no se pueden enseñar, porque esas se quedan en el interior. En cualquier caso, gracias por tu 'preocupación' por cómo fue nuestro viaje. Un saludo
  • juangarrancho15/04/09 00:00
    Amigo Daniele, pues si crees que pegarse una fiesta por Las Vegas con concierto de Bunbury incluido más luego darse un paseo por el Gran Cañón del colorado, como me contaron estas chicas que estuvieron los días siguientes, es perder el tiempo y por el contrario tener una foto con Bunbury sí que merece la pena... pues creo que no tenemos la misma visión de la vida!!! Una foto queda grabada en una cámara, blog, papel.. o donde sea, pero se puede perder. Un recuerdo, queda en la memoria y en el corazón para siempre. Enhorabuena a estas chicas que vivieron una experiencia única!! Saludos y gracias Pablo por citarnos en al artículo.
  • Camilo José Cela14/04/09 00:00
    Hay que ser MUY pero que MUY friki para auto proclamarse fan de Camilo Sexto. Y encima hay gente que compite por ser el/la número uno... Aquí sólo falta Paco Porras.
  • Linda14/04/09 00:00
    Sr. Pablo, el problema en este caso no ha sido que hablara con ella, que bueno, alguna vez quizá si fue fan de Camilo, pero hoy en día no lo es! es coleccionista, no es fan, no acepta que Camilo se ha hecho mayor y si ya no canta como antes o no se ve como antes pero eso Sr. es algo natural que no es valido criticar! El error suyo Sr, fue haberle dado el titulo de la mayor fan del mundo cuando no tiene ni idea de la cantidad de fans que tiene Camilo. Eso es lo que no acepto Señor, que nos pusiera a todos los demas fans de Camilo por debajo de esta Señora que mas de una vez se ha equivocado en sus apreciaciones. Asi pues, cuide lo que dice Señor, no de titulos ni puestos en un mundo que es de admiracón. y eso no hay modo de medirlo!
  • Linda14/04/09 00:00
    Para la Señora Pilar, le digo que hay modos y modos de decir las cosas, usted lo dice con rencor, cuando habla de que Camilo y de que "no canta igual" eso es un hecho que no hay que ridiculizar y esa es la diferencia, usted no lo acepta y critica a quienes quieren o queremos a Camilo tal cual es y como está! Usted dice las cosas con rencor, un rencor absurdo. Habria que reclamarle a usted también por ya no ser la misma no? por haber crecido, por hacerse mayor. si, eso debería pasarle a usted y decirle con las palabras que usted usa con Camilo para hablarle a usted a ver si le gusta. sé la respuesta.
  • Zonia14/04/09 00:00
    Me gustó bastante su artículo Sr. Ferrer, muy pocos escriben sobre las (os) fans...y el hecho que haya mencionado entre una gama tan grande de fans a una de Camilo Sesto, me enorgullece mucho más, que en el mundo Camilista no sea la más querida, para serle sincera hasta ahora no he conocido ninguna o ninguno que goce de este privilegio, por ello y para hacerle honor a lo escrito por usted, le dejo una frase del magistrado estadunidense Oliver Wendell Holmes Jr.: "intentar educar a un fanatico es como iluminar la pupila de un ojo: se contrae". Saludos.
  • Daniele Sampaolesi14/04/09 00:00
    ya... pero tantos kilómetros volados y sin ninguna triste foto con Bunbury, para mí es como que han perdido mucho, pero que mucho de su tiempo... parece que se conforman con los que están alrededor de enrique...
Ver más comentarios


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo