Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Cuarte de Huerva

Un bólido imbatible y juegos alternativos invitan a los niños a gozar de los festejos

Los cuartanos disfrutaron ayer con las actividades infantiles, como la fiesta de la espuma y el concurso de disfraces.

G. Romeo. Cuarte Actualizada 24/07/2016 a las 13:28
Fiestas en Cuarte de Huerva

Que el municipio cuartano ostenta el positivo honor de ser la población más joven de Aragón es algo indudable, a tenor de la apretada agenda infantil que este sábado entretuvo a pequeños y mayores por las fiestas de Santa Ana. Una fiesta de la espuma, las ferias y juegos tradicionales o una carrera de bólidos compusieron una mañana en la que los niños ostentaron el protagonismo absoluto.

La mañana festiva comenzó con la comparsa de cabezudos. Junto a las alegres tonadas de la charanga, el Popeye, el Payaso y el resto de figuras encorrieron a los jóvenes desde la plaza de la Iglesia hasta el parque municipal, detrás del Ayuntamiento.

Allí aguardaban las ferias, vendedores y juegos con los que el espacio verde se convirtió en el epicentro festivo de las celebraciones de Santa Ana. Muchos chavales, ávidos de emociones, optaron por los autos de choque, que sin duda fueron la atracción más concurrida. Los golpes –y las consecuentes risas y algún que otro quejido– se oían incluso en la distancia cada vez que dos de los carricoches impactaban. Las camas elásticas o el tren también tuvieron su fiel público.

Los más pequeños, no obstante, se vieron irremediablemente atraídos por los juegos de madera que, extendidos por todo el parque, invitaban a adentrarse en un ocio menos tecnológico, diferente a lo que suele ser la tónica hoy en día. El tres en raya, guiar una pelota por un laberinto con soplidos, puzzles, catapultas artesanales y otros juegos de habilidad, equilibrio y rapidez mental entretuvieron a las decenas de niños que se acercaron al parque.

Una propuesta poco convencional que, sin embargo, convenció a todos los padres. "Es estupendo porque no es todo tecnología", remarcó Natalia Berar mientras su hijo David jugaba al ‘pase tape. Otra madre, Leticia Casado, celebró estas "novedades". Ambas coincidieron en remarcar que todo lo que esté más allá de "tablets y videoconsolas" es de agradecer. "Es algo diferente, está muy bien con críos pequeños", afirmó Eduardo Condón, que se acercó al parque con sus dos hijos.

Y todo ello, atracciones y juegos, tuvieron como banda sonora permanente las pompetas y petardos. El pam, pam, pam constante provocó que más de uno se llevara un buen susto, mientras los comerciantes hacían su agosto con la venta de estos artilugios de pólvora.

Luego, a las 12.00, estaba convocada la segunda edición del campeonato de autos locos. No se sabe si la resaca festiva pasó factura, o es que el aterrador bólido Hot Wheels –negro, con una calavera plateada y enormes tubos de escape– disuadió a los posibles competidores, pero lo cierto es que el coche artesanal de la peña Mivía fue el único que se presentó en la línea de salida. Así, pocas veces en la historia se ha visto tanta expectación por una carrera de un solo automóvil. Los cientos de cuartanos, mayores y niños, presentes en el parque, jalearon a Federico Arévalo, FranciscoArenas y Raúl Chanor, los tres pilotos que con sus crestas de colores condujeron parque abajo el carro.

Tras cruzar en primer lugar la meta, el jurado no tuvo mucho que deliberar: ganadores sin discusión del premio de 600 euros. Los intrépidos conductores confesaron que usarían el dinero para pagar una comida entre todos los que habían colaborado en la construcción del bólido.

La siguiente cita ineludible en la mañana festiva se centró en un duro combate contra el calor. La fiesta de la espuma levantó los ánimos y enfrió el ambiente para las decenas de chavales que, ataviados con su bañador, se revolcaron entre el jabón. Al ritmo de Shakira y otros éxitos estivales, el artilugio disparó agua incluso a algún pobre padre que se acercó a rescatar a su hijo y en su lugar acabó enjabonado.

Por la tarde, los vecinos tiraron de originalidad en el concurso de disfraces.Disney –Frozen sigue teniendo mucho tirón–, un pequeño Batman e incluso el Brexit tuvieron reflejo en los trajes de los participantes. El concurso de talentos y la discomóvil nocturna redondearon la jornada de celebraciones en Cuarte.

Último sprint festivo


Pasado el ecuador de las fiestas en honor de Santa Ana, a los cuartanos todavía les quedan muchas oportunidades de divertirse. Este domingo, sin ir más lejos, están programados actos muy diferentes. A las 11.00, los peques podrán disfrutar jugando a toros en el parque municipal, y ya por la tarde la plaza de toros albergará ‘Humor en el ruedo’, una serie de pruebas para divertirse en familia. Además, la orquesta Montreal dará dos sesiones musicales, una a las 20.00 y otra a las 0.00, ambas en el auditorio municipal.

El lunes los niños serán de nuevo el centro de atención con animación en el parque de 11.00 a 14.00 y de 17.00 a 18.00. Entremedias habrá cuentacuentos en la biblioteca, y a las 18.00 Teatro Arbolé ofrecerá la obra de marionetas ‘Los tres cerditos’. La discomóvil a las 20.00 y a las 0.00 cerrarán el penúltimo día de fiestas.

Con mucha pena y con la vista puesta ya en los festejos del 2017, los cuartanos dirán adiós a la Santa el martes con una misa en su honor a las 12.00, seguida de la tradicional procesión. La cena de hermandad en la plaza de toros servirá para llenar estómagos y abrir boca para el último acto de este año: el espectáculo de variedades y la traca de fin de fiestas.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual