Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Emprendedores

Un creador de contratos jurídicos online, el billete a Silicon Valley

La joven abogada Iris Sancho ha sido la ganadora del concurso de talento tecnológico Yuzz en Zaragoza y ha viajado junto a otros 33 participantes de toda España a la cuna de los emprendedores.

A. Abril. Zaragoza Actualizada 06/08/2013 a las 18:32
6 Comentarios
Iris Sancho en la sede de Intel

La necesidad de simplificar el proceso de crear contratos jurídicos a los ciudadanos llevó a Iris Sancho a plantearse crear una página web donde, de manera personalizada, se pudieran obtener estos documentos con la seguridad de un texto correcto y actualizado.

Una idea emprendedora y ganas de ponerla en práctica le llevaron a ser seleccionada por el programa Yuzz para desarrollar esta iniciativa durante 8 meses en el centro de alto rendimiento y acelerador de talento de Zaragoza Activa.

Ahora el proyecto es una realidad, Formal Docs, que comenzará a funcionar en septiembre, y que ha llevado a esta abogada zaragozana a ser la ganadora autonómica de Yuzz y a viajar a la cuna de los emprendedores tecnológicos en Silicon Valley, junto a otros 33 vencedores del resto de sedes del país. "Creo que el jurado me eligió porque era una de las ideas más desarrolladas y porque cubre una necesidad real y eso es fundamental, es algo original que no existe en España", explica esta joven de 25 años.

La iniciativa de Formal Docs, explica Sancho, se le ocurrió cuando trabajaba en un despacho de abogados y se dio cuenta de que la mayoría de contratos se hacía de forma mecánica. Para el ciudadano es una molestia ya que debe contratar a un abogado o buscar por Internet con las consecuentes dudas que eso conlleva, desde septiembre solo hará falta introducir los datos en la página web y darle a imprimir al documento.

Semilla emprendedora

Yuzz es un programa de apoyo a emprendedores jóvenes de entre 18 y 30 años y base tecnológica, que se desarrolla en 33 ciudades españolas impulsado por la Fundación Banesto. En la capital aragonesa se realiza desde hace tres años con la colaboración de Zaragoza Activa, sede física del proyecto.

Según el número de solicitudes cada sede selecciona una serie de proyectos, mediante una entrevista personal, que serán los que trabajen durante 8 meses en el desarrollo de sus ideas. Teresa Martín, coordinadora de Yuzz Zaragoza, explica que durante el programa "reciben formación y asesoramiento, se empapan de la cultura emprendedora y forman una red nacional para compartir y colaborar". Además "tienen un espacio para trabajar con recursos y facilidades, una empresa les ofrece alojamiento web gratuito, otras descuentos, etc.".

 "Muchos se quedan en el camino -asegura Martín-, este año solo ocho proyectos han llegado hasta el final", entre ellos: una aplicación móvil para hacer planes nocturnos, otra de asesoramiento para adolescentes, otra de realidad aumentada, una web para diseñar ropa a medida, una agenda cultural, etc. Y, por supuesto, el automatizador de contratos jurídicos, ganador local.

La propia Teresa participó el año pasado en Yuzz con el proyecto 'Hello book', que ya en abril se constituyó como empresa. Se trata de un nuevo concepto de diseño editorial para tabletas que crea libros y publicaciones interactivos en forma de app. "Ya está funcionando, poco a poco, pero estamos muy contentos", concluye su promotora.

Pensar a lo grande

Iris Sancho acaba de regresar del viaje de una semana por Silicon Valley (California, EE. UU.), donde se alojan la mayoría de las grandes corporaciones tecnológicas del mundo y miles de pequeñas empresas en formación (start-ups).

Vuelve llena de ilusión, ganas e inspiración. "Me ha hecho reflexionar mucho, allí te das cuenta de que no tienen miedo a hacer las cosas mal, se arriesgan mucho más porque piensan a lo grande y les va mejor". Iris valora positivamente la experiencia que ha cambiado su mentalidad, ampliando sus metas.

A pesar de las buenas sensaciones que transmite esta zona, la zaragozana también reconoce que "no te puedes ir allí sin nada porque empezar y mantenerse cuesta un dineral. Tienes que tener las cosas muy claras porque si no te arruinas". La mayoría, explica Sancho, crea sus empresas en otros lugares y una vez asentados acuden allí, "es como la cumbre de la carrera de cualquier emprendedor".

Durante siete días, junto a otros jóvenes de toda España, visitó las sedes de grandes empresas como Google o HP, además de pequeñas start-ups tecnológicas y la universidad de Stanford. También tuvieron ocasión de reunirse con emprendedores españoles que tienen sede allí.

Ahora queda esperar al anuncio de los tres mejores proyectos nacionales que recibirán una dotación económica de 60.000 euros repartida en tres premios de 30.000, 20.000 y 10.000 euros. Mientras tanto para Iris empieza el despegue de Formal Docs, un trabajo que afronta con optimismo. "El feedback que he recibido de la gente es muy bueno, creen que cubre una necesidad y eso es lo importante", concluye.


  • más verdades01/09/13 00:00
    Claro exactamente, hay contratos que son Sota Caballo y Rey y aún así muchos abogados se siguen aprovechando de una sociedad muy poco informada legalmente. Y los que deciden hacerlo por ellos mismos tienen que recurrir a algún modelucho desactualizado de Internet. ¿Por qué hay tanta gente en los Juzgados? Porque a veces los costes de los abogados son inasumibles y la información en Internet es poco fiable y de baja calidad. Faltan soluciones intermedias. Y golpe bajo "abogada procesalista", la falta de experiencia no impide saber identificar necesidades en el mercado y actuar al respecto. 
  • Abogada procesalista26/08/13 00:00
    #4 Eso de automatizar los contrato está por ver... ya veremos cómo resulta la idea porque para empezar la persona que la ha "ideado" (lo pongo entre comillas porque hay bastantes páginas de este estilo que "automatizan contratos" u ofrecen modelos) para empezar mucha experiencia no tiene, más que nada por su edad. Pero es que además, quitando 2 o 3 tipos de contratos que son sota, caballo y rey, el resto no se pueden automatizar porque pueden existir mil detalles que cambien las cláusulas. Pero adelante!! de los fallos de este tipo de sistemas y páginas con modelos de contratos vivimos los abogados procesalistas en los juzgados...
  • Búfalo07/08/13 00:00
    Claro ejemplo de trabajo duro. Estoy seguro de que materializar esta idea no ha sido fácil. Mucho ánimo y suerte! Seguro que tienes éxito!
  • Búfalo07/08/13 00:00
    Claro ejemplo de que con trabajo duro las cosas salen adelante. Estoy seguro de que materializar la idea no ha sido sencillo. Mucha suerte y éxito!
  • Cuidadano07/08/13 00:00
    Muy lista, la gente se hará los contratos gratis y los demás de que comemos?
  • Verdades como puños07/08/13 00:00
    #3 de vuestro trabajo duro. Si resulta que la mayoría de los contratos se pueden automatizar, ¡¡la de tiempo que nos lleváis engañando!! A ver si el problema es que sobran abogadetes que sólo saben hace contratos mecanicamente. Por cierto ¿dónde pone que sea gratis? Igual hay que pagar una pequeña cantidad (por PayPal o tarjeta, uhhhh, nuevas tecnologías en el mundo de la abogacía) para hacerse el contrato, o igual otros abogados utilizan esta plataforma pagando una cantidad mensual como suscripción... Hay miles de soluciones para la comercialización de este tipo de proyectos, y seguro que esta chica ha pensado en ellos. En fin, que al parecer os ha llegado el San Martín a muchos abogaditos, ya era hora, triste país de letras... Mira, esto es como cuando se popularizó la luz electríca, que los únicos que se quejaban eran los fabricantes de velas, y tuvieron que innovar o cerrar... ya sabéis lo que os toca.


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo