Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Torrijo del Campo

Torrijo del Campo: Sí, 'She Loves You' brilla al órgano

Melchor Terrado y su revisión en terreno sacro de la famosa pieza ‘beatle’ dedican un guiño entrañable y colectivo a su pueblo, Torrijo del Campo, pródigo en talentos musicales.

Más imágenes de Torrijo del Campo en Aragón, pueblo a pueblo

Cae la tarde de un día invernal cualquiera en Torrijo del Campo. Melchor Terrado abre el portón de la iglesia parroquial de San Pedro, sube al coro y conecta el fuelle del órgano, partituras en mano. El instrumento musical se construyó en el siglo XVIII y requirió de 4.000 horas de trabajo total; hace un cuarto de siglo se restauró y no ha dejado de sonar desde entonces, siempre y cuando la iglesia estuviera hábil para la visita.

Melchor se sienta ante las 45 teclas. El entorno hace aventurar la escucha de una pieza sacra, pero lo que sale por los tubos del órgano son las inconfundibles notas de ‘She loves you’, el tema del álbum ‘Twist & Shout’ (1964) compuesto por una de las dupla más prolíficas del pop mundial, John Lennon y Paul McCartney. En la carpeta de Melchor hay muchas referencias; a la pieza ‘beatle’ le acompañan composiciones de Bach, Beethoven y Haendel, favoritos de este pianista y organista que tiene actualmente cuarenta y siete años. En el día a día, Melchor trabaja la tierra y se encarga de la granja porcina familiar. Esa doble vertiente suya no es rara en el pueblo: Torrijo atesora una considerable cantidad de músicos (profesionales y aficionados) pertenecientes a una quinta similar, década más década menos, que hace tres o cuatro décadas aprendieron solfeo y piano gracias al influjo de dos maestros; el sacerdote Cristóbal Latorre y el estudioso torrijano Juan José Moreno.

 

"Hay canciones que suenan bien en piano y aquí no, lo mismo pasa con los repertorios clásicos. Beethoven, que disfruto mucho al piano, cuesta lo suyo al órgano. Esta de los Beatles es simple, bonita funciona bien aquí", aclara Melchor. "Siempre me ha gustado la música. Cuando tenía diez años empezamos solfeo con mosén Cristóbal una docena de chavales de edad parecida; también estaba mi hermana ahí. Luego seguimos varios con el piano. Yo hice los cinco años de solfeo y ocho de piano; en esto último iba los sábados a Teruel a recibir clases. Por otro lado, como empecé a trabajar con mi padre en el campo y la granja a los quince y ese mundo siempre me gustó más, no seguí hacia la enseñanza como otros aquí. En el órgano lo aprendí yo solo, ahí no tenía formación. Se trata de buscar el registro con el que más cómodo estés; yo combino el flautado mayor con el lleno".

En aquél primer grupo de jóvenes músicos –luego vendrían más camadas de talento- estaba María Ángeles Meléndez, licenciada en magisterio y que da clases de música en Monreal del Campo; algo después se incorporarían Conchita Parrilla y Julián Samaniego, también docentes en la actualidad. "Julián –recuerda Melchor– llegó hasta el final en la formación de piano, y también hizo musicoterapia. Le di clases algunos años y se le veían maneras desde el principio, porque le encantaba la música: ahora vive y trabaja en Barcelona".

No es fácil

Melchor recalca la exigencia del órgano. "Hay que tocar con fuerza, es intenso. Con el piano todo resulta muy cómodo, hay más posibilidades de variar la melodía, yo salto de ‘El rey león’ a Queen o Mike Oldfield y la cosa sale fluida. Aun así, el órgano admite músicas muy diversas; aquí suelo tocar la ‘Salve de la Dolorosa’ en Viernes Santo, por ejemplo. Hace poco se hizo también aquí un homenaje a las rondallas de nuestro pueblo y de otros sitios cercanos; otra chica a la que le di clase y que ahora es profesora de piano en Valencia, Damaris Moreno, vino a tocar. Nos turnamos al órgano con tres canciones cada uno, y luego ella cantó la salve rociera y yo la acompañé al órgano. Estuvo muy bien".

El alcalde de Torrijo, Ricardo Plumed, está muy orgulloso del rasgo distintivo que confiere la música al municipio. "Mosén Cristóbal vino aquí en 1967 y estuvo veinticinco años con nosotros. El trabajo que hizo todo ese tiempo fue impresionante, se volcó. Si además tenemos en cuenta todo lo que había hecho y continuó consiguiendo después José María Moreno... fíjate que creó tres rondallas, se encargaba tanto de las músicas y el canto de las jotas como de coordinar los grupos de baile, ya había estado en la banda y luego se implicó en la coral".

La Asociación Cultural de Torrijo ha dinamizado siempre la vida del pueblo con un número muy variado de actividades a lo largo de todo el año, ya sea con implicación directa o a modo de auspicio. Teatro, colonias musicales veraniegas, la II Marcha Solidaria en beneficio de Atadi (agrupación turolense de asociaciones de personas con discapacidad intelectual), la semana cultural de San Jorge, talleres de gastronomía, jornada estival de observación de las estrellas, exposición y cursos de fotografía, jornadas ciclistas, rutas de senderismo adecuadas a todos los físicos y edades... toda una panoplia de armamento consagrado a batallar contra el aburrimiento y la monotonía. La revista ‘Azafrán’ ha sido siempre el portavoz de todas las actividades de la Asociación, y a principios de la presenta década se digitalizó toda la colección.

José María Julve y Jesús Benito, voces superlativas de jota

A muchos torrijanos se les emociona el alma si escuchan ‘Cuando vayas a Torrijo’, jota cantada a dúo por dos de los hijos más queridos del pueblo, Jesús Benito y José María Julve. Lo mismo ocurre, sin el componente afectivo del asunto geográfico, cuando sus gargantas atacan piezas como ‘Para cuándo son los rayos’, ‘Mi jota la llevo en la sangre’, ‘El testigo de Aragón’ o ‘No creas que soy de bronce’. Ambos han obtenido el Premio Extraordinario en el centenario Certamen Oficial de Jota Aragonesa;además, Jesús ha dado clases de canto en toda la provincia de Teruel, buena parte de Aragón y diversos enclaves de la Comunidad Valenciana. También apoyó el surgimiento de la Coral de Torrijo, que aglutina dos decenas de voces (mayoría femenina) y que actuó en dos ocasiones las pasadas fiestas, rindiendo homenaje a los que probablemente son los joteros más ilustres de la historia reciente del pueblo.

La fiesta del chopo cabecero llegará al pueblo en octubre

El acceso a Torrijo del Campo desde la Autovía Mudéjar está jalonado de impresionantes chopos cabeceros. Ricardo, el alcalde, y Melchor el músico recalcan que no conocen muchas entradas así en un pueblo. "Llevan ahí mucho tiempo; los mayores te dicen que los han visto toda la vida, así que imagínate. Y en verano, cuando están todas las hojas en su sitio, resultan impresionantes de ver". No obstante, su aspecto actual inquieta un poco; hay que ‘escamondarlos’ cada cierto tiempo, tanto en las ramas como en la voluminosa base que los caracteriza; el peso que soportan y las inclemencias meteorológicas que sufren estos árboles –utilizados en a zona desde siempre para las vigas de la construcción, a falta de pino u haya– favorecen que la raíz se pudra. El próximo octubre, la décima fiesta del chopo cabecero en la zona (el año pasado fue en Allepuz y Jorcas) tendrá en Torrijo del Campo a su sede de este año.

 

LOS IMPRESCINDIBLES

Iglesia de San Pedro

Este templo barroco construido a principios del siglo XVIII tiene la torre más alta de la comarca, que ofrece una visión impresionante. De hecho,era dos cuadrantes más alta y tenía barandilla con mirador, pero se rebajó por seguridad.

Fray León Villuendas Polo

Nacido en Torrijo en 1885, fue presidente del Ateneo Pontificio. En Palestina presidió el Santo Sepulcro y fue procurador general de Tierra Santa en 1937. Consejero general franciscano en Roma (1939), fue obispo de Teruel.

El ministro Cabello

Nacido en 1802 en Torrijo, donde tiene calle, fue corregidor, juez, jefe superior político en Teruel y Castellón, diputado en Cortes, Magistrado de la Audiencia en Madrid, ministro de Gobernación y Senador del Reino. Murió en 1851.

 

 

-Ir al especial 'Aragón, pueblo a pueblo' 

 

Más información




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo