Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

CUMPLIRÍA 90 AÑOS

Adiós al notario de Mauthausen

Fallece Mariano Constante, el oscense que estuvo preso en el campo de concentración nazi y que vivió para contarlo. Y lo contó.

RAMÓN J. CAMPO/C. R. M. Zaragoza Actualizada 03/02/2010 a las 08:26
14 Comentarios
Mariano, hace unos años, ante un retrato con el uniforme de prisioneroHERALDO

En 2010, le tocaba cumplir 90 años. O quizá fueran 65. Según lo que él quisiera celebrar. Porque Mariano había nacido en 1920, pero fue en 1945 cuando logró salir del campo de concentración de Mauthausen. Son muchas las cifras que se amontonan en tan larga trayectoria, pero quizá una nunca podría olvidarla: el 4.584, su número como prisionero allí.

 

El dicho de las siete vidas le iba como un guante. Aunque las suyas fueron ocho. Porque, además de los sufrimientos que tuvo que padecer por la sinrazón nazi, fue condenado a seis penas de muerte en su país, en la España franquista, donde no pudo regresar hasta 1963.

 

El oscense Mariano Constante hizo honor a su apellido durante toda su vida. Nacido en Capdesaso, combatió en la Guerra Civil en la 43 División del Ejército Republicano Español, que estuvo en el paso de Bielsa, y fue militante de las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU). Se exilió a Francia en febrero de 1939 y, tras estar enrolado en una Compañía de Trabajadores Extranjeros al servicio del Ejército francés, cayó prisionero de los alemanes cerca de la línea Maginot una vez que cayó París, en junio de 1940. Su llegada a Mauthausen fue el 7 de abril de 1941. Pero él decía no recodarlo bien. Prefería acordarse de la liberación. "Era muy duro saber que acababa nuestro holocausto, pero que muchos no estaban presentes", diría en una entrevista a HERALDO. Además de los horribles trabajos que soportó, tuvo que despedirse de muchos compañeros. A Mauthausen entraron 841 republicanos aragoneses, de los que murieron 474. Su subsistencia allí tuvo mucho que ver con la organización clandestina que logró organizar, sin contar la solidaridad entre los presos españoles y, aunque parezca mentira, el sentido del humor. "Era una de las cosas que nos impusimos", contó. Salió el 5 de mayo de 1945. Pero fue difícil olvidar. Es más, nunca lo pretendió. El histórico preso fue el más prolífico y notario de lo que ocurrió en aquellos siniestros barracones. Sus libros, como 'Triángulo Azul. Los republicanos españoles en Mauthausen', 'Los años rojos' o 'Yo fui ordenanza de los SS', se convirtieron en la memoria viva del terror nazi.

 

Constante fue condecorado con la Medalla a los Valores Humanos por el Gobierno aragonés en 2002 al reconocer su papel como "ejemplo vivo de la lucha del hombre contra la intolerancia y por conseguir un mundo en el que los seres humanos podamos convivir en paz". Su labor también mereció diversos reconocimientos nacionales e internacionales.

 

"A veces me dicen si es preciso que siga contando lo que pasó. Pues sí", declaró hace unos años. Y así hizo siempre. De hecho, iba a ser entrevistado por un equipo de Factoría Plural que está elaborando un documental sobre los aragoneses en Mauthausen. Pero una afección cardiaca que le tuvo hospitalizado varios meses consiguió el pasado 20 de enero en su casa de Montpellier lo que ni el franquismo ni el nazismo hicieron: apagar su voz. Sin embargo, su mensaje sigue vivo.

Más información


  • Aitor Fernádez-Pacheco (director de "Mauthausen, una mirada española")07/03/10 00:00
    Leo con profunda tristeza la noticia del fallecimiento de Mariano. Llegué a pensar que nunca fallecería, que uno como Mariano no podía morir, por constituir el vivo ejemplo de lucha, coraje y resistencia en el que deberían mirarse las generaciones presentes y futuras de nuestro país y más allá. Durante el rodaje del documental que hice sobre su trayecto en Mauthausen, Mariano estuvo siempre lúcido y disponible, recordando fechas, nombres y datos de la que fuera la magnífica resistencia de los españoles allí deportados. Y lo hacía con terrible dolor y valentía, por tener que revivir y narrar su experiencia en el corazón del horror nazi, pero consciente del legado imprescindible para las generaciones futuras que constituía su testimonio y de que su narración de la acción colectiva que impulsaron los comunistas españoles de Mauthausen rescataba del olvido el heroísmo de tantos compañeros olvidados por la Historia. Mariano ha fallecido, pero su ejemplo y el de sus compañeros nos acompañarán siempre, esperando que nos impulse a todos a ser más solidarios con los que padecen injusticia y opresión, a defender unos valores de coraje y rebeldía que parecen olvidarse y a hacernos, en suma, mejores personas, dignas de su legado.
  • rafa06/02/10 00:00
    descansa en Paz Mariano, tu memoria es nuestra memoria y siempre vivirás en nosotros. gracias por compartir tus vivencias y sufrimientos, eres, fuiste y serás todo un héroe.
  • chuan03/02/10 00:00
    Tu nombre no sé, ni lo quiero saber; al ser nadie, eres todos: "la Cuarenta y tres". Sin rostro ni voz; ni francés, ni español, sólo un hombre partido por la muga en dos. En vez de una flor -clavel rojo en tu honor- subiré al Puerto Viejo a dejar mi canción.
  • Mariano03/02/10 00:00
    Gracias por tu ejemplo, nunca te olvidaremos.
  • Ignacio03/02/10 00:00
    Gracias por su testimonio y por su valor.
  • Jesús03/02/10 00:00
    El primer libro que leí de él fué Los años rojos,después el resto y me sirvió para conocer mejor lo que fué un campo de concentración.Gracias por todo luchador.Descansa en paz
  • Antoninvs03/02/10 00:00
    Leí el primer libro de Mariano Constante hace muchos, muchos años. Sería allá por los comienzos de los años 70, todavía en tiempos del franquismo. Yo era un jovenzuelo recién escudillado y quedé absolutamente impresionado de aquel relato. No tenía ni idea por entonces de los sufrimientos de nuestros compatriotas en los campos nazis. En 2004 tuve la oportunidad de visitar el campo de Mauthausen, junto con mi esposa y una de mis hijas, y quedamos todos sobrecogidos. Todos los relatos de Mariano Constante me vinieron a la cabeza. Descansa en paz, Mariano. Un gran aragonés y un gran español, testigo de la tragedia de una generación comprometida. Tus compatriotas no te olvidaremos. Además nos quedan tus libros, que alumbrarán la memoria de las futuras generaciones.
  • ANTONIO03/02/10 00:00
    DESCANSA EN PAZ Y QUE DIOS TE ACOJA EN SU SENO.- ME PRODUCEN ESCALOFRIOS CADA VEZ QUE OIGO, LEO.... TODO LO RELACIONADO CON ESTE CAMPO DE EXTERMINO, PORQUE ESTE DOLOR Y SUFRIMIENTO ESTABA EN LA SANGRE DE PERSONAS QUE ES LA MISMA QUE LA MIA
  • Cide03/02/10 00:00
    Me pareció cuando lo conocí un resumen completísimo de lo que el siglo XX había sido. No se trata sólo de que lo haya vivido, sino de cómo lo ha contado. Era excepcional. D.E.P.
  • Almogabar03/02/10 00:00
    "¡Con la Cuarenta y tres, (madre, no llore usted), por el mundo en que creo con fe lucharé!. ¡No pienso vivir sus inviernos sin fin, ni arriar tricolores banderas de Abril!" Descansa en Paz, luchador.
Ver más comentarios


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo