Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Accidentes de montaña

Muere un militar al desprenderse una pared en Canfranc cuando practicaba escalada

Otros cinco soldados resultaron heridos y uno de ellos sufrió la rotura de la tibia y el peroné. El fallecido entró en el Ejército en 2013, en el Regimiento de Cazadores de Jaca y fue a Afganistán.

Laura Zamborain. Canfranc 03/08/2016 a las 06:00
Fallece un militar mientras practicaba escalada en Canfranc-Estación

El soldado Rubén Rangel Vizuete de 25 años y natural de Elda (Alicante), falleció ayer como consecuencia de un desprendimiento de rocas mientras realizaba unas prácticas de escalada en Canfranc Estación. Otros cinco compañeros, todos pertenecientes a la tercera compañía del batallón Pirineos del Regimiento de Cazadores de Montaña Galicia 64 de Jaca, resultaron heridos de diversa consideración. Cuando sucedió el fatal accidente, esta unidad se encontraba realizando la instrucción de adiestramiento diario, que en esta jornada, correspondía a prácticas de escalada. La pared donde se produjo el desprendimiento de rocas, es sobradamente conocida por los militares, que suelen acudir con bastante frecuencia a este lugar desde hace años. No obstante, la causa del desprendimiento se desconoce, ya que la roca cayó desde una zona muy próxima a donde se encontraba la cordada con los militares.

El accidente tuvo lugar sobre las 11.30 de ayer, cuando un grupo de militares estaba en la pared de piedra conocida como la antigua cantera de Canfranc, junto a la N-330, a la salida de esta localidad a Candanchú. En este lugar de escalada existe una vía ferrata para principiantes y "nunca" se había producido un desprendimiento. "Ha sido un mazazo", señaló el alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez. Los militares estaban realizando sus prácticas a la derecha de esta vía, que no quedó dañada por el desprendimiento y la roca cayó desde la parte alta, en medio de la vía y de donde estaban escalando.

El Ministerio de Defensa apuntó que, a falta de una investigación, "aparentemente se ha producido un desprendimiento de rocas alcanzando a los componentes que realizaban las prácticas". Estas prácticas "se realizan con bastante frecuencia ya que es un conocimiento que el personal de estas unidades deben saber ejecutar" y siempre "están supervisadas por personal cualificado". Según un testigo, el militar fallecido, que llevaba casco como sus compañeros, estaba en la parte de abajo de la pared, comenzando a ascender y allí le alcanzaron las rocas.

Una vez que se produjo el desprendimiento, tres militares quedaron colgados en la pared y tardaron una media hora en bajar. Tanto los heridos como el fallecido fueron atendidos primero por una pareja de médicos que pasó por el lugar del suceso, hasta que llegó la ambulancia del 061. Posteriormente, llegó otra del Ejército de Tierra, el helicóptero de la Guardia Civil, Protección Civil y Guardia Civil de montaña. Sin embargo, nada pudo hacerse para salvar la vida del soldado, por lo que se desplazaron hasta Canfranc la juez de Jaca y el forense, con la Policía Judicial, que investiga el accidente. Los cinco compañeros del Batallón Pirineos resultaron heridos, pero a lo largo de la jornada fueron dados de alta del Hospital de Jaca. Solo uno de ellos permanece ingresado con la rotura de tibia y peroné.

Hasta que el cuerpo sin vida de Rubén Rangel no se retiró a las 14.00 de la zona de escalada, algunos compañeros no se movieron de ahí. Las rocas que cayeron de la pared llegaron a invadir la calzada, pero fueron retiradas.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual