Anuncios clasificados

RSS Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Google+ En tu móvil En tu email Web del suscriptor

Buscador de contenidos de Heraldo.es
Secciones

Coleccionismo

La Casa del Cine echa el cierre después de 21 años

Alfredo Maluenda. Zaragoza| 05/05/2012 a las 06:00     15 Comentarios

La tienda, templo del coleccionismo en la capital aragonesa, cerrará el próximo junio después de dos décadas entregada al celuloide.

Julio Andrés y Mari Arranz han estado dos décadas al frente de la tienda

Julio Andrés y Mari Arranz han estado dos décadas al frente de la tienda A. M. B.

La Casa del Cine echa el cierre después de 21 años

La Casa del Cine echa el cierre después de 21 años A. M. B.

La Casa del Cine echa el cierre después de 21 años

La Casa del Cine echa el cierre después de 21 años A. M. B.

La Casa del Cine echa el cierre después de 21 años

La Casa del Cine echa el cierre después de 21 años A. M. B.

La Casa del Cine echa el cierre después de 21 años

La Casa del Cine echa el cierre después de 21 años A. M. B.

La Casa del Cine echa el cierre después de 21 años

La Casa del Cine echa el cierre después de 21 años A. M. B.

La Casa del Cine echa el cierre después de 21 años

La Casa del Cine echa el cierre después de 21 años A. M. B.

La Casa del Cine echa el cierre después de 21 años

La Casa del Cine echa el cierre después de 21 años A. M. B.

Como en los últimos fotogramas de toda producción cinematográfica, La Casa del Cine (calle Quinto de Ebro, 21), tienda de culto en Zaragoza para coleccionistas y amantes del celuloide, proyectará a finales de junio sus títulos de crédito tras 21 años al pie del cañón. El exiguo goteo de clientes que reciben semanalmente ha empujado a sus dos propietarios a inclinarse por una feliz jubilación.

Fue en 1991 cuando Mari Arranz y su marido, Julio Andrés, decidieron poner a la venta todo el material repetido que acumulaban en las estanterías de su casa. "Empezamos con la tienda por afición, porque una tienda de este estilo no la abres si no te apasiona el cine de verdad", explica Mari, quien ha estado al frente del negocio desde su apertura.

Este matrimonio ha logrado amasar una antología sin parangón con más de 70.000 reproducciones de carteles, banderines, filmografías completas e incluso material inédito, como ediciones limitadas de programas de películas que no se llegaron a proyectar. Entre sus joyas más preciadas destacan una guía del 'Julio César' de Frank R. Benson (1911) o un programa de 'El gran combate' (1925) en el que emerge un avión troquelado movible, algo inédito hasta ese momento.

El material que han vendido a lo largo de estas dos décadas ha llegado a ser objeto de deseo de coleccionistas de todo el territorio peninsular y de varios países europeos. "Incluso de Estados Unidos", puntualiza Julio.

Sin embargo, la pasión por la colección se ha ido apagando paulatinamente. "Hace años se llegaban a formar filas en la puerta de la tienda", asegura Julio. Su mujer, con cierta resignación, repasa las posibles razones de esta pérdida de interés: "Se ha notado mucho el bajón de clientes que ha habido en los últimos diez años, que ha ido ligado a la pérdida de espectadores en las salas. A la gente joven ya no le interesa el coleccionismo ni el cine como antes. Ahora se lleva más bajar los carteles de internet, aunque se te puedan borrar en cualquier momento. Pero eso no es nada, eso no es coleccionismo. Coleccionar es conservar carteles de 1913 en su formato y papel originales".

Ahora, su volumen de clientes, tal como señala Julio, se reduce a coleccionistas muy especializados: "Hay quien solo busca cosas de Bruce Lee, Ava Gardner o Donna Reed. También viene gente a comprar la miniatura del cartel de las películas que se baja por internet para tenerla de carátula".

"También es curioso que muchos vecinos de Valdespartera han venido a comprar el cartel de la película que da nombre a su calle para colgarlo en el salón. Todos menos los de 'El tambor de hojalata', que tiene un cartel muy feo', revela Mari entre risas.

Aunque la tienda se cierre, los miles y miles de programas, carteles, libros y otros objetos que pueblan hasta el último rincón de la tienda se quedarán como archivo. "Por si algún coleccionista busca algo", matiza Julio.

Crisis del cine

Mari y Julio no son ajenos a la profunda crisis que atraviesa la industria cinematográfica, especialmente aquellos títulos alejados del gran público, así como a la desaparición de cines y salas. Los últimos, los Renoir. "El cine sigue gustando, pero la entrada es muy cara y ahora mismo la gente no dispone de dinero para ver una película. Además, también está internet. Aunque no es lo mismo verlo en la televisión que en pantalla grande y con buen sonido", indica la vendedora.

Pasión por el fotograma

Para Julio, el cine es algo más que un entretenimiento. "Empecé a ir desde bien pequeño. Compraba las entradas con el dinero que sacaba recogiendo clavos y latas del suelo y vendiéndolos después. Llegaba a asistir a dos sesiones dobles seguidas, entraba a las 16.00 y salía a las 22.00", recuerda con nostalgia. Este zaragozano no se olvida de las salas de su infancia: "Los chavales íbamos a los cines El Frontón, Iris o Monumental, que eran los más baratos". Tampoco de la primera película que realmente le impactó, la versión de 'Drácula' protagonizada en 1958 por Christopher Lee.

Prácticamente al mismo tiempo comenzó a picarle el gusanillo del coleccionismo: "Nos apostábamos los programas jugando al 'taco' -una especie de petanca que se practicaba con los zapatos- o a los pitos". No imaginaba que entonces estaba naciendo una pasión que durará toda su vida.
15 Comentarios
  • #15 Sky 16/05/12 00:00

    Os deseo lo mejor, sigais o no vendiendo online sé que seguireis coleccionando. Tengo muy buenos recuerdos de cuando iba a comprar postales a la tienda.

  • #14 Edouard Sormus 07/05/12 00:00

    Y pregunto yo ¿ No podría hacerse con ese material la Filmoteca ? ¡ Salud !

  • #13 Miguel Veròn Lafuente 06/05/12 00:00

    Y no tendrá la culpa de esto,también,el tranvía?. 

  • #12 Jorge 06/05/12 00:00

    Somos la única Comunidad Autónoma sin filmoteca. La que tenemos es de la ciudad de Zaragoza, no es de Aragón. Y esto tiene pintas de continuar siendo así. Que me corrijan si me equivoco.

  • #11 GarciaM 06/05/12 00:00

    Por favor que los de la Consejeria de Cultura de la DGA - ( Biblioteca de Aragón) no dejen perder todo lo que tengan alli de actores, directores o tema aragonés para conservarlo...!!!

  • #10 David 05/05/12 00:00

    No julito, no hay que resignarse. Ya esta bien de aguantar con todo. Si hay crisis, nos resignamos y la pagamos los trabajadores, si hay problemas con internet, se cierran las tiendas y ya estan. Al final como comentan por ahi, solo quedaran esos horribles centros comerciales, y el todopoderoso internet que todo lo quiere. Algún dia se nos llevara hasta a nosotros por delante.

  • #9 julito 05/05/12 00:00

    buen artículo, una pena que se cierre, pero Internet en este sentido ha barrido todo. Si puedes conseguir algo gratis, para qué vas a pagar por ello... hay que buscar un nuevo modelo o resignarse.

  • #8 sandra 05/05/12 00:00

    Una pena pero internet igual que ha barrido les puede proporcionar una oportunidad, no tienes por qué cerrarte a un público doméstico, puedes captar a coleccionistas en todo el mundo. "Frikis" en el buen sentido, hay en todas partes, abrid una ventana al mundo y seguid abasteciendolo de esos objetos de colección.

  • #7 ?.. 05/05/12 00:00

    El horario de esta tienda no ayudaba en absoluto. De todas formas es una lastima que cierre.

  • #6 David 05/05/12 00:00

    Qué pena de ciudad, al final sólo quedarán los centros comerciales para borregos, gracias políticos por cargarte el pequeño comercio.

Ver más comentarios


Ahora en portada



Pie
Enlaces recomendados
© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.

Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099

Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438

Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Política de cookies


Grupo Heraldo
Comercialización de publicidad

Sitio comercializado por metha para publicidad regional

Sitio comercializado por cmvocento para publicidad nacional


Edición impresa

Versión en PDF

Portada de la edición impresa de Zaragoza