Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Editorial titulado 'La verdad, a juicio en España'

'The New York Times' valora el juicio a Garzón

"España es ahora una vibrante democracia, pero el juicio al juez Garzón es un eco perturbador del pensamiento totalitario de la era de Franco", dice el diario.

Efe. Washington Actualizada 05/02/2012 a las 16:36
18 Comentarios
Baltasar GarzónEFE

El diario 'The New York Times' defiende este domingo en un editorial al juez español Baltasar Garzón, procesado en el Tribunal Supremo por investigar los crímenes del franquismo, lo que considera "un eco perturbador del pensamiento totalitario de la era de Franco" y "una ofensa a la justicia y la historia".

"España es ahora una vibrante democracia, pero el juicio al juez Garzón, que se abrió la semana pasada, es un eco perturbador del pensamiento totalitario de la era de Franco", señala el rotativo.

Garzón, acusado de prevaricación por su supuesto desafío a la ley de amnistía promulgada en 1977, se enfrenta a 20 años de inhabilitación en el juicio, que continuará esta semana con la declaración de testigos y la prueba documental.

En el editorial titulado 'La verdad, a juicio en España', el prestigioso periódico neoyorquino opina que el Tribunal Supremo español "nunca debió haber aceptado este caso" y, "ahora, debe absolverlo".

El magistrado se defiende de la acusación "al indicar, correctamente, que bajo la ley internacional no puede haber una amnistía por los crímenes contra la humanidad y que las desapariciones no resueltas -con miles de fosas comunes sin abrir- constituyen un crimen persistente", precisa.

El rotativo recuerda que, durante la guerra civil española y después, "se cometieron terribles crímenes que ningún tribunal ha examinado o juzgado aún".

"Nadie sabe cuánta gente fue secuestrada, torturada y asesinada. Ahora, uno de los magistrados principales de España está siendo juzgado por atreverse a abrir una investigación sobre esas atrocidades", afirma.

Garzón se enfrenta, además, a otras dos investigaciones: una sobre los supuestos cobros recibidos en 2005 y 2006 durante su estancia en la Universidad de Nueva York y otra por ordenar la intervención de las comunicaciones entre varios de los imputados del caso "Gürtel" sobre corrupción, que implica a altos cargos del Partido Popular.

"No podemos juzgar los méritos de estos dos casos. Pero la persecución penal de magistrados por sus veredictos es algo raro en España y podría enfriar la independencia judicial", alerta el 'The New York Times'.


  • GARZONIANO07/02/12 00:00
    Si la Ley de Amnistia se rompe yo se de uno que se vuelve a poner la peluca y se va a Francia.
  • ana06/02/12 00:00
    Además mirémoslo por el lado bueno: Nos consideran una democracia vibrante. Simplemente hay que hacer un poco de justicia y dar un entierro digno y un recuerdo digno a quienes fueron víctimas de una dictadura perversa. ¿Es mucho pedir? Si no, no se pasará nunca página y no podremos mirar al futuro con dignidad. La ley de amnistía no sé para quién sería, pues un inocente no necesita una amnistía ni un perdón. Y los culpables y criminales que no fueron juzgados, tampoco.
  • Sergio06/02/12 00:00
    ¿New york qué? Esto es un panfletillo, comparado con Intereconomía y La Razón.
  • Diego Sartenes06/02/12 00:00
    Prevaricación.?? Yo lo que no puedo entender es que un juez no pueda investigar los crimenes cometidos en España durante el Franquismo. Entonces que investigan los jueces.?. Yo pensaba que investigaban crimenes, robos, violaciones..... Eso es prevaricación?? A Garzón se le juzga para que no pueda investigar lo que hizo la extrema derecha española durante el regimen de Franco. Quien lo ha denunciado, MANOS LIMPIAS. Quien son estos.? La extrema derecha española. Tienen algo que ocultar que están intentando que Garzcón no investigue los crimenes de la era Franco? Ellos sabrán.
  • javi06/02/12 00:00
    Hace falta ser burro para creer que están juzgando a Garzón por investigar los crímenes del Franquismo. Enteraros, lo están juzgando por investigar estos hechos SABIENDO que no son de su competencia. Esto se llama prevaricación, que es el mayor delito que puede cometer un juez como tal. Dejad actuar a la justicia que sabe lo que tiene que hacer.
  • No hay más cera que la que arde06/02/12 00:00
    Para los ultraderechistas supongo que es como decirles que "los reyes magos no existen", y entonces se cogen un rebote muy gordo. ¡Los trapos sucios se lavan en casa! ¿verdad? Pues no. Va a ser que no.
  • ALGOR05/02/12 00:00
    CORRECTO SRES. .DEL  The New York Times
  • Es igual05/02/12 00:00
    Estamos viendo que le inhabilitarán, le intentarán desprestigiar, decir que es un figurón, etc etc lo que quieran puesto que como es un juez que persigue el crimen y busca la justicia (que es lo que deberían hacer todos...), de todas maneras esto quedará escrito y figurará que en 2012 todavía no se podia hacer justicia en España por los crímenes contra la humanidad perpetrados por el franquismo (además del retraso económico y otras terribles consecuencias). El tiempo siempre pone las cosas en su sitio. Dios lo ve todo.
  • roque05/02/12 00:00
    Qué vergüenza, que un diario de los más importantes del mundo, de un país conservador, aunque demócrata al 100 %, le ponga la cara colorada a la justicia española. Habrá quien ponga el grito en el cielo, pero lo importante es que el "caso Garzón" se está extendiendo como una mancha de aceite. Para deleite de los progresista y para vergüenza de los defensores del pasado, entre ellos una parte importante de la justicia.
  • BEnito05/02/12 00:00
    Clussoe, con todo el respeto, estaría bien que aprendieras a expresarte mejor.
Ver más comentarios





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual