Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Rescates de montaña

Fallece un hombre de 58 años en el tercer accidente mortal consecutivo de montañeros que iban solos

El suceso tuvo lugar en los picos de los Infiernos el sábado pero hasta ayer no se localizó el cuerpo. La víctima es un profesor de la Universidad Politécnica de Cataluña experto en astrofísica.


Un montañero que hacía una travesía en solitario por los picos de los Infiernos (Sallent de Gállego) encontró la muerte el pasado fin de semana al despeñarse 60 metros. Se le dio por desaparecido el sábado, aunque su cuerpo no fue localizado hasta ayer. Con este ya son tres los accidentes mortales consecutivos de personas que habían salido solas a la montaña. En los anteriores perdieron la vida dos jóvenes de 20 y 26 años.

La última víctima es Enrique García-Berro Montilla, vecino de Barcelona de 58 años, un catedrático de Física de la Universidad Politécnica de Cataluña y destacado investigador en el campo de la astrofísica. Su cuerpo fue encontrado ayer por la Guardia Civil en torno a las 12.00. Según informó la Comandancia, salió solo el sábado desde el balneario de Panticosa para hacer la ruta. Al no regresar a su domicilio, un familiar dio aviso a la central del 062 de la Guardia Civil.

Los Infiernos están formados por tres picos de entre 3.073 y 3.082 metros. El cuerpo apareció en la zona de la Marmolera, una imponente cresta que da acceso al último, con algunos pasos expuestos. Según los especialistas del equipo de rescate de Panticosa que recuperaron el cuerpo, el sitio donde lo encontraron es "muy escarpado" y está "descompuesto, con grandes bloques de piedra desprendida".

De hecho, en el vídeo difundido por la Guardia Civil se puede ver la caída de rocas mientras el helicóptero de la unidad aérea de Huesca realiza maniobras para evacuar el cadáver. A falta de conocer los resultados de la autopsia, se cree que pudo tropezar o le falló el apoyo en una piedra.

El mismo sábado se inició un operativo de búsqueda para comprobar si se había equivocado de camino o podía estar en algún refugio. Precisamente en un albergue encontraron a otro montañero que lo vio llegando a la cima y charló con él brevemente. No le dijo por qué camino iba a descender, pero observó que el hombre abandonaba la senda hacia la izquierda en la Marmolera.

Especialistas de Jaca y Panticosa batieron el área más probable del descenso durante todo el domingo, con apoyo del helicóptero desde el aire, pero sin resultado. Ayer se reanudó el rastreo, localizando finalmente el cuerpo. Por los indicios encontrados en el lugar, cayó unos 60 metros. El cuerpo fue trasladado hasta el helipuerto de Panticosa y de allí al depósito de cadáveres de Jaca.

Los otros casos

El viernes, un día antes de que falleciera Enrique García-Berro Montilla, se encontró el cuerpo de José Luis Ardanuy, un vecino de Tolva de 26 años. También había salido solo, a correr al congosto de Montrebei (Viacamp y Litera), y se precipitó por una pared de más de 400 metros. Como en el caso de la última víctima, su familia denunció la desaparición al no regresar por la noche y se le encontró al día siguiente.

Y en agosto falleció Mikel Crespo, un chico vasco de 20 años, al que se dio por desaparecido en el pico Balaitus (Sallent de Gállego), donde hacía una ascensión en solitario. Su cuerpo se encontró varios días después. Cayó 150 metros, posiblemente al resbalar en las piedras.

Pero no son los únicos casos de montañeros solitarios que han acabado trágicamente este año. En abril, en solo dos días, murieron un hombre de 69 años vecino de Portugalete (Vizcaya) al despeñarse 200 metros por una ladera de nieve y piedras mientras realizaba una ascensión al pico Arnales (Panticosa); y un vecino de Tarrasa (Barcelona), de 35 años, que fue encontrado en el fondo de un barranco en las pasarelas del Vero (Alquézar).

En total, de las 14 personas fallecidas en montaña en lo que va de año, cinco salieron sin compañía a realizar la actividad. Pese a que tanto la Guardia Civil como los expertos desaconsejan hacerlo, se calcula que, en rutas de alto nivel, entre un 10% y un 15% de los montañeros se arriesgan a ir solos.

La Guardia Civil también tuvo que rescatar ayer a un excursionista, barcelonés de 61 años, que sufrió una caída en la zona del ibón Chico de Llosas (Benasque), golpeándose la cabeza y produciéndose un corte que sangraba abundantemente. El médico del 061 le realizó una primera cura y fue evacuado en helicóptero hasta la localidad de Benasque.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo