Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Huesca

Chuletón y croquetas a pie de acera

​Una carnicería de Huesca venderá sus productos en máquina expendedora en horario de 6.00 a 0.00.

Rosa Calvo. Huesca 22/07/2016 a las 06:00
Etiquetas
Antonio Lacasa, propietario del establecimiento, posa delante de la máquina expendedoraRosa Calvo

Una vistosa rotulación, con la carne como protagonista, sirve como reclamo de la máquina expendedora que la carnicería Lacasa de Huesca estrenará la próxima semana, a partir del jueves. De manera inmediata, como en los sistemas de 'vending' habituales de refrescos o aperitivos, se ofrecerán hasta 40 productos diferentes, desde croquetas a hamburguesas o piezas de carne, como ternasco o chuletón, en horario de 6.00 a 0.00. “Será el mismo producto y al mismo precio que el que se puede encontrar habitualmente en nuestro mostrador”, insiste Antonio Lacasa, propietario del establecimiento junto a su hermano Javier.

Así, quieren ampliar el horario de ventas, respondiendo a la petición de algunos de sus clientes. “Nos pedían aumentar la apertura, para poder adaptarlo a sus jornadas laborales o para situaciones especiales. Eso nos hizo plantearnos diferentes posibilidades y finalmente, tras madurar la idea desde hace más de un año, hemos planteado esta solución", añade Lacasa, a la vez que enumera algunas de esas situaciones en las que puede resultar útil este servicio, como una cena inesperada, un domingo que no tienes nada en la nevera o un grupo de cazadores que prepara un almuerzo antes de salir al monte.

Además, también permitirá ahorrarse colas a aquellos que quieran solo una cosa puntual y prefieran no esperar su turno en el interior del establecimiento. “Sabemos que nuestros clientes habituales de mayor edad no harán uso de la máquina, porque a ellos les gusta hacer la compra a diario y atender y especificar la forma de preparar el producto. Ver el grosor de cada corte o elegir la pieza que más les guste”, concreta el carnicero, mentalizado para tener que guiar en los primeros días a sus compradores sobre el manejo del dispositivo.

"Lo prepararemos nosotros mismos en bandejas y lo iremos renovando a lo largo de la jornada, atendiendo a un mismo peso que permita establecer un precio unificado para cada producto", comenta el propietario. Encontrar la máquina que se ajustara a sus necesidades ha sido el principal freno para su idea, hasta que finalmente han hallado un modelo que se presentó este mismo mes de mayo de firma italiana, a través de una empresa procedente de Asturias.

"Nos encontrábamos con tres circunstancias en las habituales que no se adaptaban a nuestro producto. Queríamos una que no se rellenara frontalmente, ya que no nos parece higiénico mover la carne desde la acera. También buscábamos que la plataforma para recoger el producto estuviera a media altura, ya que se trataba de cosas pesadas y tener que agacharse era algo incómodo. Además de que aceptara billetes de hasta 20 euros y devolviera cambio no solo en monedas", añade.

Respecto a la idea de que el servicio este disponible las 24 horas, Antonio Lacasa descarta la idea. “No es un producto del que uno pueda tener necesidad de madrugada, por lo que a medianoche hay un sistema que baja una verja, y así nos evitamos posibles actos de vandalismo”, argumenta.

Este sistema se ajusta a la voluntad de este comercio oscense de innovar y adaptar las nuevas tecnologías también a su sector, con el fin de mejorar el servicio a sus clientes. Algo que ya mostraron meses atrás cuando colocaron en el interior del establecimiento una máquina de cobro automático, que hacía la venta más higiénica, sin que los carniceros manipularan el dinero.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual