Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Barbastro

Muere un guardia civil en Barbastro arrollado por un coche que se quería saltar un control

El vehículo se dio a la fuga. La capilla ardiente se abre esta tarde en el Ayuntamiento y el funeral será el domingo a las 13.00.

José Luis Pano. Heraldo.es Actualizada 05/03/2016 a las 13:04
Concentración de condena este sábado en la plaza del Mercado de Barbastro.José Luis Pano

Un guardia civil de Tráfico del cuartel de Barbastro falleció este viernes por la tarde en acto de servicio al ser arrollado por un vehículo con cinco ocupantes que se saltó un control de carretera y luego se dio a la fuga. El suceso ocurrió a las 19.40 en la denominada rotonda de los Cuarteles, en el kilómetro 158 de la carretera N-240, en uno de los accesos a la ciudad.

Anoche, la Guardia Civil detuvo inicialmente a tres personas y más tarde a las otras dos. Fuentes de la investigación indicaron que la persona que se cree que iba al volante no tenía permiso de conducir. También se desconocía quién era el propietario del coche.

El agente fallecido es José Antonio Pérez Pérez, de 54 años y natural de Zamora, aunque residía desde hace 27 años en la capital del Somontano, a cuyo cuerpo de Tráfico fue destinado. Estaba casado, tenía una hija de 30 años y era muy conocido en la ciudad, por lo que su muerte causó una gran consternación.

El atropello fue brutal y premeditado, según los testigos. Los dos agentes apostados en la rotonda para realizar un control rutinario dieron el alto a un vehículo modelo Opel Astra de color blanco. En un primer momento, el coche se detuvo y el agente se dirigió a los ocupantes, cinco jóvenes de entre 20 y 30 años, para solicitarles la documentación. Al parecer, en ese momento, uno de los individuos que viajaba en el turismo agarró del brazo al guardia civil y el vehículo emprendió la fuga en dirección a Huesca.

Arrastrado decenas de metros


El agente fue arrastrado decenas de metros por el carril de acceso a la N-240 hasta que se desplomó en el suelo, muriendo en el acto a causa de las heridas que le produjo el contacto con el asfalto, aunque algunas fuentes señalaban que también se golpeó con el quitamiedos.


Tras certificar su muerte, el cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Zaragoza para realizarle la autopsia. El cadáver fue levantado por el juez de Barbastro pasadas las 22.00. Los posibles autores se enfrentan a delitos de atentado contra agente de la autoridad con resultado de muerte y contra la seguridad vial.


Tras darse a la fuga, el Opel Astra colisionó lateralmente contra un turismo Audi que circulaba por la N-240 en dirección contraria y en el que viajaba un matrimonio con sus tres hijos, que resultaron ilesos. Después tomaron uno de los accesos a la ciudad y abandonaron el vehículo para emprender la huida a pie.

La Guardia Civil montó un amplio dispositivo de búsqueda registrando el barrio de San Valentín, el más cercano al incidente, y la calle Cotiella. De esta se llevaron a un joven como sospechoso de ser uno de los ocupantes. A otro lo encontraron en el cruce de la avenida Pirineos con Corona de Aragón, mientras cruzaba andando por un paso de cebra. Y hay un tercer sospechoso. Se desconocía el paradero de los otros dos ocupantes.

Los tres individuos localizados fueron conducidos hasta el cuartel de la Guardia Civil para ser interrogados, mientras la Policía Judicial de la Guardia Civil seguía recabando pruebas para esclarecer los hechos y su autoría.

En el lugar del siniestro se personaron decenas de agentes de la Guardia Civil, todos los que estaban trabajando la pasada noche en el cuartel de Barbastro e incluso algunos que no se encontraban de servicio. También acudieron desde otros puntos de la provincia. La carretera N-240 estuvo cortada hasta la medianoche, desviando el tráfico.

El funeral, el domingo


La subdelegada del Gobierno, María Teresa Lacruz, acudió al lugar donde se registró el homicidio acompañada del teniente coronel jefe de la Comandancia de Huesca, Vicente Reig, y del alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela. Los dos primeros se desplazaron posteriormente al cuartel para mostrar sus condolencias a la viuda. Lacruz declinó hacer valoraciones. "Ha sido una tragedia. Estamos todos consternados", se limitó a decir.

Anoche se sucedían en las redes sociales las muestras de condolencia procedentes de los más diversos ámbitos por la muerte de José Antonio Pérez. Su capilla ardiente se instalará en el Ayuntamiento de Barbastro a partir de las 19.00 de este sábado. El funeral, que se espera multitudinario, tendrá lugar en la catedral de Barbastro el domingo a las 13.00.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo