Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Huesca

Rapaces de todo el mundo en el cielo oscense

La feria medieval incluye un espacio reservado para la cetrería.

Rosa Calvo. Huesca 18/09/2016 a las 06:00
Etiquetas
Feria medieval de Huesca

Con sus enormes ojos naranjas fijos en un punto, un enorme búho real se convierte en el mejor guardián de la feria medieval que este fin de semana se está celebrando en Huesca. Tanto él como las otras 14 variedades de aves rapaces procedentes de todo el mundo que este fin de semana descansan en uno de los puestos de la cita, ambientado a modo de jaima del desierto. La empresa valenciana 'Ojos de montaña' es la encargada de este rincón dedicado a la cetrería, ya que se dedican a la crían de especies de rapaces de todas las procedencias, que acogen desde que son poyuelos. De esta manera se acostumbran a tratar con humanos y a convivir entre ellos, lo que les permite permanecer relajados en la estancia, algo impensable si se hubieran criado en libertad. “Lo normal sería que los ejemplares de mayor tamaño se alimentaran de los más pequeños, por eso tenemos siempre mucho cuidado a la hora de aislar según qué rapaces”, explicaba uno de los encargados del espacio.

De hecho, una de las dos lechuzas de la muestra dormía plácidamente este sábado al mediodía, como revelaba el hecho de que escondiera una de sus patas. “Se trata de lechuzas comunes, pero en este caso la particularidad es que es negra, que es algo excepcional, comparable al albinismo en los humanos”. Compartían espacio el peculiar ejemplar, de plumaje oscuro, con otra blanca, que sería el tipo común que puede encontrarse habitualmente.

Estos eran algunos de los ejemplares de menor tamaño, ya que entre las aves expuestas se incluía un gran carabo lapón, característico de los bosques de Rusia, Alaska o Canadá, llamado “ave de cristal” por su espectacular pelaje. “Además es una de las especies con mejor sistema auditivo”, puntualizaban desde 'Ojos de la montaña'.

Desde parajes más cálidos llegaba un autillo cariblanco de ojos casi rojos, habitual de países africanos. El ejemplar demostró una de sus principales cualidades al acercarse entre los visitantes de la feria un perro de pequeño tamaño. “Despliega su pelaje y se hincha si detecta otro animal de envergadura similar, mientras que si es mucho mayor, lo que hace es encogerse hasta parecer enclenque y resultar así una presa poco apetecible”.

Un enorme águila esteparia era otro de los principales reclamos y causaba gritos de asombro cada vez que abría sus enormes alas bajo el toldo del puesto. Varios halcones o un búho corniblanco que protagonizó también el acto de inauguración de la feria, celebrado este sábado al mediodía, completaban el particular escaparate de aves, donde se congregaban multitud de visitantes de todas las edades, que fotografiaban con sus teléfonos a los animales y preguntaban a los criadores algunas curiosidades y particularidades de su cuidado.

“¿Se pueden tocar?” era la frase más repetida por los más pequeños, que pudieron interactuar con los animales en las diferentes exhibiciones que se celebraron a lo largo del día, en la que se llevaron a cabo exhibiciones de vuelo y completaron diferentes pruebas con la participación del público.

Este rincón reservado para la cetrería se ha instalado en la plaza de San Pedro, que se une al espacio del mercado en esta edición. También allí hay se han colocado un tiovivo y una noria de madera para los más pequeños, además de otras actividades, como el tiro con arco y talleres de caligrafía medieval. También habrá espacio para los cuentacuentos y las recreaciones y los bailes.

Los puestos artesanales se mantienen instalados en la plaza de López Allué, decorada con aires del medievo para la ocasión. En total, 70 casetas en las que conviven todo tipo de productos artesanales. Desde los tradicionales puestos de alimentación, con variedad de dulces y salados, desde los más cercanos, como la miel de Hoz de Jaca o los quesos de Capricho de Guara a otros llegados desde mas lejos. Entre estos, uno dedicado a la venta de anchoas de Santoña, en Cantabria. Además de una zona habilitada con mesas para comer todo tipo de platos, desde cochinillo hasta paella.

También llegaba de lejos, en concreto de Elche, la empresa Perlitas Creaciones, especializada en la elaboración artesanal de perfumes, ambientadores y también de incienso. “Es la primera vez que venimos a esta feria, y todavía es pronto para valorarla, pues estamos esperando un poco a que arranque esta tarde”, valoraban sus propietarias este sábado por la mañana. Bisutería, cremas y pomadas, las plantas de Brotalia o complementos elaborados a mano completaban la cita, que esta edición tenía por título 'Soy como tú aunque tú no lo sepas', ya que está organizada por Asampe (Asociación Oscense Pro Salud Mental) con motivo de la celebración el 10 de octubre del Día de la Salud Mental el 10 de octubre. Aunque desde hace tres años se le ha dotado de más ambientación para incluirla dentro del programa del festival Huesca, Leyenda Viva, que se ha celebrado esta semana y que finalizará este domingo a las 19,00 con la actuación de Los Titiriteros de Binéfar en el paseo de la Muralla.
Más información







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual