Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Zaragoza

Quejas en Ruiseñores por la poda de una acacia centenaria

Critican que en los últimos meses se han talado en la zona otros dos ejemplares, y el Ayuntamiento mantiene que son actuaciones de seguridad.

Árbol centenario ubicado en la esquina del paseo de Ruiseñores con la calle de Cajador de Frauca, en Zaragoza.Marcos Martínez

Los vecinos del distrito Universidad de Zaragoza se niegan a perder más vegetación en sus calles. El Ayuntamiento podó este miércoles un árbol centenario –una acacia- ubicado en la esquina del paseo de Ruiseñores con la calle Cejador de Frauca, "debido a su mal estado y no descarta su tala en caso de que empeore y suponga un riesgo para los ciudadanos". 

El mismo árbol del paseo de Ruiseñores en julio de 2016.El mismo árbol del paseo de Ruiseñores en julio de 2016. Heraldo.es

"En Frauca talaron uno el otro día y otro el verano pasado; al final nos vamos a quedar sin sombra durante los días de sol", critica Aurora Lapresta, al tiempo que muestra lástima por perder un árbol que tiene tanto tiempo.   

Su compañera, Silvia Yubero, va en la misma línea e insta a plantar nuevos ejemplares en el área. "Veo normal que los poden o los quiten si están enfermos y no queda otro remedio, pero es necesario que planten nuevos por estética y porque son necesarios para la vida", dice.  

A escasos metros, Neus Ríos también se muestra molesta por la pérdida de árboles en la zona durante los últimos meses y señala la necesidad de revisar su estado cada cierto tiempo para evitar este tipo de situaciones. "Haría todo lo posible por encontrar un tratamiento eficaz para mejorar su salud y no llegar a estos extremos", anota.  

Desde el Ayuntamiento aseguran que la poda del árbol en cuestión -el situado en Ruiseñores- ha sido necesaria para evitar que el viento hiciese caer alguno de sus troncos o ramas y, de esta manera, pusiese en peligro la integridad física de los ciudadanos. 

También apostillan que la tala de la otra acacia situada en la calle Cajador de Frauca se realizó porque, tras hacerle una tomografía -una prueba radiográfica-, los técnicos observaron que su tronco estaba hueco.  

Es un argumento que convence a algunos de los vecinos, como Fernando Ariño. "El árbol está justo enfrente del colegio Pompiliano al que van mis hijos; prefiero que se pasen de medidas de seguridad a que se queden cortos", mantiene.  

Desde la fundación conservacionista Árboles Para Siempre muestran su apoyo a las decisiones del Consistorio en este sentido. Concha Castellor, especialista en arbolados singulares de la organización, explica que el Ayuntamiento de Zaragoza nunca tomaría este tipo de medidas si no fuesen fundamentales.  

"Si los técnicos observan que está carcomido o enfermo y que se puede venir abajo, es normal que por prudencia lo poden o lo talen, ya que supone un peligro y prima la vida humana", afirma, y advierte de que los árboles centenarios "también mueren, precisamente porque están vivos".  

Sí coincide con los vecinos en la necesidad de plantar nueva vegetación. "Los árboles son necesarios, ya que purifican el aire", anota. "En todas las zonas urbanas que pierden algunos de estos ejemplares se deberían poner otros bien pensados y adecuados al entorno", concluye.  





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo