Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zaragoza

Los problemas de convivencia por los perros afectan a varias zonas de la ciudad

El Ayuntamiento de Zaragoza recibe quejas recurrentes sobre varios parques.

Heraldo.es. Zaragoza Actualizada 26/01/2016 a las 14:53
Etiquetas
Perros sueltos por Zaragoza

El altercado sucedido este domingo en el campus universitario de la plaza San Francisco ha puesto en el punto de mira los problemas de convivencia con los perros en algunos parques de Zaragoza. 

La Universidad de Zaragoza tiene desde este verano una zona habilitada para la suelta de perros las 24 horas del día, sin embargo el altercado de este domingo se produjo fuera de la zona vallada y diseñada para tal fin.

Según cuentan los testigos presenciales y corrobora el vídeo difundido este lunes por Heraldo.es, varias personas estaban reunidas fuera del recinto con sus perros cuando un animal atacó a otro de menor tamaño que se aproximaba sin atar. 

Hasta 120 infracciones por semana
La Universidad de Zaragoza creyó solucionados los problemas de convivencia con los animales cuando inauguró este verano su zona vallada de esparcimiento para perros. Según explica Joaquín Royo, adjunto al rector para Infraestructuras, el campus de la plaza de San Francisco registraba constantes incidencias relacionadas con la suelta de perros desde el verano de 2014. "Con la nueva normativa -explica-, aumentó el número de personas que soltaban a su perro y con ello se incrementaron los problemas: hubo ataques, mordeduras a vecinos, caídas de personas mayores a causa de los empujones...". Un informe interno elaborado a principios del 2015 revela que los vigilantes de seguridad del campus llegaron a registrar hasta 120 infracciones por semana relacionadas con la suelta de perros.


Ante la magnitud del problema, la Universidad se puso en contacto con la Oficina Municipal de Protección Animal y sus técnicos recomendaron la instalación del cercado, ahora instalado entre las calles de Pedro Cerbuna y Menéndez Pelayo.


La medida no gustó a todo el mundo y los vecinos de la calle Menéndez Pelayo aseguran que las peleas entre perros y dueños son algo habitual en el recinto e incluso han elevado a la Junta de Distrito y a la Policía Local las quejas por el ruido de los ladridos a altas horas de la madrugada.

Problemas de convivencia
Los problemas de convivencia con los perros se extienden al resto de la ciudad y basta con echar un vistazo al buzón de quejas y sugerencias del Ayuntamiento de Zaragoza para corroborarlo. Este mismo sábado el consistorio recibió dos quejas en este sentido, una sobre el ruido durante la noche en el parque de la Sedetania y otra por la ingente cantidad de perros que corren sueltos por el parque Miraflores.

Apenas tres días antes otro vecino de la ciudad denunció por el mismo canal las supuestas infracciones de varios ciudadanos que soltaban a sus perros fuera del horario establecido en el parque Grande José Antonio Labordeta. Otro vecino, esta vez de la calle Cuarte, denunció hace apenas unos meses haber tenido "varios encontronazos" con dueños de perros en la ribera del Canal. "Los animales van sueltos a cualquier hora del día, se te echan encima al pasear o al correr, te ladran y si les dices algo a sus dueños te metes en un problema".

Desde el Ayuntamiento de Zaragoza confirman la frecuencia de las quejas sobre perros pero inciden en que resulta difícil llevar un registro porque no se agrupan por temáticas tan concretas. Tampoco las unidades de la Policía Local agrupan las incidencias relacionadas con perros en un único registro, según aseguró este lunes el Consistorio, de manera que "es imposible", dicen, saber cuantas incidencias se registraron en 2015 por este tema.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual